ACB

EL REAL MADRID NO QUIERE LEVANTAR EL PIE DEL ACELERADOR PARA ACERCARSE A LA FINAL

MAD-VAL (23)

El Real Madrid no quiere levantar el pie del acelerador y aspira a conseguir el 2-0 en el playoff de semifinales, ante el Valencia, para acercase a la final y cimentar sus opciones de conseguir un póquer histórico de títulos

El campeón de Europa, de Copa del Rey y de la Supercopa ha demostrado calidad, buen juego y saber reaccionar. También que cuando se relaja se vuelve vulnerable.

Esa es la idea que los jugadores han transmitido desde el mismo final del primer partido. Y pese a las bajas de Kresimir Loncar y Pau Ribas, el Valencia sigue siendo un gran equipo que no dará su brazo a torcer con facilidad.

“A veces, relajarse y quitarse presión conlleva no salir de la mejor manera posible en el segundo partido. A mí me ha pasado con varios equipos y por eso mismo tenemos que estar preparados e ir anticipando que tenemos que estar duros de mente, duros de cabeza, y salir muy fuerte”, declaró Andrés Nocioni, el catalizador del Real Madrid en el último cuarto del partido del pasado jueves.

Pablo Laso no tiene problemas de lesiones, más allá de los habituales golpes y pequeños dolores. El equipo sigue ‘funcionando’ al ritmo de los Sergios -Llull y Rodríguez- y tapando sus carencias en el puesto de pívot con ausencia total de Ioannis Bourousis que todavía no ha disputado un solo segundo en las eliminatorias por el título.

El Valencia apostó por un partido físico en el primer envite y pese a las ausencias de Loncar y Ribas no abandonará este camino, aunque deberá buscar otras soluciones para socavar la “regularidad” del Real Madrid, como el entrenador Carles Durán reconoció.

La recuperación de Jaycee Carroll es casi total, aunque ahora debe volver al ritmo y a las sensaciones que le permitan ser una amenaza constante y letal para el rival. Mientras tanto, Rudy, KC Rivers y Maciulis, gran defensa la suya en el primer partido, están cumpliendo con suficiencia.

El Madrid aspira a conseguir un 2-0 que le dejaría a las puertas de la final y le pondría con opciones de ahorrarse algún esfuerzo, lo que tras 71 partidos oficiales disputados esta temporada no es ninguna tontería y más a la hora de pensar en conseguir el que sería el cuarto título de la temporada, el póquer perfecto de la temporada perfecta.

El Valencia apura su última opción de recuperar el factor cancha

El Valencia Basket visitará mañana al Real Madrid en el segundo encuentro de la semifinal de la Liga Endesa dispuesto, tras su derrota en el primer encuentro, y apurará su última opción de recuperar el factor cancha.

Una victoria en el pabellón del conjunto madrileño le dejaría en disposición de acceder a la final si ganara sus dos encuentros en la Fonteta y la tranquilidad de que con una victoria se aseguraría forzar un quinto encuentro.

En cambio, una segunda derrota consecutiva le obligaría a sumar tres victorias seguidas para poder disputar la que sería su segunda final de la ACB.

El choque del pasado jueves confirmó, en el tercer cuarto, que el equipo que dirige Carles Duran tiene armas físicas suficientes para complicarle la vida al Real Madrid, impedirle que desarrolle su juego habitual y para incomodarle.

Pero también demostró que el conjunto de Pablo Laso juega muy cómodo cuando el Valencia acepta que el choque se convierta en un intercambio de canastas, pues su talento ofensivo es mucho mayor.

La reacción tras el descanso del Valencia, que llegó a igualar el partido, obligó al Real Madrid a echar mano del carácter de Andrés Nocioni, que finalmente fue el que decantó el partido del lado local.

Para este encuentro Duran contará con la baja segura de Kresimir Loncar que sufrió una rotura de fibras en el ligamento lateral interno de su rodilla izquierda en el tramo final del primer encuentro al caer sobre él su compañero Sam Van Rossom en una jugada fortuita.

Su ausencia supone un problema para el Valencia más allá del juego en sí mismo pues tanto en el choque del lunes como en la eliminatoria ante el Bilbao Basket fue el jugador que hizo reaccionar a sus compañeros con un par de acciones de carácter.

Serán otros jugadores los que deberán asumir ese rol en caso de que nuevamente el Valencia se vea en algún momento desbordado por la presión de su rival.

Además, el técnico tendrá tampoco podrá contar con Pau Ribas que sufrió una microrrotura muscular en los isquios derechos. Su baja aumentará el protagonismo de los también escoltas Rafa Martínez y Nemanja Nedovic y hará que se redistribuyan los roles ofensivos del equipo.

ACB.COM
Foto: ACB Photo / A. Martínez




Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR