ADECCO ORO: SANT JOSEP GIRONA, PRIMER OBSTACULO EN EL SUEÑO DE MELILLA

por santiloro publicado en FEB/LEB

Comienzan los playoff más esperados en la historia del Melilla Baloncesto con un doble duelo en el pabellón Javier Imbroda ante el Sant Josep Girona, y con las cámaras del ?Partido de la Jornada Adecco Oro? como testigos. El próximo viernes por la noche y el domingo por la tarde, los de Gonzalo García de Vitoria tratarán de hacer bueno el factor cancha.

Comienzan los playoff más esperados en la historia del Melilla Baloncesto con un doble duelo en el pabellón Javier Imbroda ante el Sant Josep Girona, y con las cámaras del ?Partido de la Jornada Adecco Oro? como testigos. El próximo viernes por la noche y el domingo por la tarde, los de Gonzalo García de Vitoria tratarán de hacer bueno el factor cancha.

Comienzan los playoff más esperados en la historia del Melilla Baloncesto con un doble duelo en el pabellón Javier Imbroda ante el Sant Josep Girona, y con las cámaras del ?Partido de la Jornada Adecco Oro? como testigos. El próximo viernes por la noche y el domingo por la tarde, los de Gonzalo García de Vitoria tratarán de hacer bueno el factor cancha.
Es el decano de la Adecco Oro, y nunca se había visto en una igual. El Melilla Baloncesto llega a la fase decisiva en su temporada más ilusionante. Comienza su serie de Playoff con el factor cancha asegurado para todas las rondas, un derecho que se ganó tanto por su segunda posición en la temporada regular como por el brillante título de campeón de Copa Príncipe que logró al terminar la primera vuelta de la competición. El equipo de Gonzalo García de Vitoria aspira a rubricar su gran temporada con un ascenso que, en cualquier caso, estará caro, y que tendrán que empezar a trabajarse desde los cuartos de final con una eliminatoria ante el Sant Josep Girona en la que, en principio, parten como favoritos, pero que habrá que superar en la cancha.
Habrá que comprobar hasta qué punto el conjunto melillense puede sentirse cómodo con su condición de equipo a batir, un favoritismo que será especialmente acusado ante los gerundenses. El Sant Josep Girona ha sido un equipo del que se ha estado hablando durante todo el curso como la noticia feliz de la Adecco Oro: un club que se estrenaba en la categoría, que protagonizó un fantástico inicio de temporada, y que supo encontrar la fortaleza necesaria para colarse por la rendija de la novena plaza justo en la última jornada, superando al UB La Palma y Bàsquet Mallorca en esa última pelea. Llegan los de Borja Comenge con la sensación de encontrarse con esta post-temporada como premio a un trabajo bien hecho, y con poco o nada que perder, lo que les podría hacer doblemente peligrosos. Y lo hacen, pese a su inexperiencia colectiva en la Adecco Oro, liderados por un tipo que personifica todo lo contrario: si hay alguien que lleva demostrando durante dos décadas su saber hacer en este escenario, ese es Darryl Middleton. Con todo, el norteamericano es muchas cosas en este equipo, pero en ningún caso el llanero solitario: con hombres a su lado como los eficientes Troy DeVries, Pep Ortega o Miquel Feliu, el alegre base Albert Sabat, o el espectacular, y a veces acelerado, Dreke Bouldin, el equipo de Comenge tiene argumentos para competir y dar algún susto al Melilla.
Nos encontramos, además, con dos concepciones diferentes del baloncesto. El Melilla Baloncesto apostará por el orden y la tranquilidad en la cancha, tratando de contrarrestar el alto ritmo con el que se siente más cómodo el Sant Josep. No por nada han sido la mejor defensa de la competición durante la temporada regular, y con un base cerebral como Jorge Jiménez buscarán tener los partidos lo más controlados posibles, anulando así la velocidad que es capaz de darle al juego Sabat. Entre los adjetivos con los que se puede calificar al equipo de Melilla aparecen ?compacto? o ?serio?. ?Es un equipo que no hace tonterías? afirmaba recientemente un entrenador de otro equipo de la competición, y por ahí tratarán de imponer su estilo ante los gerundenses. Con un grupo muy completo, y un banquillo capaz de dar relevos sin que el equipo se resienta, los melillenses cuentan con una plantilla preparada para el reto que ahora afrontan. A destacar la presencia en la rotación de un hombre como Taylor Coppenrath, habitual suplente en el equipo y, sin embargo, su máximo anotador: de hecho, podría colgarse el título oficioso de ?mejor sexto hombre? de la competición.
Por supuesto, el factor cancha también puede jugar un papel fundamental, solo un partido de 17 han cedido los de Gonzalo García en casa en toda la temporada, y ya en el anterior título en liza en el Javier Imbroda, aquella Copa Príncipe de finales de enero, el fantástico ambiente vivido en la cancha melillense llevó en volandas al equipo.
FUENTE Y FOTO:

Comentar

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies