Eurobasket 2015

ESPAÑA ARRANCA A TIEMPO Y SE CITA EN CUARTOS CON GRECIA (80-66)

image

30 minutos de sufrimiento e igualdad y 10 de brillo y dominio conducen a España a los cuartos de final del Eurobasket (80-66). Pau Gasol fue una vez más determinante, incluso cambiando de registro: 30 puntos con… ¡6/7 en triples! El martes espera Grecia en un reto de gran calibre

No está siendo un Eurobasket fácil para España. A las dificultades de la primera fase le ha seguido un complicadísimo duelo de octavos de final ante Polonia, un rival en alza pero a la vez inferior.

La baja de Rudy Fernández por problemas de espalda añadió complejidad al reto, obligando a rotaciones poco habituales y a dar un paso adelante defensivo. Y se consiguió solo a medias. Se logró, porque España aceleró en el último cuarto y alcanza un año más los cuartos de final y solo ocho de las 24 selecciones pueden decir lo mismo, pero no resultó convincente.

No, España no ha explotado. Aquel recuerdo de pasados torneos en los que un mal comienzo dio paso a un juego espectacular y a un dominio incontestable no se ha reproducido. El equipo no es el mismo que en 2009, por ejemplo, pero la Selección sigue superando cada examen con un suficiente, sin lujos ni alardes. Sin poder siquiera bajar un poco el pistón.

Pero lo más importante es que aprueba y pasa ronda. España estará en los cuartos de final el próximo martes contra la invicta Grecia en un test de gran calibre. Ganar garantizaría la lucha por las medallas y seguir compitiendo por el billete directo a los Juegos, a la vez que aseguraría el Preolímpico.

Para hacerlo tendrá que mejorar mucho, pues lo de este sábado ante Polonia no servirá. Fueron 30 minutos de sufrimiento, sin recuperar solidez defensiva ni continuidad en ataque. Solo un gran arranque del último cuarto, con Sergio Llull espoleando el ataque en su mejor partido del campeonato, y el show anotador de Pau Gasol permitieron evitar un final a cara o cruz.

Pau Gasol… ¡Pau Gasol! No solo fue de nuevo el jugador más determinante, sino que lo hizo cambiando de registro: ¡6/7 en triples para 30 puntos! Quizá tocado físicamente o simplemente cansado por la lucha ante las torres rivales, el de Sant Boi jugó muy lejos del aro, pareciendo por momentos dominar menos que en otros partidos pero acabando con unas cifras de escándalo. Además, ante su dimensión exterior, asumió más presencia bajo el aro Nikola Mirotic, segundo máximo anotador español.

Otro protagonista fue Víctor Claver, que respondió de forma excelente en defensa como “3”, ayudando a paliar la ausencia de Rudy.

El partido empieza con susto de Pau Gasol

El partido empezó con un susto. A pocos minutos del salto inicial Pau Gasol se fue al vestuario, retornando apenas segundos antes del salto inicial. El pívot no realizó el salto inicial, su cita habitual, y no pareció estar muy suelto en los primeros compases, llegando incluso a que el banquillo le consultase un posible cambio. “No”, respondió el mayor de los Gasol, que olvidó todo posible problema para dedicarse a lo que mejor sabe: sumar y sumar.

Suyos fueron los primeros puntos españoles, un triple que abrió una serie de 8-0 (8-4), con muy buenos minutos también de Pau Ribas y Nikola Mirotic. Pau era superior aa Gortat, llevándole lejos del aro y haciéndole daño ahí, y España afianzaba su ventaja (13-6). El problema es que la selección no va muy sobrada y Polonia encontró tiro exterior y su factor X en Damian Kulig para igualar (15-15). Gasol, cada vez más entonado, tomaba las riendas con siete puntos consecutivos y Llull lograba tres tiros libres al final de cuarto paara dar cierta tranquilidad (25-20).

Polonia le da la vuelta en el segundo cuarto

España afrontó el segundo cuarto con un quinteto atípico, obligado por las bajas: Sergio Rodríguez – Ribas – Claver (que ya había rotado como “3” en el periodo inicial) – Reyes – Hernangómez. No funcionó. En apenas 2:02 Polonia logró un parcial 0-7 que le dio ventaja en el electrónico (25-27), obligando a Chacho a atacar más el aro y a Pau Gasol a volver a la pista sin apenas respiro. El hombre del momento era el polaco Karnowski, que no le tenía miedo ni a Gasol.

Los errores absurdos en ataque, con pérdidas y regalos en el pase, y la excesiva dependencia de un Pau Gasol (15 puntos sin fallo, pero todos ellos a más de cuatro metros del aro) llevaban a un transitar complicado. Un triple de Víctor Claver alivió la tensión (36-31) y otro de Mirotic elevó la renta a un 39-33 que amenazaba a escapada, pero en un momento Polonia anuló el intento con un parcial 0-6 y cargando a Pau con dos faltas. Solo una canasta del ala-pívot hispanomontenegrino dio ventaja a España al descanso (41-39), pero las espadas estaban en todo lo alto.

El tercer periodo avanza sin soluciones

Si se esperaba el inicio tercer cuarto para un cambio defensivo, éste no llegó. Los dos primeros ataques polacos se saldaron con canastas relativamente fáciles (41-43), en tanto que Pau Gasol seguía jugando demasiado lejos del aro y sus dos primeros intentos no entraron. Eran sus primeros fallos en la hasta entonces impoluta carta de tiro, y un vendaje en la parte superior del gemelo derecho empezaba a dejar claro que algo le pasaba.

Por fin, en el minuto 27 España pudo encontrar por primera vez a Gasol en buenas condiciones debajo del aro, convirtiendo sus primeros puntos interiores y frenando unos minutos de exhibición de recursos de Adam Waczynski (48-48). Pese a todo, la selección no cuajaba y buscaba la reacción defensiva apelando a una zona 2-3, golpeada de buenas a primeras por un triple de Zamojski (52-53).

España navegaba contracorriente y con el rival tres arriba (52-55), Polonia incluso se permitió el lujo de sacar rebotes ofensivos y aumentar la sensación de debilidad nacional. Era quizá el peor momento de los de Scariolo, pero Reyes y Mirotic sacaron todo el orgullo en la última jugada del tercer cuarto, logrando el de los Bulls un revitalizador 2+1 que cambiaba en un momento el ritmo mental del encuentro al llegar al último periodo (55-55).

Llull aportó serenidad al ataque español y cambió en un momento el ritmo del partido. Forzó tres faltas seguidas, dejando a Polonia ‘casi’ en el bonus a 8:40 del final, anotó una canasta y asistió a Reyes en otra. El partido había cambiado y a veces la cabeza hace mucho: Waczynski erró un triple abierto, Pau Gasol capturó un rebote ofensivo lleno de oportunismo y Sergio Rodríguez no desperdició un tiro abierto. Resultado, un +7 que no se veía desde el 13-6 inicial.

Pero no acabó ahí. Pau Gasol anotó su cuarto triple, luego una canasta interior ante Gortat y finalmente su quinto y sexto lanzamiento desde más de 6,75, y el partido ya estaba roto: 77-59. Pero hablar solo de Pau y su exhibición triplista sería injusto: Sergio Rodríguez dirigió a la perfección y Víctor Claver dio un gigantesco paso defensivo para convertirse en esencial.

Todo funcionó en el último cuarto, llevando a una ventaja final sorprendente para lo visto durante 30 minutos.

ESTADÍSTICAS OFICIALES

Por Pablo Malo de Molina de ACB.COM
Foto: FIBA Europe




Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR