CRÓNICA PIRATA: ALEX ABRINES REINA ENTRE EL DESACIERTO DE SAN PABLO (57-62)

por santiloro publicado en ACB

altaltPor J. M. Torres Ayala

El atino del joven escolta (5/6 en triples), dio la victoria al Barcelona (57-62) y, de paso, enterró las opciones de asistir a la Copa del Rey de un correoso Cajasol que nunca le perdió la cara al partido. La baja anotación y los errores en una y otra parte de la cancha fueron la tónica habitual de un partido en el que los sevillanos homenajearon a Aíto, por sus 40 años como técnico; y a su equipo junior, vencedor del torneo de Roma.

altaltPor J. M. Torres Ayala

El atino del joven escolta (5/6 en triples), dio la victoria al Barcelona (57-62) y, de paso, enterró las opciones de asistir a la Copa del Rey de un correoso Cajasol que nunca le perdió la cara al partido. La baja anotación y los errores en una y otra parte de la cancha fueron la tónica habitual de un partido en el que los sevillanos homenajearon a Aíto, por sus 40 años como técnico; y a su equipo junior, vencedor del torneo de Roma.

El atino del joven escolta (5/6 en triples), dio la victoria al Barcelona (57-62) y, de paso, enterró las opciones de asistir a la Copa del Rey de un correoso Cajasol que nunca le perdió la cara al partido. La baja anotación y los errores en una y otra parte de la cancha fueron la tónica habitual de un partido en el que los sevillanos homenajearon a Aíto, por sus 40 años como técnico; y a su equipo junior, vencedor del torneo de Roma. 

El Caja resiste la embestida. En los primeros compases del encuentro se comenzaron a vislumbrar destellos de lo que ocurriría sobre el parqué de san Pablo durante los siguientes minutos: Dorsey falló sus dos tiros libres, el acierto era más bajo que la intensidad y el Barça iba fuerte al rebote de ataque e intentaba finalizar sus jugadas para no dejar correr a los de Aíto. Una canasta de Dorsey, un triple de Abrines y un tiro de Nachbar abrieron el primer parcial del encuentro. El Barcelona dominaba y ponía tierra de por medio, 2-9.

Con la primera alerta de peligro, el Cajasol se encomendó a su mejor jugar, Tomas Satoransky, que acaparaba los ataques y conseguía los puntos. Un triple del base checo cortó la racha azulgrana. Mediado el cuarto, los de Pascual vencían por 7-11 y el Barça dio entrada en el campo a Víctor Sada. Un base mucho más fuerte que sujetara a Satoransky, el catalizador de los ataques en estático de los verdirrojos. El Cajasol subió su nivel defensivo y un triple de Marcos Mata colocó al cuadro sevillano, por primera vez, por delante en el choque: 13-11 a falta de tres minutos para el final del cuarto. Balvin puso por delante a los cajistas con cuatro puntos consecutivos (15-13), pero una canasta de Ante Tomic y un triple de Abrines volvieron a dar ventaja a los culés y sellaron el resultado del primer periodo: 15-18.

Mucha igualdad sin demasiado baloncesto. El Barça comenzó el segundo envite, de nuevo, más metido en el choque que sus rivales. Una bandeja de Oleson al contraataque y dos tiros libres anotados por Abrines abrieron un pequeño hueco en el marcador que pudo haber sido mayor si Ante Tomic no hubiera marrado dos intentos desde la línea de personal. El Cajasol se rehízo, más por orgullo que por argumentos. Bamforth anotó de tres, tras un rebote en ataque después de que él mismo fallara otro triple. Iban a ser los mejores minutos del americano que, fuera de lo firmado en este cuarto, no tendrá un buen sabor del partido. Lorbek y Hernangómez, a pase de Bamforth, ponían los puntos en la pintura, y Pullen y Tomic el espectáculo, con un alley oop en contraataque.

Satoransky volvió a coger peso en el juego ofensivo cajista y anotó un triple que fue bien secundado por otra canasta desde más allá de 6,75 de Scott Bamforth. Bajo el aro, el duelo era entre Kristaps Porzingis y Joey Dorsey que iban colocándose tapones por turnos. El partido entró, por unos instantes, en una dinámica mucho más alocada, y de ello se aprovechó Bamforth para encestar una bonita suspensión desde el centro de la zona y, de paso, colocar el empate en el luminoso: 28-28 a falta de 03:55 para llegar al descanso. Porzingis seguía viéndoselas con los pívots barcelonistas. Mandó a Dorsey a la línea de tiros libres y el americano volvió a fallar ambos intentos (0/4), sucumbió ante una buena jugada de Todorovic y convirtió un dos más uno tras anotar en contraataque. 31-30 y el Cajasol que se ponía por delante por primera vez en el partido a 01:17 para el final de la primera parte.

Los últimos instantes fueron para Dorsey, que firmó dos acciones espectaculares. Primero un alley oop y después un brutal rebote mate. En el último ataque del segundo cuarto, Marcos Mata encestó una bombita que selló el 34-34 final. Empate al descanso.

Un cuarto para olvidar. Los diez minutos que prosiguieron al descanso fueron malos por parte del Cajasol y horribles por parte del Barcelona. Un mate de Tomic nada más comenzar el cuarto y una canasta de Satoransky poco después fueron un espejismo. La siguiente canasta del partido, un tiro a tabla de Marcos Mata que ponía al Cajasol 38-36, no tuvo lugar hasta que no se habían disputado 03:10 de este cuarto. Las posesiones eran eternas y, en ocasiones, ni se culminaban con lanzamientos a canasta. Un mate brutal, a dos manos, de Balvin puso el 40-36 en el electrónico y despertó a la grada de San Pablo que veía, como a falta de solo 03:42 para el final del cuarto, el parcial, era de 6-2.

El Barcelona no volvió a anotar hasta que no restaban 03:25 para el final cuando, Brad Oleson, se levantó a canasta con acierto. Bamforth comenzó su recital negativo y falló dos triples en la misma jugada, pero Joan Sastre se empeñó en mantener a los suyos por delante y, en la recta final del cuarto, consiguió seis puntos merced a un triple y una acción de dos más uno. Por el Barcelona anotaron, para finalizar el cuarto, Marcelinho y Ante Tomic, en una jugada clara en la que se quedó emparejado con Satoransky. Al final del cuarto el marcador era de 48-43 favorable a los de Aíto.

Abrines da la victoria al Barcelona. El Cajasol comenzó el último cuarto con prisas, como si fueran cinco puntos abajo, en vez de cinco puntos arriba. La falta de templanza y la precipitación dio más oportunidades al Barcelona que, aún practicando un baloncesto rácano, tiene más argumentos que los sevillanos. La figura de los últimos minutos fue la de Abrines. Solo el escolta culé anotó, en los últimos diez minutos, los mismos puntos que todo el Cajasol, nueve (3/3 en triples), unos guarismos contra los que se hizo imposible que el Cajasol compitiera. Tomic y Marcelinho comenzaron el cuarto anotando para los blaugranas, mientras que Sastre ponía la resistencia de parte local. Un triple de Abrines, el primero de los tres que consiguió en este cuarto, empataba el partido a 50 a falta de 06:17 y daba al traste con la ventaja de cinco puntos con la que el Cajasol comenzó el cuarto.

Sastre volvió a poner por delante a los suyos. Cuando su inspiración no acababa en canasta los ataques del Cajasol se diluían entre precipitaciones y posesiones largas y sin sentido que acababan con lanzamientos forzados con pocas oportunidades de terminar en algo positivo. Si Satoransky conseguía anotar y daba oxígeno a los suyos, Abrines asestaba un mazazo en forma de triple en la otra canasta. Un quiero y no puedo cajista bien representado en la figura de Bamforth, con cero de tres en triples en este cuarto y dos de diez en todo el partido. Con un impetuoso Cajasol hundido entre sus fallos llegó la canasta que decidió el choque, un mate de Nachbar a pase de Huertas que significó el definitivo 57-62 a falta de 00:39. 

Una pena para los sevillanos, que se quedaron sin opciones de disputar la Copa del Rey, a pesar de que jugaron un partido muy intenso, con coraje y buenas sensaciones, pero en el que les faltó acierto, mesura y años de veteranía. El Barcelona consiguió una nueva victoria, pero no brilló sobre el parqué sevillano. Xavi Pascual reconoció estar contento, pero habría que exigir algo más a un proyecto deportivo de esta magnitud.

El mejor, por parte del equipo local, fue Satoransky (14 puntos y 20 de valoración). Abrines (17 puntos y 19 de valoración), firmó los mejores números por parte azulgrana.

Datos del partido:

57 – Cajasol (15+19+14+9): Satoransky (14), Sastre (15), Mata (5), Landry (3), Balvin (7) -cinco inicial-, Bamforth (8), Porzingis (3), Burjanadze (-), Franch (-) y Hernangómez (2).

62 – FC Barcelona (18+16+9+19): Huertas (4), Abrines (17), Papanikolau (3), Nachbar (8), Dorsey (8) -cinco inicial-, Sada (-), Todorovic (2), Oleson (4), Lorberk (2), Tomic (12) y Pullen (2).

Comentar

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies