BSR

El mundo del baloncesto en silla de ruedas

silla-de-ruedas

Por Carlos Rodríguez Trujillo
(@carlosbaloncest)

El camino hacia una buena salud no se detiene cuando una persona con alguna discapacidad es dada de alta del hospital. A pesar de que la vida ha sido salvada, el estado físico se ha estabilizado y le han dado una silla de ruedas o una prótesis, no significa que la rehabilitación sea completa.

El largo camino de rehabilitación que se tiene por delante es muy largo (sobre todo, en mantener el estado físico) y, además se debe adaptar progresivamente a su nueva vida. Muchas personas nacen con una discapacidad y no necesitan de esta adaptación. Una de las actividades que pueden mejorar la salud, el bienestar y la calidad de vida de cualquier persona con alguna discapacidad es el deporte.

El deporte ofrece ventajas físicas; mejora la circulación de la sangre, músculos más fuertes, mejor equilibrio y coordinación. Pero el deporte puede ofrecer mucho más; proporciona una ayuda en la adquisición de habilidades y de no-dependencia. Además, las personas que están involucradas en algún tipo de actividad física disfrutan de beneficios psicológicos como auto estima, confianza y la creencia en sus habilidades y capacidades.

También tienen niveles más bajos de ira y estrés en relación con las personas con alguna discapacidad inactivas.

El lado sano del deporte

A través del entrenamiento en un deporte en concreto, se aprenden nuevas habilidades y el ya famoso “teamwork” o trabajo en equipo. La auto disciplina aumenta, así como habilidades organizativas, liderazgo y sentido de responsabilidad hacia sí mismos y hacia los demás.

Las comunidades también pueden beneficiarse cuando los usuarios participan en el deporte. Muchos programas deportivos de todo el mundo se centran en la inclusión de los jóvenes en riesgo social. El deporte puede proporcionar una sana competencia, promover el uso del tiempo constructivo, interacciones sociales positivas y promover valiosas habilidades para la vida. De esta misma manera, el deporte es beneficioso para las personas con discapacidad.

El deporte, en este caso puede necesitar que esté adaptado; cambio de reglas o en la forma en que se realiza, pero como regla general, las adaptaciones se reducen al mínimo. En el tenis en silla de ruedas, por ejemplo, la pelota puede rebotar dos veces en vez de una.

Deportes comunes para personas con discapacidad.

Algunos de los deportes más comunes para las personas con discapacidad son el atletismo, el tenis de mesa, tenis en silla de ruedas, ajedrez, judo, natación, baloncesto en silla de ruedas o ciclismo.

En algunos de estos deportes sus reglas son exactamente las mismas. (Dependiendo enteramente del tipo de discapacidad y cómo afecta a jugar el deporte).

Un ejemplo de  un deporte es el tiro al arco; un arquero con una discapacidad puede competir en igualdad de condiciones al igual que cualquier otra persona. En el deporte de competición, como son los juegos paralímpicos, los atletas reciben una calificación del grado y del tipo de discapacidad que tienen y en base a ello, acondicionan el deporte y el terreno de juego, según la persona.

Tenemos que ayudar a las personas con discapacidad a integrarse en clubs deportivos corrientes, en sus propias comunidades, instalaciones deportivas e interactuar con los otros miembros del club, de tú a tú. El reto de los clubs deportivos y de las escuelas es promover la inclusión de personas con discapacidad en todas sus actividades deportivas en la medida de lo posible, mediante la eliminación de barreras físicas y emocionales. El estigma y la percepción errónea de que las personas con discapacidad no quieren o no pueden participar en las actividades deportivas es uno de los mayores obstáculos que hay que superar.

Ahora hablaremos del baloncesto en silla de ruedas

El baloncesto en silla de ruedas es la modalidad de este deporte practicada con silla de ruedas, básicamente para personas con discapacidad física. Se han adaptado las reglas del baloncesto en las particularidades de las sillas de ruedas, armonizando también los diversos niveles de discapacidad de los deportistas.

Es un deporte que cuenta con un intenso calendario tanto a nivel nacional como internacional, incluyendo su presencia en los Juegos Paralímpicos como uno de los deportes más destacados.

Una copa de oro, se organiza cada dos años después de los Juegos Paralímpicos. Esta es considerada como una competencia importante en el baloncesto en silla de ruedas en la que participan los países de Canadá, Australia, EEUU, Gran Bretaña, Países Bajos y Japón.

La Federación Internacional de Baloncesto de Silla de Ruedas (IWBF, por sus siglas en inglés) es el organismo internacional que regula este deporte. La IWBF tiene 82 Organizaciones Nacionales de Baloncesto en silla de ruedas (NOWBs) y participa activamente en el baloncesto en silla en todo el mundo; éste número aumenta cada año. Se estima que más de 100.000 personas juegan el baloncesto en silla de ruedas como práctica de recreo para jugar y como club de élite de los miembros del equipo nacional. El baloncesto en silla de ruedas es un deporte jugado por niños y niñas, hombres y mujeres de todas las edades.

Historia

Años 40:

En los años 40 el baloncesto en silla de ruedas se desempeñó como tal. Durante 1944 Ludwig Guttman, a través del programa de rehabilitación en el hospital de Stoke Mandeville, en Aylesbury, Buckinghamshire, Inglaterra, adaptaba algunos deportes existentes la modalidad de silla de ruedas. El primer antecesor del baloncesto en silla de ruedas fue conocido como la silla de ruedas Netball.

En torno a la misma época, a partir de 1946, los partidos de baloncesto en silla de ruedas se jugaban, en primer lugar, entre los estadounidenses veteranos de guerra discapacitados. Desde entonces, el deporte se ha extendido por todo el mundo.

Los Juegos de Stoke Mandeville Wheelchair, celebrada en 1947, fueron los primeros juegos que se celebraron e incluía sólo a un puñado de participantes (26).

Años 50

El crecimiento era tanto en el número de eventos en silla de ruedas que los participantes se esperaban desde años anteriores. La silla de ruedas Netball se introdujo en los Juegos Paralímpicos de 1948. En 1955, un equipo de los Países Bajos, fue invitado a competir con el equipo británico. Esto se convirtió en la primera copa de International Stoke Mandeville-Games (ISMG), un evento que se ha celebrado anualmente desde entonces.

El baloncesto en silla de ruedas, tal como se conoce en la actualidad, se jugó por primera vez en el año de 1956 en la Copa Internacional de Stoke Mandeville-Games. El equipo estadounidense “Pan Am Jets” ganó el torneo.

Años 70 en adelante

En 1973, el Organismo Internacional de Juegos de Stoke Mandeville (Federación de ISMGF) estableció la primera sub-sección de baloncesto en silla de ruedas. En ese momento ISMGF fue el organismo gobernante mundial para todos los deportes en silla de ruedas.

Durante 1989 ISMGF cambió el nombre de su sub-sección de baloncesto en silla de ruedas para ser nombrado como la Federación Internacional de Baloncesto en Silla de Ruedas también conocido por el acrónimo IWBF, por sus siglas en inglés.

La independencia total llegó en 1993 cuando la IWBF se convirtió en el organismo mundial de baloncesto en silla de ruedas con total responsabilidad para el desarrollo del deporte. En los años siguientes IWBF creció en el número de miembros; en función del número de Organizaciones Nacionales de Baloncesto en silla de ruedas (NOWB) con programas activos, la Federación Internacional se configura en cuatro zonas geográficas: África, América, Asia/Oceanía y Europa.

Dibujo diferenciando una silla de ruedas estándar a una deportiva

Dibujo diferenciando una silla de ruedas estándar a una deportiva

En la práctica del baloncesto en silla de ruedas hay muchas dificultades, extraemos un artículo de Inés Morencia (Practico Deporte) que explica la odisea a la hora de viajar de los equipos.

Un sencillo viaje hacia Las Palmas de Gran Canaria de la expedición del Fundación Grupo Norte, equipo de baloncesto en silla de ruedas de Valladolid, se convierte en una odisea a la hora de cumplir con las normativas de las compañías aéreas en cuanto a equipajes y peso de los mismos.

Se trata de una asignatura pendiente que podría resolverse con excepciones a unas reglas que pueden servir para un ciudadano de a pie, pero que no se pueden aplicar a todo un equipo de baloncesto en silla de ruedas que lo que pretende es desplazarse a otra ciudad para poder disputar un partido de liga.

El tiempo de espera en el aeropuerto de Barajas (Madrid) supera las tres horas, cuando es un viaje habitual que repiten una vez al año desde hace 19 temporadas, y que se podría reducir si las compañías aéreas supieran de antemano las necesidades de un equipo de baloncesto adaptado y se amoldaran a esa logística.

“Es tan sencillo como saber que hay que llevar una caja de herramientas para poder reparar las sillas de ruedas, ampliar el peso de ese equipaje y tener en consideración que dichas sillas son material necesario, al igual que las ruedas de repuesto, que deberían contar como un solo equipaje y no como otro más”, indica a Efe José Antonio de Castro, entrenador del Fundación Grupo Norte.

Concretamente, en este viaje hacia Las Palmas, donde el sábado se disputó la tercera jornada de liga, el equipo vallisoletano se vio obligado a abrir la caja de herramientas y romper las bridas que protegían las mismas para repartir el peso entre las ruedas de repuesto, y así poder facturarlo sin tener que pagar el exceso.

Solamente en ese proceso de facturación de maletas y sillas de juego, más el de las de paseo, supuso más de dos horas, por falta de previsión de una compañía “aunque se puede hacer extensible a prácticamente todas, si bien es cierto que algunas son más permisivas y dan más facilidades”, advierte De Castro.

Al menos, en lo referido a las revisiones de objetos personales al ir a embarcar, los responsables de seguridad del aeropuerto tuvieron en cuenta la situación de algunos jugadores, ya que las prótesis hacen saltar las alarmas “pero se han dado casos de aeropuertos en los que exigen quitártelas para revisarlas”.

Es el caso de Lalo Prieto, internacional con la selección de México que lleva tres años en el Fundación Grupo Norte, y que tiene una prótesis en la pierna, que perdió a causa de un atropello que sufrió en su país cuando iba a hacer una prueba para uno de los equipos de fútbol más importantes.

Luego se añade el proceso de subir al avión, en el que se han encontrado con personal muy eficiente y preparado pero también con otros que lo son menos, lo que en una ocasión hizo que el despegue se retrasara más de una hora y el comandante, por megafonía, se disculpara con el resto de pasajeros para acusar “a un equipo de minusválidos”.

Se presentan casas inteligentes, dispositivos modernos que permiten a las personas con discapacidad contar con ayuda en su vida diaria, como aplicaciones en los móviles para abrir las puertas, pero esas mejoras no se trasladan a otros ámbitos como las compañías aéreas, lo que limita mucho los desplazamientos a otros lugares, explican desde el equipo.

Aunque reconocen que la sociedad está más concienciada, y las nuevas tecnologías van haciendo más fácil el día a día de las personas con discapacidad, creen que es necesario invertir en formación de personal en aeropuertos, hoteles y zonas turísticas, para que esa normalización sea efectiva y total.

De hecho, en Gran Canaria, cuyo aeropuerto recibe cada año varios equipos de baloncesto en silla de ruedas, la atención es rápida y sencilla y el protocolo de actuación adecuado, fruto de esos años de experiencia.

 

Ahora hablaremos de la asociación ADEMI

El nacimiento de la idea parte de un partido que se celebró en Albacete entre el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo HNP y el CRMF de Albacete. Durante el trayecto el entrenador del equipo de Toledo, Don Manuel Martínez Copeiro, comentó a uno de sus jugadores, más concretamente al número diez, la posibilidad de formar un equipo de baloncesto en la isla donde residía (Tenerife). A la vuelta de dicho encuentro esta persona comenzó la fase larvaria del que es hoy El Club Ademi Tenerife, buscando a las personas con alguna discapacidad que habían pasado por Toledo y habían practicado deporte allí.

El Club ADEMI Tenerife (Asociación Deportiva para Personas con Discapacidad), nace en el año 1988, concretamente en julio, con la idea de llenar el enorme vacío deportivo en nuestra provincia. Sus propulsores, un grupo de personas con discapacidad de Tenerife, que habían coincidido en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, tuvieron el firme propósito de poner en marcha este hermoso y ambicioso proyecto al regresar a la isla.

Las primeras gestiones que se pusieron en marcha fueron orientadas hacia el Cabildo Insular de Tenerife, concretamente a su Área de Deportes, desde el principio se contó con el apoyo de dicha institución, aceptando la idea propuesta y proporcionando ésta, el equipamiento deportivo necesario para la práctica del baloncesto en sillas de ruedas y lo más importante, un lugar donde realizar estas actividades deportivas, el Hogar Infantil Sagrada Familia “Casa Cuna”.

Rápidamente se pusieron “manos a la obra” y en poco tiempo, contaron con un grupo numeroso de practicantes de este deporte. En este sentido, obtuvieron el respaldo de los organismos oficiales con el objeto de subvencionar los costes económicos, que esto conllevaba y en 1989 Tenerife cuenta con un equipo en la segunda división nacional de baloncesto en silla de ruedas.

El equipo de baloncesto se mantuvo varias temporadas en esta categoría, a medida que los jugadores fueron adquiriendo experiencia en dicho deporte, se consigue el ascenso a la categoría superior. Fueron sumándose cada vez más practicantes a esta disciplina deportiva y el club fue creciendo en número. Con el paso de los años, habían ganado técnica de juego, llegando a competir en lo más alto de este deporte, la división de honor.

Ademi Tenerife

Ademi Tenerife

Una vez consolidado el equipo de baloncesto en silla de ruedas, se crea la sección de natación. Posteriormente se fueron creando otras actividades deportivas. En la actualidad, más de un centenar de personas, entre deportistas federados en competición oficial y aficionados, practican natación, baloncesto en silla de ruedas, halterofilia, bádminton y tenis en silla de ruedas. Consiguiendo logros importantes a nivel deportivo y formando varios de nuestros deportistas parte de la Selección Española en su modalidad.

La primera actividad deportiva que se comienza a practicar en el Club Ademi fue el baloncesto, constituyéndose un equipo e inscribiéndolo en 1989, en la liga nacional de Baloncesto en silla de la Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad Física, F.E.D.D.F. Desde entonces, es el único equipo existente, en la provincia de Santa Cruz de Tenerife con calidad de semi-profesional. Una vez acabada la liga oficial, la actividad deportiva no cesa, se ponen en marcha acciones de divulgación e integración a través de exhibiciones, partidos amistosos, participando en jornadas, etc.

También tienen otros deportes como Natación (1990), Halterofilia (2002), Tenis (2004), Fútbol Sala (2011) y Boccia (2011).

Hospital de Parapléjicos de Toledo;

El Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo (HNP) es el centro público de referencia en España para el tratamiento integral de la lesión medular. Sus instalaciones fueron inauguradas el 7 de octubre de 1974 por los entonces Príncipes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía.

La misión fundamental del HNP consiste en prestar servicios de salud y rehabilitación integral a las personas con lesión medular espinal de forma oportuna, eficaz, con calidad profesional y humana y generando rentabilidad social.

Realizar investigación científica y técnica de alta calidad en el campo de las neurociencias y, específicamente, en relación con los problemas que afectan a los pacientes con lesión medular, lo que conlleva potenciar y hacer realidad una verdadera investigación traslacional que, además, contribuya al desarrollo tecnológico de Castilla-La Mancha y España y transfiera conocimiento al sector productivo.

Favorecer la formación del personal altamente cualificado en su ámbito de actuación.

Dada la trascendencia de la lesión medular en la vida de una persona y en su entorno, el quehacer del equipo multidisciplinar de los profesionales del centro va más allá́ de los aspectos puramente clínicos, lo que incluye una visión de esta realidad desde el punto de vista social, educativo, laboral, psicológico, cultural y todo lo que, en definitiva, ayude a conseguir el objetivo de la rehabilitación integral y la normalización de la vida de los pacientes.

Como institución, el Hospital Nacional de Parapléjicos aspira ser un “Centro de Excelencia” con una posición de liderazgo nacional e internacional en sus campos de especialización desde el punto de vista de la atención, la investigación y la formación continuada.

En la actualidad sus profesionales están inmersos en el proyecto PARALANTE (Parapléjicos + Adelante) basado en el Modelo Europeo de Excelencia Empresarial, conocido como EFQM.

 

Hablamos con algunos protagonistas

Carlos Correa (Presidente del ADEMI Tenerife)

Airan Fernández (izquierda) y Carlos Correa (Derecha)

Airan Fernández (izquierda) y Carlos Correa (Derecha)

¿Qué significa ser el presidente de la asociación  Ademi?

Para mi es un orgullo poder llevar las riendas de un club que ha crecido en los últimos años no sólo a nivel de participantes sino también a nivel deportivo. También tengo que decir que esto representa una gran responsabilidad ya que está en mis manos que todos nuestros deportistas puedan participar todas las temporadas.

¿Qué hace Ademi por las personas con discapacidad?
Llevamos 28 años trabajando por y para el deporte adaptado, nuestra principal misión es facilitar la práctica deportiva a las personas con discapacidad y que esto sea un medio rehabilitador y de integración‎.
Baloncesto desde 1989, ¿qué significa este deporte en la asociación? Otros deportes incorporándose ¿Cuál es el techo?
Ademi se funda en 1988, fue con este deporte que se inicia nuestra actividad, llevamos 28 años ininterrumpidos jugando en liga nacional, gracias a esta modalidad es como conseguimos nuestros mayores recursos económicos, bien sea por patrocinios privados como por subvenciones. A lo largo de estos años nos hemos abierto a otras disciplinas deportivas así como a todas las discapacidades, ya que entendemos que no todas las personas con discapacidad tienen porque gustarles el BSR o puedan jugarlo. No tenemos límites para poder seguir abriendo modalidades deportivas, lo que tenemos son reesctricciones por problemas económicos.
¿Qué ha de hacer alguien para poder practicar algún deporte con Ademi? ¿Y si quiere colaborar?
Para practicar deporte‎ con nosotros lo primero es acudir a nuestras oficinas, ahí le darán toda la información de las modalidades deportivas y sus horarios, así como todos los formularios que deben de cumplimentar. Para aquellas personas o empresas que quieran colaborar en nuestro proyecto, solo tiene que llamar a la oficina y concertar una cita para tratar el tema con la Junta Directiva.
¿Qué se puede esperar del equipo este año?
Nuestro objetivo este año es poder llegar a la Final Four de ascenso, aunque somos conscientes que tenemos muy complicado luego ese ascenso.

 

Tino Padrón (Capitán del equipo)

Faustino Padrón

Faustino Padrón

¿Qué es para usted el baloncesto en silla de ruedas?

Al comienzo de la práctica una manera de hacer deporte y mantenerse en forma y con el paso de los años una pasión por este deporte donde aparte de competir se trazan lazos de amistad tanto dentro como fuera de la cancha.

¿Ha cambiado mucho su vida con la práctica del baloncesto en silla de ruedas?

Pues de no haber jugado nunca al baloncesto antes de estar en silla y empezar a practicarlo en Toledo en 1990 en el hospital nacional de parapléjicos, yo creo que cambiaría el día que no lo pueda practicar pero a peor.

 

¿Sigue usted también el baloncesto en silla de ruedas fuera de su equipo?

Si por supuesto he intento estar al día de otros equipos y otras ligas de otros países.

¿Qué le ha parecido el éxito obtenido por la selección en las últimas para olimpíadas?

Pues mi opinión  antes de empezar era estar en semifinales pero según se avanzaba la competición estaba casi seguro de llegar a la final y de ganarla, en las próximas se intentara.

¿Cree importante la implicación de ADEMI?

Mucho, tanto por lo que se creo que fue la integración en la sociedad a través de la práctica deportiva, y en estos momentos el valor añadido de hacerlo a nivel competitivo a nivel nacional sin perder los valores de su creación.

¿Qué podemos esperar para esta nueva temporada?

 Competir al máximo de nuestras posibilidades como hasta ahora con gente formada en la cantera y crecer poco a poco cada vez mas sin prisas pero sin pausa he intentar llegar a los playoff como en las ultimas temporadas

 

Andrea Santana Hernández (Única jugadora del equipo)

Andrea Santana

Andrea Santana

¿Qué es para usted el baloncesto en silla de ruedas?

 Para mi, el baloncesto, es un deporte que no solo me aporta bienestar físico y psíquico, sino con el  que, además, puedo relacionarme y compartir experiencias con otras personas formen o no parte del equipo.

¿Ha cambiado mucho su vida con la práctica del baloncesto en silla de ruedas?

Sí. Rodearme de gente que no me miren por ir en silla o por ser diferente a la mayoría, me hace sentir cómoda, me siento bien. Cuando juego, siento una gran libertad y, a la vez, me siento arropada por mis compañeros.

 

¿Sigue usted también el baloncesto en silla de ruedas fuera de su equipo?

Sí, por supuesto. Observar otros partidos que no sean los de mi equipo me ayuda a mejorar y aprender técnicas de juego.

¿Qué le ha parecido el éxito obtenido por la selección en las últimas para olimpíadas?

 Increíble, se lo merecen. Todo un orgullo verlos en el pódium, y deseo que en la próxima suban al cajón más alto.

¿Cree importante la implicación de ADEMI?

 Los deportistas con discapacidad encontramos en ADEMI , un club volcado en preparar y empujar a los deportistas para lograr sus metas y sueños. Fuera del club, es muy difícil prepararte o encontrar a alguien que quiera ayudarte con los entrenamientos. Por eso, es ADEMI muy importante.

¿Qué podemos esperar para esta nueva temporada?

 Podemos esperar que el trabajo y el esfuerzo se vea recompensado con el ascenso a División de Honor,  en un futuro que  esperemos no sea muy lejano.

 

Ángel Vega (Árbitro)

Ángel Vega (medio)

Ángel Vega (medio)

¿Qué diferencias podemos encontrar entre arbitrar un partido de baloncesto a un partido de baloncesto en silla de ruedas?

Las diferencias son mínimas, y todas relacionadas con la silla de ruedas. Es BALONCESTO … misma cancha de juego, mismas medidas, mismo balón, las canastas a la misma altura … Todo igual, pero van sentados, se mueven de otra forma y los jugadores son mucho más exigentes y duros, sobre todo mentalmente. No permiten que alguien les trate con compasión. Son, en muchos casos PROFESIONALES, y es lo que nos piden, que les tratemos con profesionalidad, que les exijamos y realicemos nuestro trabajo.

Una de las diferencias de arbitrar baloncesto en silla de ruedas, es el juego sin balón, aquí los bloqueos son fundamentales, al igual que la lucha por la posición dentro del terreno de juego. Hay que controlar el juego y los contactos que tienen lugar con la silla, y nuestra posición varía en función de los grupos de jugadores y no del balón. Son jugadores mucho más versátiles y completos, en el sentido que pueden acaparar varias posiciones de juego, y en ocasiones es más táctico.

¿El reglamento es igual?

No hay grandes diferencias. Las relativas a la silla de ruedas, su manejo (contactos y avances, dar tres impulsos con la silla y el balón, es considerado avance ilegal o “pasos”) y desaparece el doble regate (no hay), así como todo el tema relacionado con lo que ocurre por encima del aro.

En cierta forma, el reglamento del baloncesto en silla de ruedas, se ha ido adelantando al baloncesto “convencional”. Del baloncesto en silla de ruedas, surgió la idea de la flecha de alternancia, para que no hubiera saltos entre dos, y fue la FIBA la que adoptó esta idea del BSR.

Hay otra parte, que está relacionada con los jugadores y su clasificación médico-funcional, en función de la discapacidad que ellos tienen. Cada jugador tiene una ficha donde está clasificado en función de su discapacidad y su movilidad. A mayor discapacidad, menor puntuación, y viceversa. Cada equipo puede tener un máximo de puntos en cancha (14,5 en el caso de la liga española, 14 puntos en competiciones internacionales) y nunca puede superarlos. En el caso que los superase, se sancionaría con falta técnica al entrenador del equipo correspondiente. Hay más aspectos que cambian en el reglamento, pero a grandes trazos, estos son los más importantes.

¿Qué significa para usted poder arbitrar estos partidos?

En primer lugar, motivación, seguir aprendiendo y creciendo, dentro y fuera de la cancha como árbitro y persona. Ir a un partido y ver como los jugadores lo dan todo en cada encuentro, con la discapacidad (no les veo como personas con discapacidad, pero escribo así para que se entienda) que pueden tener y ver lo que son capaces de hacer, hace que te esfuerces más y trates de dar lo mejor de ti.

Para mí significa oportunidades de compartir experiencias con mis compañeros, y en muchos casos, amigos (es lo que queda después del arbitraje) y poder trasmitírselo a la gente más joven y que viene con ganas de aprender.

¿Algo interesante que nos quiera contar?

 La gente ha de acudir a ver estos partidos, que de verdad les gustarán, y seguro que repiten. No es lo mismo verlo por la tele, que en directo.

En Tenerife se va a tener la suerte de poder disfrutar en Junio de un campeonato de Europa absoluto, de hombres y mujeres, y hay que ir a verlo, pero con los ojos de ver B A L O N C E S TO, que es lo que vamos a arbitrar cada fin de semana, no es deporte para minusválidos ni de unos pobrecitos que van en silla de ruedas. Es deporte de élite donde unos señores compiten en lo que mejor se les da: BALONCESTO. Animaros a acercaros y disfrutaréis como lo hacemos cuando tenemos la suerte de poder compartir cancha con estos auténticos fuera de serie.

 

JUNTA DIRECTIVA ACTUAL DE ADEMI TENERIFE

Esta es la composición de la actual junta de gobierno 2013 – 2017.

Presidente: Carlos Augusto Correa Correa

Vicepresidente: Juan Antonio Cabrera Ramos

Secretario: Esteban Conrado Arteaga Plasencia

Tesorero: Rodrigo Martínez Locasio

Vocal 1: Faustino Padrón Brito

Vocal 2: Ayoze Sanchez Martin

Vocal 3: Ruyman Afonso Higuera

 

Para el desarrollo de este reportaje se han extraído datos de:

Wikipedia
ADEMI Tenerife
Practico Deporte




Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR