CRÓNICA PIRATA: EL BILBAO BASKET SE RECREÓ ANTE EL XACOBEO (98-58)

por santiloro publicado en ACB

Tarde extraña en el Bizkaia Arena. Jugar ACB un lunes no es lo más habitual del mundo y menos aún a las seis de la tarde. Si le unimos la apertura de plazo para la compra de los abonos de la Final Four de Vitoria y las correspondientes colas en las taquillas del propio BEC logramos una mezcla explosiva de júbilo y festividad que, cómo no, tenía que terminar tal y como acabó, con el equipo aprovechando la debilidad del rival para obtener su octava victoria consecutiva en liga (record del club) con paliza incluida (la mayor diferencia) y llegando casi a los cien puntos (tercera marca histórica). Fiesta en Bilbao y el equipo que ya está en playoffs.

Tarde extraña en el Bizkaia Arena. Jugar ACB un lunes no es lo más habitual del mundo y menos aún a las seis de la tarde. Si le unimos la apertura de plazo para la compra de los abonos de la Final Four de Vitoria y las correspondientes colas en las taquillas del propio BEC logramos una mezcla explosiva de júbilo y festividad que, cómo no, tenía que terminar tal y como acabó, con el equipo aprovechando la debilidad del rival para obtener su octava victoria consecutiva en liga (record del club) con paliza incluida (la mayor diferencia) y llegando casi a los cien puntos (tercera marca histórica). Fiesta en Bilbao y el equipo que ya está en playoffs.

Tarde extraña en el Bizkaia Arena. Jugar ACB un lunes no es lo más habitual del mundo y menos aún a las seis de la tarde. Si le unimos la apertura de plazo para la compra de los abonos de la Final Four de Vitoria y las correspondientes colas en las taquillas del propio BEC logramos una mezcla explosiva de júbilo y festividad que, cómo no, tenía que terminar tal y como acabó, con el equipo aprovechando la debilidad del rival para obtener su octava victoria consecutiva en liga (record del club) con paliza incluida (la mayor diferencia) y llegando casi a los cien puntos (tercera marca histórica). Fiesta en Bilbao y el equipo que ya está en playoffs.
El comienzo del partido fue explosivo. El Xacobeo entró a la cancha y no vio venir en ningún momento lo que le caía encima. Con Javi Rodríguez fuera por lesión fue Salgado el que tomó el timón de la nave en el inicio. El capi de Santutxu imprimió ritmo al partido y fue el que estrenó el marcador con una canasta pisando en la línea de tres. Bailey empataría rápido, y hasta ahí? El conjunto visitante desapareció ante la efervescencia de Hervelle y Mumbrú. Juego rápido, contras, espectáculo y más de diez puntos del tirón que alargaban el parcial hasta el 15-4.
Terry parecía el único con ganas por el Xacobeo. Si bien es cierto que es un jugador muy del estilo yo me la guiso y yo me la como, y yo me la sigo comiendo aunque ya esté lleno? Él fue el que rompió el parcial pero cada canasta suya era contestada por alguien. Primero Mumbrú desde el triple, después Salgado con un coast to coast finalizado a tabla y finalmente Markota con un tiro libre que cerraba el cuarto con el 23-10.
Y es que aunque parezca mentira, a partir de aquí no hay demasiado que contar. Los locales apretaban en ataque y en defensa buscando agradar a su público y el conjunto visitante pagaba caras sus bajas. Si a todo ello le unimos el ataque de entrenador de Curro Segura que mantuvo a Massey en el banco hasta que ya estaba todo resuelto, nos explicamos un poco más de dónde sale el resultado. Es más, sería Bulfoni quien abriese el cuarto, y Higgins quien le acompañara después con un palmeo, pero es que ante ello Blums ya había comenzado a sacar la escopeta y Seibutis y Markota afinaban su puntería.
La victoria ya era local. Todo salía. Seibutis aprovechó un robo y cortó en la zona, anotó, logrando un 2+1 y una antideportiva. El 35-14 aparecía en el luminoso. ¡Y seguían apretando! Moiso se ayudaba del tablero para estrenarse y Blums colaba otro triple. La gente aplaudía jugada tras jugada y llegó el acabose con un pase de lado a lado de la cancha finalizado con mate de Moiso. Era el 42-14.
El descanso estaba cerca, la defensa vizcaína se relajó un poco y eso unido a la salida de Massey permitió que la subida exponencial de diferencia en el marcador no siguiera su camino. Mientras Blums seguía como si con él no fuera el partido, otro triple para la colección hasta acabar con 6/9 y una buena penetración acabada en bandeja. Los minutos pasaban y no había ni un pero que poner al equipo. Recordaré por si acaso que la gran intensidad, nótese la ironía, del Xacobeo, hacía parecer que Moiso era hiperactivo. Con triple de Markota, 52-23 y a tomar algo?
Y tomando algo es donde se debieron quedar los visitantes a la vuelta del descanso porque Chris Warren les clavó dos triples totalmente solo hacía que si el 52-23 no parecía definitivo (hay que estar muy mal para creer que eso es remontable), el 58-23 si lo pareciera. La fiesta no finalizaba y Hervelle enlazaba una buena canasta con un alley hoop que levantaba a la grada. Mumbrú se aprovechaba de un robo y se atrevía con un mate a una mano para finalizar el contraataque. ¡Exhibición!
Pasalic saltó de nuevo a la cancha. Los aplausos de la gente se hacían notar y motivado como si aún jugada en casa, anotó cinco puntos consecutivos. Pero como la alegría va por barrios, antes de que el Xacobeo se pudiera animar llegó Blums y los mató de nuevo. Dos triples, incluyendo uno sobre la bocina de posesión. Imparable? Volvía la inspiración y volvían los puntos. Seibutis con un 2+1 y un mate y canasta posterior de Markota sólo salteados con un 2+1 de Masey cerraban el tercer periodo con un apabullante y escandaloso 79-33.
El último cuarto pasó a ser el de la honrilla. Los visitantes intentando maquillar el marcador como fuera. Si era preciso que Massey y Bailey se tiraran todo lo que pasara por sus manos, pues se aguantaba. El Bilbao Basket aflojó también un poco, algo lógico. Como diría Fotis, no son máquinas. Los tiros empezaron a entrar al Xacobeo y el descontrol de esos minutos se cerraba con un triple de Seibutis para el 85-48.
La labor de Alfonso Sánchez y el trabajo en la pintura de Massey facilitaron la labor de sus compañeros. Sin embargo la productividad iría reduciéndose y un 2+1 de Bailey sería casi el único reducto diferente hasta el final. ¿Y qué quedaba hasta el final aparte de ver cómo Banic y Massey intentaban maquillar sus estadísticas? El sexto triple de Blums, el de Salgado, Markota anotando sobre la bocina de posesión, y como era de preveer en estos casos, ver cómo se enredaba el Bilbao Basket para fallar los dos últimos ataques y no llegar a la mágica cifra de los cien puntos. Al final, puestos de playoff y a descansar con este 98-58 en la mente. Gora Bizkaia Bilbao Basket!

98 – Bizkaia Bilbao Basket (23+29+27+19): Salgado (7), Warren (6), Mumbrú (11), Hervelle (9) y Banic (10) -cinco inicial-; Blums (20), Seibutis (14), Vázquez (-), Markota (13) y Moiso (8).
58 – Xacobeo Blu:sens (10+13+10+25): Alfonso Sánchez (7), Bailey (10), Bulfoni (5), Terry (11) y Pasalic (7) -cinco inicial-; Aguilar (-), Alberto Ruiz (4), Massey (12), Manzano (-) y Higgins (2).
Árbitros: Pérez Pérez, Muñoz y Bultó. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo octava jornada de la Liga ACB, disputado ante unos 8.124 espectadores en el Bizkaia Arena.
ESTADÍSTICAS DEL BIZKAIA BILBAO BASKET-XACOBEO BLU:SENS

Comentar

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies