BRIAN SCALABRINE, CERCA DE CONVERTIRSE EN ASISTENTE DE TOM THIBODEAU EN LOS BULLS

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en NBA

La nueva vida de uno de los jugadores más carismáticos (quizás a su pesar) de la NBA está a punto de comenzar. Brian Scalabrine es serio candidato a dejar atrás su carrera como jugador para integrarse en el cuerpo técnico de su último equipo, Chicago. El ala-pivot pasaría a ser asistente de Tom Thibodeau en los Bulls, ocupando el cargo de Rick Brunson, quien dejó el equipo para ocupar el mismo cargo en Charlotte con Mike Dunlap.

La nueva vida de uno de los jugadores más carismáticos (quizás a su pesar) de la NBA está a punto de comenzar. Brian Scalabrine es serio candidato a dejar atrás su carrera como jugador para integrarse en el cuerpo técnico de su último equipo, Chicago. El ala-pivot pasaría a ser asistente de Tom Thibodeau en los Bulls, ocupando el cargo de Rick Brunson, quien dejó el equipo para ocupar el mismo cargo en Charlotte con Mike Dunlap.

La nueva vida de uno de los jugadores más carismáticos (quizás a su pesar) de la NBA está a punto de comenzar. Brian Scalabrine es serio candidato a dejar atrás su carrera como jugador para integrarse en el cuerpo técnico de su último equipo, Chicago. El ala-pivot pasaría a ser asistente de Tom Thibodeau en los Bulls, ocupando el cargo de Rick Brunson, quien dejó el equipo para ocupar el mismo cargo en Charlotte con Mike Dunlap.

Scalabrine, unánimamente reconocido en los equipos por los que ha pasado como una presencia positiva en el vestuario, volvería a mantener su carrera unida a la de Thibodeau, con el que ya coincidió en los Celtics. Ambos ganaron el anillo de 2008, Scalabrine como jugador, y Thibodeau como asistente de Glenn ‘Doc’ Rivers.

La carrera de Scalabrine en Chicago, donde llegó en 2010, ha sido testimonial como jugador, jugando sólo 210 minutos totales en dos temporadas y promediando 1.1 puntos por encuentro. Aún así, como en etapa en Boston, se convirtió en un favorito del público del United Center que celebraba especialmente las victorias abultadas de su equipo por la posibilidad de que “Scal” jugara los minutos basura.

Lejos quedó la etapa en la que Scalabrine fue un referente ofensivo en su época universitaria. Antes de saltar a la NBA, drafteado en segunda ronda por los Nets, el ala-pivot llegó a promediar 16.2 puntos con la USC, siendo candidato a los premios individuales más importantes de 2001 en la NCAA. También en la Benetton, donde jugó durante el lockout, demostró tener aún suficiente baloncesto para tener un papel más relevante (11.6 puntos y 5.0 rebotes de media).

Pese a que Scalabrine quería conseguir un contrato que le permitiera jugar durante un año más, su paso a los banquillos no dejaría de ser una progresión lógica de su carrera. Chicago puede ser el primer paso de su nueva vida.

Fuente: CSN CHICAGO

Comentar

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies