CRONICA PIRATA: FRANCIA DERROTA A ESPAÑA EN UN PARTIDO MARCADO POR EL DESACIERTO (72-66)

por santiloro publicado en MUNDIAL DE TURQUÍA´10

La selección francesa comienza el MundoBasket de Turquía derrotando a la vigente campeona, España, en un partido marcado por las imprecisiones de ambos equipos. La falta de Gasol por faltas en muchos minutos del encuentro marcó el devenir de España que se encontró sin un claro referente. Por parte de Francia Albicy y Gelabale tomaron el mando del equipo para llevarlo a la victoria.

La selección francesa comienza el MundoBasket de Turquía derrotando a la vigente campeona, España, en un partido marcado por las imprecisiones de ambos equipos. La falta de Gasol por faltas en muchos minutos del encuentro marcó el devenir de España que se encontró sin un claro referente. Por parte de Francia Albicy y Gelabale tomaron el mando del equipo para llevarlo a la victoria.

 

La selección francesa comienza el MundoBasket de Turquía derrotando a la vigente campeona, España, en un partido marcado por las imprecisiones de ambos equipos. La falta de Gasol por faltas en muchos minutos del encuentro marcó el devenir de España que se encontró sin un claro referente. Por parte de Francia Albicy y Gelabale tomaron el mando del equipo para llevarlo a la victoria.

El comienzo del encuentro fue el típico inicio de campeonato, ambos equipos fríos, casi con miedo a anotar, indecisos, imprecisos. Hasta dos minutos y medios fueron necesarios para que Ricky Rubio “abriera la lata” con un robo que finalizaría en contraataque y canasta. España despertaba aunque muy poco a poco, y en cuatro minutos de juego dominaba 0-5 en el marcador, cuando Francia despertó con un batallador Flo Pietrus, y el marcador reflejó entonces 4-5. Tras un pequeño arreón de España, llegó una de las jugadas que marcó el partido: la segunda personal de Marc Gasol en tan sólo 6.30 de juego. A pesar de todo, España parecía encontrar su juego, con Llull en pista el equipo corría, daba otra imagen, y aunque los porcentajes de tiro eran muy malos por parte de ambos equipos, España dominaba 9-18 tras los primeros 10 minutos, con cierta tranquilidad.

A la reanudación, todo volvió a ser como el comienzo del partido, y los fallos fueron la marca de identidad (que por otro lado no les abandonaría en todo el encuentro) de las dos selecciones, que demasiado aceleradas sólo pudieron anotar dos puntos por bando en tres minutos de juego. La defensa de España era buena, Francia tuvo que jugarse la posesión en los últimos segundos en varias ocasiones, y esto permitió España marcharse de 10 puntos (13-23), pero a partir de aquí llegó la reacción francesa, que lejos de bajar los brazos ante la campeona del Mundo y Europa, tiró de garra y, sobretodo, la superioridad física de algunos de sus jugadores. Batum fue clave con sus penetraciones y mates, bien secundado por Gelabale desde la línea de 6.25. Lo que era una ventaja de 10 puntos se convirtió en desventaja de una en apenas cuatro minutos, y si no fuera por dos jugadas de Rudy (aunque el alley-hoop sobre la bocina no entró), España se habría ido abajo en el marcador al descanso. Finalmente era un punto la renta con la que contaba el equipo: 27-28.

Tras el descanso, la sensaciones eran buenas para la selección española ya que salió con una presión a toda la cancha que le hizo recuperar varios balones, y además Francia llegó al bonus de faltas en poco más de un minuto, pero apenas fue un espejismo, ya que en tres minutos de juego el parcial era de 0-1, y aunque entonces apareció Navarro para abrir una pequeña brecha en el marcador (27-33), sin anotar Francia en este cuarto. Aunque Francia terminó despertando, España abrió su máxima ventaja con ocho puntos a falta de tres minutos y el partido parecía controlado. Pero no fue así, Francia tiró de garra y con un triple de Batum sobre la bocina dejaron el marcador en 43-44 a falta de un cuarto, con todo por decidir.

El último y definitivo cuarto, como no podía ser de otra manera, comenzó errático, y en tres minutos de juego el parcial era de 3-4, pero a partir de este momento Francia “puso la directa” y logró marcharse poco a poco hasta tomar una ventaja de seis puntos, en ese momento y tras fallar varios tiros libres la selección española, llegó una técnica a Rudy que rompió el partido definitivamente. Los últimos minutos fueron un intentar maquillar por parte de los españoles que sólo pudieron reducir la renta a seis, con el marcador de 72-66.

Comentar

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies