DUKE PIERDE UN PEDAZO DE HISTORIA CON EL FALLECIMIENTO DE ART HEYMAN

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en NBA

Mike Krzyzewski: “Art Heyman fue un maravilloso jugador, y un ídolo para la mayoría de los que jugábamos al baloncesto en los 60. Obviamente tuvo un gran impacto en Duke Basketball y fue uno de los auténticos jugadores de élite que han vestido el uniforme de los Blue Devils. Cuando tuve la suerte de convertirme en entrenador de Duke, my admiración por Art se convirtió en una gran amistad que ha durado más de 30 años. La familia de Duke Basketball echará de menos a Art”.

Mike Krzyzewski: “Art Heyman fue un maravilloso jugador, y un ídolo para la mayoría de los que jugábamos al baloncesto en los 60. Obviamente tuvo un gran impacto en Duke Basketball y fue uno de los auténticos jugadores de élite que han vestido el uniforme de los Blue Devils. Cuando tuve la suerte de convertirme en entrenador de Duke, my admiración por Art se convirtió en una gran amistad que ha durado más de 30 años. La familia de Duke Basketball echará de menos a Art”.

Mike Krzyzewski: “Art Heyman fue un maravilloso jugador, y un ídolo para la mayoría de los que jugábamos al baloncesto en los 60. Obviamente tuvo un gran impacto en Duke Basketball y fue uno de los auténticos jugadores de élite que han vestido el uniforme de los Blue Devils. Cuando tuve la suerte de convertirme en entrenador de Duke, my admiración por Art se convirtió en una gran amistad que ha durado más de 30 años. La familia de Duke Basketball echará de menos a Art”.

Así hablaba el “Coach K” de Art Heyman tras conocer la noticia de su fallecimiento. El capitán del primer equipo de Duke que alcanzó la Final Four de la NCAA murió el lunes en Florida a la edad de 71 años. El programa baloncestístico universitario más exitoso de los últimos 20 años tardó en aparecer en la élite, pero en 1963, con Hayman de estrella, todo cambió.

El alero, quien consiguió en aquel año los premios individuales universitarios más importantes, lideró a los Blue Devis a la Final Four, aunque perderían en semifinales ante Loyola. Un primer paso que adelantaría los años de gloria de Duke con el propio Krzyzewski de entrenador.

Tras su etapa universitaria, Heyman fue drafteado con el número 1 por los Knicks, aunque su carrera profesional nunca fue tan brillante más allá de un esperanzador año rookie en New York (15.4 puntos y 4.0 rebotes de media). La irrupción de de una talentosa camada de rookies en 1964 (Willis Reed, Jim Barnes, Howard Kornives y Em Bryant) dejaría a Heyman en un puesto testimonial en la rotación Knickerbocker.

Ya en el ocaso de su carrera, Heyman viviría una segunda juventud en la más débil ABA, tras infructuosos pasos por los Royals y los 76ers. Con los Pittsburgh Pipers llegaría a ser campeón de la liga alternativa a la NBA en 1968, antes de retirarse en 1970 y dedicarse al mundo de la restauración. Su gran perla fue el Tracy J’s Watering Hole, un bar-restaurante que abrió en 1996 en pleno corazón de Manhattan.

FUENTE: GoDuke.com

Comentar

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies