En la NBA no hay solo beneficios, sino el efecto rebote

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en NBA

La NBA siempre destaca por los increíbles beneficios que tiene y que cada vez son más altos. Sin embargo, este aumento y el gran contrato televisivo (27.000 millones de dólares) que se pone en marcha este año, no ha impedido que las franquicias pequeñas tengan ganancias, y eso que es una de las competiciones más globales del mundo. Gentileza NBA de fullbasket.es

Un estudio interno del comisionado de la liga que ha sacado la ESPN revela que catorce de las treinta franquicias perdieron dinero durante la última temporada. Esto ha hecho que en la NBA hayan saltado las alarmas, y ha obligado a que en la próxima junta estudie un cambio en el reparto de los ingresos que genera la liga.

Pero, ¿Porque ocurre este fenómeno en una competición tan global? El problema es que parte del dinero se distribuye en función del mercado audiovisual local de cada franquicia, lo que beneficia a los equipos con una alta densidad de población y penetración de la televisión de pago.

Por poner un ejemplo muy claro y que demuestra este fenómeno: Los Angeles Lakers factura 148,1 millones de dólares por sus acuerdos con televisiones locales, con los Grizzlies de Memphis, que se tienen que conformar con 9,8 millones de dólares.

El reparto de los ingresos de los equipos que más ganaron con los que tuvieron perdidas redujo a nueve los clubes que no pudieron superar las perdidas. Esos equipos son: Atlanta Hawks, Brooklyn Nets, Cleveland Cavaliers, Detroit Pistons, Memphis Grizzlies, Milwaukee Bucks, Orlando Magic, San Antonio Spurs y Washington Wizards

No solamente estas nueve franquicias se ven afectadas. Fuentes especializadas señalaron que por una medida de contabilidad diferente que posee la liga – los ingresos de explotación-, sólo 10 equipos (en lugar de 14) perdieron dinero antes de contabilizar la distribución de ingresos.

Esos cinco equipos que pierden dinero antes de recibir el reparto de ingresos y los pagos el Luxury Tax (ese impuesto que se paga si te pasa del tope salarial, conocido como Salary Cap) que pagan algunos equipos, y que se reparte entre los más pequeños son Sacramento, Phoenix, Minnesota, Portland y Washington. El Salary Cap, que sube y baja dependiendo de los ingresos de la liga, ha pasado en dos temporadas de 63 a 94 millones de dólares.

Esto tiene una explicación muy clara. Los contratos en vigor aseguran 2.700 millones de dólares a la NBA por temporada, pero el fuerte incremento que se hizo con la llegada del nuevo contrato televisivo y también el acuerdo para el aumento de los salarios de los jugadores para impedir un LockOut ha provocado el efecto rebote.

El asunto es grave y algunas franquicias ya han planteado que se aumente el tamaño de la competición, de forma que los nuevos participantes paguen una cuota de entrada que sirva para solventar los problemas financieros que arrastra una parte de los equipos. Sin embargo, Adam Silver habría descartado esta posibilidad.

La brecha entre los equipos más rentables de la liga y los más débiles será abordada en la reunión de la Junta de Gobernadores de la liga del 27 al 28 de septiembre en Nueva York.

Photo NBA Media

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies