Copa de Europa 1990/1991; La Jugoplastika con Savic superlativo ganan por tercera vez

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en Euroleague History Hemeroteca
En la ronda previa todos los importantes no faltan a su cita con la liga regular. Hay que destacar al Kingston metiendose tras ganar primero al Den Helder y luego al CSKA Moscu. Scavolini y Bayer Leverkusen vuelven a jugar entre los mejores tras varios años fuera.
En octavos de final
El Kingston eliminó al CSKA Moscu y antes en la previa al Den Helder
El Bayern Leverkusen eliminó al Maes Pils
El Scavolini eliminó al Heraklith
El Aris Salónica eliminó al Urheilijat
El Maccabi eliminó al Sodertalje y antes en la previa al Pully Basket
La Jugoplastika eliminó al Galatasaray
El Limoges eliminó al CSKA Sofía
El Barcelona eliminó al Hiefenech
En la liga regular tanto el Barcelona como la Jugoplastika volvieron a demostar su gran nivel de forma tras volver a terminar primero y segundo respectivamente. El Scavolini se clasifica como brillante tercero y el Maccabi tras un año de parentesis vuelve a entrar entre los cuatro primeros. El Aris de Salónica tras tres años en la final four esta vez se queda fuera. El Limoges tras ser la revelación del año pasado este año terminó último.
LIGA REGULAR
1. BARCELONA   (11-3)
2. JUGOPLASTIKA   (9-5)
3. SCAVOLINI   (8-6)
4. MACCABI   (8-6)
5. ARIS SALONICA   (7-7)
6. BAYERN LEVERKUSEN   (6-8)
7. KINGSTON   (4-10)
8. LIMOGES   (3-11)
 
La final four se celebró este año en Paris. Tras la liga regular al Barcelona le toca enfrentarse al Maccabi y a la Jugoplastika contra el Scavolini de Pesaro. Todo el mundo cuenta con que Barcelona y Jugoplastika repitan la final del año pasado pero antes tendran que ganar a duros rivales antes. Para el Barcelona duro sobre el papel porque el Maccabi fue un juguete roto en manos de los blaugranas. Montero y Trumbo saltaron a las primeras portadas del partido. Epi, Norris y Piculin tambien aportaron y así gracias este poderoso bloque el Maccabi realmente no fue rival.
FC Barcelona
BARCELONA   101
*Solozabal – 11p, 3a.
*Montero – 25p, 3r.
*Epi – 18p, 4r.
*Ortiz – 13p, 10r.
*Norris – 9p, 8r.
Trumbo – 19p, 9r.
Gonzalez – 6p, 1r.
Esteller – 0p, 2r.
Almeida – 0p.
Galilea – 0p, 1a.
Maccabi Electra

MACCABI   67
*Sims – 11p, 5a.
*Jamchy – 7p, 2r.
*Royal – 12p, 3r.
*Mercer – 6p, 7r.
*Horton – 16p, 9r.
Daniel – 5p, 3r.
Henfeld – 4p, 2r.
Goodes – 4p, 3r.
Lippin – 2p, 2a.
Cohen – 0p, 3r.
Bastante más difícil lo tuvo el campeón, la Jugoplastika este año sin Radja, Sobin ni Ivanovic, lo pasó bastante mal ante un Scavolini que venía con todas las intenciones de dar la campanada. Los italianos entrenados por un jovencísimo Scariolo fueron por delante a lo largo de la primera mitad. Cook y Daye marcaban el ritmo, bien secundado por Magnifico por dentro. Pero esta Jugoplastika está hecha de otra pasta y poco a poco fueron remontado la situación para ganar y meterse en su tercera final consecutiva y con opciones de ganar su tercer titulo, algo que por el momento nadia habia conseguido. Perasovic por fuera y con Kukoc y Savic jugando muy bien sus bazas por dentro fueron las claves de la victoria croata.

JUGOPLASTIKA   93
*Sretenovic – 13p, 4a.
*Perasovic – 20p, 3br.
*Naglic – 13p, 3r.
*Kukoc – 14p, 8r.
*Savic – 25p, 8r.
Lester – 6p, 2r.
Tabak – 2p, 5r.
Pavicevic – 0p, 3a.
Cizmic – 0p.
Naumoski – 0p, 1r.

SCAVOLINI   87
*Cook – 24p, 6r.
*Gracis – 6p, 1r.
*Daye – 29p, 6r, 5a.
*Costa – 7p, 6r.
*Magnifico – 12p, 9r.
Zampolini – 6p, 3r.
Boni – 3p, 1r.
Grattoni – 0p.
Labella – 0p, 2r.
Calbini – 0p.
La maldición del Barça en la Copa de Europa continúa. En París, al igual que anteriormente en Ginebra, Múnich y Zaragoza, los azulgrana volvieron a jugar atenazados por los nervios y el miedo y se quedaron de nuevo con la miel en los labios. El Pop 84 Split, por el contrario, hizo historia al vencer en su tercera final consecutiva, y se convirtió definitivamente en la “bestia negra” particular de los catalanes. Pese a que la prensa eligió a Toni Kukoč MVP de la Final Four, no fue en esta ocasión el alero croata el jugador más decisivo en la final, sino su compañero Zoran Savić, autor de 27 puntos con unos magníficos porcentajes de lanzamiento (9 de 13 en tiros de dos y 9 de 12 en tiros libres). El pívot del Pop 84 fue una auténtica pesadilla para la defensa azulgrana, que nunca pudo con él.
El Barcelona llegó a la capital francesa como favorito indiscutible en todas las apuestas, tras haber finalizado como líder absoluto de la liguilla de cuartos de final, y su cartel se reforzó aún más tras su arrolladora victoria sobre el Maccabi en semifinales (101-67). El equipo de Split, pese a no contar ya con jugadores de tanta clase como en su antigua época de Jugoplastika, demostró que continúa formando un bloque compacto con jugadores jóvenes de indudable calidad, que afrontan los partidos decisivos sin ningún tipo de presión. Sobre el papel, el Barcelona era claro favorito para imponerse en la final, por plantilla, por presupuesto, por juego interior… por todo. Pero al final le falló el argumento principal, que es la mentalidad, el estar convencido de la victoria, el jugar sin la presión adicional de las urgencias históricas. Y en este sentido el Barça falló estrepitosamente y cuajó el peor partido de toda la temporada. Si el año anterior el Pop 84 (entonces llamado Jugoplastika) fue netamente superior a los azulgrana, en esta ocasión puede decirse que el Barcelona se derrotó a sí mismo en una pésima actuación, tras un partido realmente desastroso que se hace más difícil de explicar tras ver que la gran estrella del equipo yugoslavo, Toni Kukoč, no realizó un encuentro no ya deslumbrante, sino ni siquiera bueno (con 4 canastas de 14 intentos). Los tres jugadores del Barcelona que debían liderar a su equipo (Solozábal, Epi y Norris) tuvieron una noche nefasta, y tampoco resulta fácil entender cómo un equipo con una media de anotación de 91,1 puntos durante la liguilla de clasificación apenas puede llegar a 65 en la final, con ninguno de sus jugadores anotando más de 12 puntos.
Los azulgrana saltaron a la cancha desbordando ambición, apoyados por una afición que les animaba constantemente. Pero pronto se vio que los viejos fantasmas del Barça sobrevolaban la pista de Paris-Bercy, ya que los rostros se volvían cada vez más tensos y las muñecas se encogían incluso en los jugadores más seguros. El Barcelona, consciente de su superioridad en el juego interior, cargaba todos sus ataques sobre los pivots. Ni siquiera cuando éstos doblaban el balón hacia fuera los hombres de perímetro azulgrana se atrevían a tirar. Mientras tanto, los de Split se dedicaban a jugar al baloncesto como más les gusta, defendiendo perfectamente en individual y obstaculizando la circulación de balón en el ataque catalán. Savić se convertía en el verdadero bastión de su equipo, y ni siquiera era necesaria la ayuda de Kukoč (muy irregular durante toda la noche) para que el Pop 84 dominara en el marcador. Con 16 puntos de Savić —que forzaba continuamente las jugadas de uno contra uno que acababan casi siempre en canasta o falta personal— el Pop 84 llegó a cobrar una ventaja de doce puntos en el primer tiempo (38-26), aunque el Barcelona, de forma casi milagrosa por su mal juego (con 7 pérdidas de balón y 6 tiros libres fallados de 12 intentos), logró reducir la desventaja al descanso (40-34).

Al conjunto azulgrana le quedaba la esperanza de pensar que, en la segunda mitad, sería imposible jugar peor que en la primera, y los primeros minutos parecieron reforzar esta convicción, ya que los hombres de Maljković se acercaron en el marcador a un rival que comenzaba a notar el peso de las personales. En el minuto 30, Trumbo situó a su equipo a tan sólo dos puntos (50-48) tras forzar la cuarta falta de Kukoč. Con Lester y Perasović eliminados, Toni obligado a sentarse en el banquillo y Sretenović y Savić cargados de personales, parecía que ése era el momento definitivo para que el Barcelona hubiera dado un cambio de rumbo al partido. Sin embargo no fue así, y los azulgrana no supieron culminar su reacción. Pese a tener que disputar la fase más comprometida del encuentro con sus habituales reservas Tabak, Naglić y Pavićević, un nuevo estirón del Pop 84 situó el marcador en un ya casi insalvable —por la dinámica del partido y el nefasto juego azulgrana— 61-51 afalta de 4’25’’. A tres minutos del final, una canasta y tiro libre adicional de Pavićević tras forzar la quinta falta personal de Solozábal acabó con las escasas esperanzas de victoria del Barcelona (64-53). Al final, victoria justa y merecida del equipo yugoslavo, ante cuyo juego hay que quitarse el sombrero. Ellos representan la juventud y la alegría en el baloncesto, cada día más dominado por los equipos hechos a golpe de talonario.

JUGOPLASTIKA   70
*Sretenovic – 7p, 7a, 3r.
*Perasovic – 6p, 3a, 2br.
*Lester – 11p, 3t, 1r.
*Kukoc – 8p, 7r, 4t.
*Savic – 27p, 4r, 2t.
Pavicevic – 7p, 4a, 2r.
Tabak – 2p, 3r, 1t.
Naglic – 2p, 2r.
FC Barcelona
BARCELONA   65
*Solozabal – 7p, 2a.
*Epi – 8p, 4a, 3br.
*Gonzalez – 9p, 2r, 1a.
*Ortiz – 12p, 12r, 3br.
*Norris – 8p, 3r, 3a.
Montero – 9p, 3a, 3r.
Trumbo – 12p, 6r.
Galilea – 0p, 1a.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies