Copa Princesa: Unión Financiera Oviedo se corona entre la magia de Pumarín

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en FEB/LEB

Habían soñado durante toda una década con una noche así y no tuvieron que esperar más porque aficionados, directivos, cuerpo técnico y jugadores del Unión Financiera Oviedo culminaron el día más vibrante de su historia con la conquista de una Copa Princesa de Asturias que se quedó por primera vez en “su tierra”. Todo ello tras el excelso triunfo oventense en una gran fiesta del baloncesto ante un San Pablo Burgos que no cedió hasta el final

Se intuía una gran fiesta como preámbulo a la Copa Princesa 2017 pero lo vivido sobre la cancha de Pumarín durante los prolegómenos y, en especial, durante las presentaciones de uno y otro equipo hizo que mereciera ya la pena el poder decir aquello de “yo estuve en Pumarín”.

Un ambiente de gala al que le siguió un espectacular encuentro de esos que lo tienen todo: intensidad, emoción, espectáculo y sobre todo un final casi a cara o cruz resulto de manera magistral por un Unión Financiera Oviedo que encontró en el determinante Miquel Salvo a su MVP.

El tiro exterior saca brillo a la sexta marcha (27-18)

Con dos auténticos cincos de esos que suelen denominarse de gala y sin miedo a nada. Así saltaron a la pista los protagonistas de una final tan típicamente atípica que tuvo de todo ya en sus tres primeros minutos, desde la explosión de Manu Rodríguez con dos triples consecutivos hasta el alley-oop con el que Brandon Brine evitó que los locales se marcharan muy pronto en el marcador (10-6). Pero tanto va el cántaro a la fuente que… al grito de ¡Oviedo, Oviedo! Johan Lofberg se creció para anotar 5 puntos consecutivos con los que inquietar por primera vez al bando burgalés (15-6). El primer tiempo muerto de Diego Epifanio pareció templar los nervios de un equipo cuyo acierto se incrementó ligeramente tras una primera batería de cambios en la que Felipe Dos Anjos fue el más perjudicado tras cometer su segunda personal (19-13) pero Goran Huskic no tardó en emular al interior brasileño. Una segunda infracción que hizo mucho daño a un San Pablo que comenzó a sufrir el vendaval Hernández-Sonseca en la pintura. Oviedo se gustaba, el tiro exterior seguía acompañando y los de casa de nuevo se escapaban (27-18).

Musculatura interior para contener al San Pablo… (15-15)

Con el marcador en su contra, los jugadores burgaleses regresaron al parqué dispuestos a invertir su suerte lo antes posible pero el acierto en el tiro no terminaba de acompañarles. Con Fabio Santana jugando sus mejores minutos de la temporada -y la afición premiando su trabajo con una sonora ovación- tuvo que ser Jorge García quien saliera al rescate de un San Pablo Burgos para el que su 2+1 fue algo más que un balón de oxígeno. El interior cordobés tiraba del carro y espoleaba a los suyos en defensa con una zona que comenzaba a reducir ligeramente la anotación local pero de nuevo los porcentajes se convirtieron en enemigos de un San Pablo sin fortuna desde el 4,60 (30-23). No estaban viviendo los de Epi su mejor noche y así se lo recordó Mouhamed Barro aportando físico desde la pintura para poder mantener las diferencias intactas al descanso (42-33).

…Pero la reacción burgalesa no se hizo esperar (16-24)

Visto lo visto hasta la marcha de uno y otro equipo a vestuarios parecía claro que si algo debía hacer el Unión Financiera a su regreso a pista era el poder mantener la inercia del primer tiempo. Así lo intentaron con un buen trabajo defensivo en el que Felipe Dos Anjos se llevó la mención de honor pero poco a poco el San Pablo Burgos comenzaba a ganar confianza de tres entres con un 2+1 primero y un certero triple después (46-39). Huskic apretaba de lo lindo sacándole la tercera a Dos Anjos para meter de nuevo a los suyos en partido (46-43) pero de nuevo el brasileño con un mate de auténtica estrella volvió a poner las cosas en su sitio (49-43). Pese a ello, Carles Marco no lo veía del todo claro y, con su equipo en bonus y 5 minutos aún por delante, tiraba de tiempo muerto por primera vez en el parido (49-46). Y si no pudo ser a la primera pues que sea a la segunda debió pensar un San Pablo Burgos que se dejó llevar por la magia de Álex López para verse de nuevo en partido apenas un par de minutos después (55-55). La final, comenzaba de nuevo (57-55).

La magia de Fabio y el talento de Miquel deciden (23-22)

Con el encuentro de nuevo igualado todo apuntaba a que el ritmo de partido podría frenarse en seco pero… ¡Nada más lejos de la realidad! El intercambio de golpes comenzaba con un certero triple de Edu Martínez bien respondido por Johan Lofberg y de nuevo, vuelta a empezar… (66-62). Parecía tomar la iniciativa en cuanto a ilusión y ganar el conjunto local pero aún faltaba por llegar la magia de un Javi Vega que anotaba un certero y lejano triple para poner, por primera vez, a los suyos por delante (66-67). Todo estaba en el aire y entonces aparecieron ellos, unos Fabio Santana -2 triples- y Miquel Salvo reconvertidos en héroes para cerrar a lo grande un encuentro que comenzaba a teñirse de oro. EN Oviedo, comenzaba la fiesta… (80-77).

Nota de prensa FEB

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies