CRÓNICA PIRATA: DUKE 61-BUTLER 59: KYLE SINGLER Y COACH K IMPONEN SU LÓGICA Y DESPIERTAN A LA"CENICIENTA" BUTLER DEL SUEÑO

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en NBA

No hubo sorpresa. Hubo sudor, hubo gran baloncestoo, hubo defensas magistrales por ambos conjuntos, pero no pudo ser. Butler llegaba al partido decisivo ante Duke jugando en casa (el campus está situado en el estado de Indiana), y con la afición y la prensa a favor, pero los Blue Devils de Mike Krzyzewski no estaban por la labor de dejarles ganar. El partidazo de Kyle Singler (19 puntos y 9 rebotes), bien secundado por John Scheyer y Brian Zoubek, fueron demasiado para los voluntariosos Shelvin Mack, Gordon Hayward o Matt Howard, que sólo con corazón y mucho esfuerzo dieron guerra hasta el final al talentoso bloque de Duke.

No hubo sorpresa. Hubo sudor, hubo gran baloncestoo, hubo defensas magistrales por ambos conjuntos, pero no pudo ser. Butler llegaba al partido decisivo ante Duke jugando en casa (el campus está situado en el estado de Indiana), y con la afición y la prensa a favor, pero los Blue Devils de Mike Krzyzewski no estaban por la labor de dejarles ganar. El partidazo de Kyle Singler (19 puntos y 9 rebotes), bien secundado por John Scheyer y Brian Zoubek, fueron demasiado para los voluntariosos Shelvin Mack, Gordon Hayward o Matt Howard, que sólo con corazón y mucho esfuerzo dieron guerra hasta el final al talentoso bloque de Duke.

No hubo sorpresa. Hubo sudor, hubo gran baloncestoo, hubo defensas magistrales por ambos conjuntos, pero no pudo ser. Butler llegaba al partido decisivo ante Duke jugando en casa (el campus está situado en el estado de Indiana), y con la afición y la prensa a favor, pero los Blue Devils de Mike Krzyzewski no estaban por la labor de dejarles ganar. El partidazo de Kyle Singler (19 puntos y 9 rebotes), bien secundado por John Scheyer y Brian Zoubek, fueron demasiado para los voluntariosos Shelvin Mack, Gordon Hayward o Matt Howard, que sólo con corazón y mucho esfuerzo dieron guerra hasta el final al talentoso bloque de Duke.
Los Blue Devils de Duke empezaban el partido mostrando físico, con un imponente Brian Zoubek dominando la zona ante un nervioso Matt Howard, y con Nolan Smith de ejecutor para un 6-1 de salida. Pero la cenicienta del torneo, los Bulldogs de Butler, hacían honor a su nombre con una defensa imponente, evitaban que los de Mike Krzyzewski se sintieran cómodos en el imponente Lucas Oil Stadium de Indianapolis, estado originario del “David” de esta final. Dos triples de Shelvin Mack mantenían el partido igualado en los primeros compases (8-7 para Duke, minuto 6), y animaban a los Bulldogs, que llegaban a ponerse incluso por delante (13-14,minuto 8).
Kyle Singler lideraba con su impresionante clase a Duke, tanto en defensa como en ataque, pero el estado de forma tremendo de Mack no permitía concesiones (18-20, minuto 11) ante el delirio de la afición local. El desacierto de Duke de cara al aro hacía el resto. Era el momento de John Scheyer, que perfectamente acompañado de Singler adelantaba 20-26 a los Blue Devils a falta de 5 minutos para el descanso. Gordon Haywood, pero, despertaba brevemente de su letargo, perfectamente anulado por la defensa impuesta por “Coach K”, y su equipo se destapaba con un 7-0 en minuto y medio para poner por delante de nuevo a Butler. Ambos equipos aguantaban a base de triples, hasta llegar al descanso con un 33-32 favorable para Duke que auguraba una segunda mitad disputadísima.
A la salida, Singler seguía “on fire”, aunque en el lado contrario Butler parecía mover por fin la pelota a gusto, manteniendo la igualdad (38-38, minuto 23). Increíble resultado viendo el apabullante dominio de Duke al rebote, aunque luego no fueran capaz de convertir en puntos. El horrible partido del pívot de los Bulldogs, Matt Howard, quedaba compensado por el mayor acierto de sus compañeros, que seguían haciendo sudar a sus todopoderosos rivales (42-43, minuto 27). Singler (haciendo méritos para el MVP del partido) y Zoubek devolvían la iniciativa a Duke, que por fin ponía cara la canasta de Butler con una defensa pegajosa (47-43, minuto 28), hasta que Zoubek cometía su cuarta personal. Hayward recuperaba la iniciativa y volvía a liderar a Butler, sin el intimidador pívot de Duke en la zona. El problema, pero, es que sus compañeros no acompañaban, y la tímida ventaja de Duke continuaba al entrar en los diez últimos minutos (51-47, minuto 30).
Brad Stevens, el insultantemente joven entrenador de Butler, se la jugaba con Hayward de “point forward”, y el experimento funcionaba a medias, evitando que Duke, mucho mejor puesto en la cancha, se escapara (54-49, minuto 32). Singler seguía intratable en defensa, y Scheyer remataba en ataque. El tremendo quinteto de Duke (los suplentes de Coach K brillaron por su ausencia) marcaban el paso, aunque a base de tiros libres, Butler sobrevivía como podía (56-55, minuto 35) hasta que se le acabó el combustible. Los Blue Devils, aún sufriendo la pegajosa defensa de Butler (su virtud) sumaba poco a poco, entrando en los dos últimos minutos con 5 por delante (60-55). Pero Matt Howard resucitaba con cuatro puntos consecutivos para dar aire a los Bulldogs. Singler fallaba un tiro espantososo, y la posesión pasaba a Butler, que se encontraba con la posibilidad de ponerse por delante con 33.7 segundos por delante, lo que equivalía a tener la última posesión con 60-59 en contra. Hayward se juega un fadeaway casi imposible defendido por Singler y Zoubek… fallado. Rebote para Zoubek, que recibe falta con 3.6 segundos por jugarse. Anota el primero, rebote para Butler en el segundo, y Hayward no puede anotar un triple imposible. Al final, 61-59, y Duke consigue el cuarto título de su historia. Kyle Singler y Mike Krzyzewski no permitieron que la “Cenicienta” Butler fuera la reina del baile.

Comentar

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies