ACB

EL VALENCIA BASKET ADMINISTRA AL REAL MADRID UN POCO DE SU PROPIA MEDICINA (89-93) (1-1)

MAD-VAL (16)

Segundo partido de semifinales de Liga Endesa entre Real Madrid y Valencia Basket. Tras vencer en el primer encuentro, los de Laso buscaban colocar el 2-0 antes de viajar a la ciudad del Turia. Los de Carles Durán, por su parte, a intentar la machada. Las bajas de Pau Ribas y Kresimir Loncar, una piedra más en el camino. El Madrid, por su parte, dejaba fuera de la convocatoria a Bourousis dando entrada a Doncic. El griego, más fuera que dentro.

Ruleta rusa. Nada tenía que perder el Valencia y se notó desde el principio. Atentos en defensa, rápidos de manos, corriendo en ataque y buscando librar posiciones para el tiro exterior. Parecía un suicidio jugarle al Madrid a 100 puntos pero el arranque de partido les daba poco a poco la razón. Aguantaban los madridistas de primeras a manos de Llull, Reyes y Carroll. La circulación en ataque era mala y costaba saltar los bloqueos taronjas. Pensar que los visitantes iban a rebufo por tener que contestar una vez tras otra a ventajas locales era un error. Un precipitado y desacertado Rudy Fernández ayudaba a ir cambiando la tendencia. Los tres últimos minutos de cuarto se convertían en demenciales. Del 20-17 al 22-31 con Nedovic sacando las vergüenzas a un conjunto blanco que no parecía conocer el sentido de la palabra concentración. La desesperación de Laso con los puntos encajados, para verla.

En boxeo, KO. La entrada al segundo cuarto nada iba a cambiar. Saltaban los merengues totalmente out, seleccionando mal el tiro, incapaces de coger la marca exterior, y no era algo que el Valencia fuese a desaprovechar. Triples de Vives y Nedovic, embolique del Chacho para que Lucic se luciese, valga la redundancia, y rotura espectacular de Dubljevic en la zona para un 22-41 que dejaba al Madrid en la lona. Si esto fuese boxeo poco habría faltado para darlo por finiquitado.

Maquillando que es gerundio. Siete eran los minutos que tenían los de Laso para intentar acercarse en el marcador antes de llegar al descanso, siempre pensando en poder aprovechar el parón para hacer borrón y cuenta nueva. ¿Lo aprovecharon? Más o menos. Leve intensificación de la defensa, Nocioni asumiendo tiros en ataque, y mayor actividad de Llull y Maciulis hasta pasar de -19 a -8 (37-45). Se podría decir que se había hecho lo más difícil. Lástima pensar en el descanso dos minutos antes de lo debido… Volvían los viejos vicios; malas defensas sobre Van Rossom y Vives para sendos triples y una personal evitable, como muchas de las anteriores. Al final de los primeros veinte minutos, 41-53 y gracias.

MAD-VAL (19)Medio cuarto estéril. Regresaba de vestuarios el Real Madrid con la necesidad de hacerlo casi todo bien para no ir a Valencia con 1-1 en la eliminatoria pero muy preocupados no se les veía. La primera canasta, valencianista; el primer triple también, en la siguiente jugada. En un abrir y cerrar de ojos, 46-60 con caras de incredulidad entre la gente. No solo no se salía en tromba sino que la desventaja crecía. Rudy, horrorosamente horroroso, intentaba tirar de galones. Le salía algo, pero no lo necesario. Los visitantes, por su parte, se sentían cómodos. Pasaban los minutos, la brecha en el marcador no se cerraba y ni siquiera sufrían problemas de faltas. Había pasado medio cuarto para viajar al 52-63. Nadie habría dibujado este partido.

Tres minutos de oro. Y cuando peor pinta tenía todo, 53-65, llegaba el acierto para los blancos. Anotaba Llull y Felipe aprovechaba dos técnicas pitadas al conjunto valenciano. Dubljevic se intentaba hacer grande pero no disponía de ayudas y se veía desbordado por unos Reyes y Ayón que decidían cargar la zona con todo y a la vez. La precipitación de Van Rossom no ayudaba y al Madrid se le alineaban las estrellas con Rudy despertando desde el triple. 66-67. Como volver a empezar; en solo 3 minutos. Ya no había excusas.

¿Quién dijo miedo? A estas alturas de partido los de Durán sobrepasaban la línea de mérito atribuible a un equipo con sus bajas y ante el rival que tenían enfrente. Se rehacían del varapalo con un triple de Sato y volvían a confiar en meter balones dentro. Se combinaban Lishchuk y Dubljevic para superar en pareja los 20 puntos y solo un triple de Llull sobre la bocina les cortaba el rollo. Los últimos diez minutos echaban a andar con triple de Nocioni, para poner a los blancos por delante (74-73), pero era imposible quitar al Valencia el beneficio de la duda.

Nosolotriple. Habría que abrir una web en honor al Madrid para explicarles que a veces existe algo más que el triple. Pésima lectura final de partido. Tras ponerse cuatro arriba, 79-75, a manos de Llull y Nocioni, llegó el desastre. Hacía y deshacía Van Rossom a su antojo y Dubljevic se disfrazaba de MVP. Los locales se empeñaban en tirar y tirar del triple, que en añadido dejaba en mal lugar a Rudy una vez tras otra, y el marcador se iba hasta un 81-91 excesivamente doloroso a un par de minutos del final.

La orilla inmerecida. Es difícil hablar de qué ahogamiento era más doloroso a estas alturas de partido, si el del Madrid por la no remontada o el del Valencia por la ventaja adquirida y el trabajo realizado. Con el picante final, las dudas resultaron mayores. Se crecía Llull con un 3+1 y los blancos intentaban, por última vez, tirar de defensa. El plan funcionaba y el Chacho y Reyes acertaban en ataque. Para más inri, Nedovic fallaba dos tiros libres tras coger un rebote ofensivo que nunca debió coger. Todo a jugarse en la última posesión… Y seguramente acabó todo del lado del que más lo mereció. Los locales fallaban el ataque y Vives remataba desde la línea de tiros libres. 89-93. El Valencia recupera la ventaja de campo.

Por Aketza Villanueva Moreno (@aketzavm)

ESTADÍSTICAS

#ACBPhoto




Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR