Euroleague

Barcelona Lassa y Real Madrid disputan el viernes el clásico continental

140116_81_142759_81

El Barcelona Lassa y el Real Madrid vuelven a verse las caras este viernes (21:00 horas), esta vez en versión Euroliga. Mientras los azulgrana esperan repetir triunfo, los blancos llegarán al Palau con ganas de revancha

Tras la derrota en la cancha del Olympiacos, que puso fin a una racha de seis victorias consecutivas azulgranas, el FC Barcelona Lassa necesita un triunfo mañana ante el Real Madrid, al que ha ganado en las dos ocasiones en las que se han medido esta temporada.

En El Pireo se vio la peor imagen del curso del conjunto catalán. Cayó por 59-52 y no tuvo opciones en ningún momento para sacar adelante el partido en el que firmó su peor anotación del curso.

La única noticia positiva fue la actuación del nuevo fichaje Jonathan Holmes, que fue el máximo anotador del equipo y rozó las dobles figuras (13 puntos, 9 rebotes).

El resto de jugadores estuvieron muy por debajo de sus prestaciones, especialmente su estrella Tyrese Rice, que anotó su primera canasta en la segunda mitad del partido.

Ante el Real Madrid será otra historia. El equipo de Pablo Laso ha perdido los dos encuentros jugados contra el Barça Lassa este año. Cayó en las semifinales de la Supercopa Endesa (99-93) y en partido liguero jugado hace unos días en el Palau Blaugrana (85-75).

No podrá disponer Giorgios Bartzokas de ningún jugador recuperado, por lo que seguirá sin los lesionados de larga duración (Pau Ribas y Shane Lawal) y también mantiene las bajas de Víctor Claver, Justin Doellman y Juan Carlos Navarro.

El equipo catalán tendrá que estar muy fino para superar a un rival con muchos más recursos y que puede exprimir físicamente a los puntales azulgranas, especialmente Rice y Tomic, que fueron de los más destacados, junto con Perperoglou, en el partido liguero ante los blancos.

En todo caso, el Barça Lassa necesita ganar -ahora su balance está con cuatro victorias y tres derrotas- para no descolgarse en una clasificación que domina el CSKA moscovita (6-1), por delante del Real Madrid y el Darussafaka (5-2).

El Barça Lassa está igualado en la clasificación con Baskonia, Olympiacos, Panathinaikos, Emporio Armani y Fenerbahce.

Por su parte, el Real Madrid vuelve al Palau, apenas diez días después de su visita liguera que concluyó con derrota, con el objetivo de tomarse la revancha en la Euroliga y seguir en los primeros puestos de la clasificación.

Con los dos equipos inmersos en una vorágine de partidos llega un nuevo clásico europeo, al que el Real Madrid llega con la baja de Trey Thompkins, uno de los damnificados por esta circunstancia tras recibir un golpe en la cadera en el partido contra el Panathinaikos.

Según el parte médico emitido por el club, el jugador tras “pasar pruebas en el Hospital Universitario Sanitas La Moraleja se le ha diagnosticado una contusión articular en la cadera derecha pendiente de evolución”.

Thompkins se perderá algunos partidos empezando por el de este mismo viernes ante el FC Barcelona Lassa. Tampoco estará el domingo en el viaje a Las Palmas para enfrentarse al Herbalife Gran Canaria.

También está entre algodones Othello Hunter, que se resintió de una torcedura de tobillo que se produjo ante el Iberostar Tenerife, aunque se espera que pueda estar a las órdenes de Pablo Laso.

El Real Madrid llega dolido por la derrota en el Palau el pasado 6 de noviembre por 85-75, cuando el FC Barcelona Lassa parecía estar ‘tocado’ por sus muchas lesiones.

Laso no ha querido en estos días hablar mucho de esa derrota. “Es agua pasada y debemos centrarnos en el próximo partido. Perdimos y ya está”, ha declarado en más de una ocasión.

Pero está claro que en la plantilla no sentó nada bien en esa derrota que el técnico madridista zanjó con un claro “no jugamos nuestro mejor partido”.

Ahora, en otra competición, el Real Madrid puede tomarse la revancha, aunque el FC Barcelona Lassa tras perder en su visita al Olympiacos en Atenas tendrá otra visión del partido y de su desenlace. Ya que con tres derrotas en siete partidos y en el octavo puesto, una nueva derrota y más en casa puede comenzar a complicar las cosas a los azulgrana.

Laso, satisfecho este miércoles por la victoria ante el Panathinaikos, dejó claro que su equipo había dado un paso adelante

“Sabíamos que teníamos diez días muy exigentes en lo físico y en lo mental, con cinco partidos seguidos. El equipo ha cumplido bien y hemos dado un paso adelante en competitividad, independientemente del resultado. Es importante, que los jugadores entiendan el valor de la victoria basada en el trabajo”, dijo Laso.

A la habitual rivalidad, conocimiento mutuo y demás circunstancias hay que sumar, en esta ocasión, el cansancio de los dos equipos, las bajas y los pequeños golpes de unos y otros. Aunque cuando el balón sea lanzado por el árbitro al aire, FC Barcelona Lassa y Real Madrid se olvidarán de todo y sólo pensarán en la victoria. Como siempre.

El entrenador del Barcelona Lassa, Georgios Bartzokas, ha dicho que para ganar mañana en la octava jornada de la Euroliga al Real Madrid su equipo necesita “jugar igual” que en el clásico de hace dos semanas de la Liga Endesa.

El equipo azulgrana vuelve a verse la caras en el Palau Blaugrana con el conjunto entrenado por Pablo Laso, al que ya venció (85-75) el pasado 6 de noviembre en el mismo escenario.

Bartzokas ha señalado que será, de nuevo, un duelo complicado después de la derrota ante el Olympiacos (59-52), un encuentro que ha calificado de “muy intenso”.

Ante el Real Madrid, el técnico griego prevé un “partido muy difícil” para ambos y ha subrayado que el duelo “no llega en la mejor situación” para su equipo con las cuatro bajas que arrastra y la duda de Justin Doellman, que no está descartado con vistas a mañana.

“Doellman está preparado, pero es una incógnita su participación. Tiene que entrenar hoy y tenemos que hablar con los fisioterapeutas”, ha explicado.

En cualquier caso, ha puntualizado que su equipo luchará para sumar la quinta victoria en la máxima competición europea.

“Nos esforzaremos para competir e intentar ganar, si bien será muy difícil”, ha subrayado Bartzokas, quien ha instado a sus jugadores a dar un paso adelante tras la derrota contra el Olympiacos.

“Excepto Jonathan Holmes, todos los jugadores jugaron por debajo de su nivel habitual, pero para mañana necesitamos un rendimiento mucho mejor del que mostramos ayer. Necesitamos jugar igual que el partido de la Liga Endesa. Tenemos que reaccionar lo antes posible para conseguir la victoria”, ha añadido.

En este sentido, espera que su equipo pueda levantarse para superar a un Real Madrid que visita el Palau Blaugrana con confianza tras superar ayer al Panathinaikos.

“Cada partido es diferente y de todos modos sabemos que en la Euroliga cada partido cuenta. Hay muchos equipos con la misma situación que nosotros, con 4 victorias y 3 derrotas”, ha agregado el preparador heleno, quien ha precisado que con el nuevo formato de Euroliga este curso está siendo “imprevisible” para todos los equipos.

Contenidos EFE / ACB Photo / V. Salgado




Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR