ESPAÑA CLAUDICA ANTE UN ESTELAR BJELICA (70-80)

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en Eurobasket 2015

Con 24 puntos y 10 rebotes el pívot serbio marcó la diferencia en un partido donde a España le faltó ritmo defensivo y alegría en ataque. Pese a la dureza serbia, Pau Gasol (16 puntos) y Mirotic (10+10) estuvieron a punto de lograr la victoria

Complicada puesta de escena de una España que perdió frente a Serbia por 70 a 80 en un partido donde se impuso el ritmo serbio y brilló Nemanja Bjelica.

Fue un encuentro duro desde el principio, con Serbia queriendo demostrar el porqué es subcampeona del Mundo y España queriendo rememorar su status de favorita. A los de Sergio Scariolo les costó arrancar por mor de la defensa serbia y tuvo que ser Rudy Fernández que le conectara con ocho puntos en el primer cuarto.

Sin acierto triplista, fue Felipe Reyes quien tomó el testigo anotador español (entre los dos anotaron 20 de los 36 puntos del equipo en la primera parte) con otros ocho puntos que permitieron a España alcanzar un renta de 12 puntos (21-9). Empero Serbia despertó, Sasha Djordjevic protestó y todo cambió en el partido.

La dureza serbia se mantuvo pero las faltas cambiaron de bando en su señalización y eso desconectó a jugadores como Nikola Mirotic (0 puntos al descanso) o Sergi Llull. En el juego de rotaciones Serbia salió ganando porque Bjelica castigó a España y Nedovic logró enjugar la ventaja con un fantástico final de segundo cuarto donde 10 puntos consecutivos empató el marcador.

Sin embargo, no sería el escolta de Unicaja, sino Bjelica el que se erigiría en gran verdugo de la selección. El ala pívot tuvo una actuación coral y fue el líder de un equipo que voló en el tercer cuarto con una gran defensa para anotar 28 puntos que rompieron el partido a su favor.

Los 24 puntos y 10 rebotes de Bjelica tendrían un colofón final magnífico con un triple justo cuando España reaccionó con Mirotic y Gasol (dos puntos en la primera parte y 23 en la segunda) para ponerse a un punto en el último minuto. Pero los triples que se le negaron a Serba en el inicio de partido le dieron la victoria al final del mismo.


Gasol Denies Raduljica at the Rim! – EuroBasket… por fiba

Ganas de marcar el territorio

Las ganas por demostrar que España venía a por todo y olvidar recuerdos del pasado se mostró desde un salto inicial al que se anticipó Pau Gasol. El pívot también protagonizó una buena acción defensiva taponando a Kuzmic, aunque en ataque quizá esa intensidad provocó los fallos en el tiro.

Lanzamientos rápidos sin opción de rebote en los primeros cuatro ataques que, no obstante, no fueron penados por una Serbia igualmente errática. Sin duda que los minutos de tanteo estaban siendo fríos en anotación y con una España que quería hacer grande el campo para castigar la defensa de Kuzmic sobre Pau Gasol.

Serbia siguió apostando por la dupla Markovic-Teodosic liberando a su genial capitán en pista de las tareas organizativas y defensivas (sobre Sergio Rodríguez). Markovic quería romper el juego combinativo de España y lo conseguía para poner el 0-5 de inicio.

Más de cinco minutos sin anotar y después de siete lanzamientos errados, España inauguró su cuenta en el Eurobasket con una espectacular acción que comenzó con un brutal tapón de Gasol sobre Raduljica y que cerró Rudy Fernández con un plástico 2+1 con rectificado en el aire incluido. Era una acción con mayor cuantitativo que lo que indicaba el marcador pues significaba la liberación de los nervios y comenzar a sumar frente a una Serbia donde Teodosic ya ejercía como el líder que es (5-7).

Por buscar elementos positivos en un complicado inicio, España pronto comenzó a rentabilizar la agresividad defensiva Serbia y comenzó a castigar las faltas con puntos desde la personal. Con los primeros de Llull, España empató el encuentro antes que Felipe Reyes entrara para adelantar a España.

Olvidados los problemas iniciales, tanto la rotación perimetral del balón como los tiros exteriores entraron y eso retroalimentó a un equipo que, tras su primer contraataque, ya ponía tierra de por medio con Serbia gracias a un parcial de 9-2 (14-9). Los problemas de anotación cambiaban de bando y eso obligó Djordjevic a meter puntales ofensivos como Bogdan Bogdanovic o Nemanja Nedovic que, sin embargo, aligeraron la presión defensiva que tan mal se le había dado a España. El camino no había comenzado bien, pero ya estaba enderezado y España comenzaba a disfrutar de la pizarra de Sergio Scariolo.

De ella salió un ascensor donde quedó atrapado ilegalmente un Rudy Fernández que completó un brillante inicio de partido (ocho puntos y dos asistencias en el primer cuarto). La protesta posterior de Djordjevic le costó un técnica que era buscada para cambiar el arbitraje, pero que a España le sirvió para estirar la ventaja hasta los 12 puntos justo antes de que Serbia anotara para cerrar un prometer cuarto (21-11).

El oficio serbio bloquea a España

Era previsible que Serbia reaccionara y así lo hizo con el omnipresente Bjelica. El ala pívot provocaba cosas sin que su estadística creciera, pero la atención que merecía junto a Teodosic hizo que, en el inicio de segundo cuarto, España entrara en el bonus en menos de dos inicio. La técnica de Djordjevic daba réditos y el oficio serbio hizo que la salsa española se espesara.

El partido estaba precioso por intensidad pero le faltaba anotación para que fuera completo. Serbio falló sus siete primeros triples y España no le iba a la zaga con 1/8. No era una buena noticia para el juego español, pero, como quiera que Felipe Reyes era un coloso en la zona (ocho puntos al descanso), el devenir del encuentro era positivo mediado el segundo cuarto.

Para Serbia el clavo al que se agarraba era un Bjelica que lideraba la anotación y conseguía sacar del partido a un Mirotic con dos faltas y desacertado en el tiro. Era un punto a resolver, más aún viendo que Pau Gasol (dos puntos y 1/5 al descanso) estaba muy vigilado y que Serbia llevaba el encuentro a un ritmo parsimonioso y con constantes interrupciones. (31-24).

Eso era un riesgo que demostró Nemanja Nedovic con sus dos triples. Cierto que Pau Ribas anotó uno antes, pero el despertar triplista de Serbia dejó bien claro lo duro que había vuelto a ponerse el encuentro. Los 10 puntos seguidos del escolta de Unicaja empataron el encuentro en el último minuto y sólo una brillante canasta de Sergi Llull sobre la bocina dio una ligera ventaja al descanso (36-34).

Sin duda que la rotación de jugadores había dado un aire a los balcánicos y todo el trabajo previo quedaba en nada. El bloqueo inicial, la velocidad ofensiva posterior quedaron en meros fuegos de artificio porque la primera parte no dejó mayores lecturas que la mayor evidencia de todas: iba a ser un partido disputado al máximo hasta el final.


Fernandez’s Crazy Between-the-Legs Bounce Pass… por fiba

En el punto de no retorno

En busca de meter en el partido a Pau Gasol y Niko Mirotic, España repitió equipo en el inicio de tercer cuarto y al segundo intento logró conectar al ala pívot con una acción donde forzó la falta tras el pase de Llull. Los tiros libres eran los primeros puntos de un Mirotic que acto seguido se entendió a la perfección con Gasol para seguir sumando.

Sin duda que esa aparición era una gran noticia, sobre todo porque un triple de Teodosic puso a Serbia a uno previamente. Cualquier ayuda era necesaria y más aún si es de la valía de los dos postes españoles. Entre los dos sumaron los nueve primeros puntos de la segunda parte (y 23 de los 34 que anotó) obligando a Serbia a tener que prestar más atención a la zona posibilitando que los exteriores de España pudieran penetrar. En cualquier caso, los serbios no se amedrentaron y entre Teodosic y Bjelica se pusieron por delante (45-46).

Si bien era necesaria la conexión de los pívots españoles, ahora ya convenía equilibrar la anotación exterior-interior por que Serbia seguía viviendo sus mejores momentos en ataque y Markovic cortó la zona española para incrementar la renta y forzar el tiempo muerto de Scariolo.

Sin rastro de contraataques, el estático era un quebradero de cabeza para España y Scariolo busca soluciones… que empezaban en la defensa del pick and roll. Las canastas fáciles de Serbia eran un pecado si se quería ganar y por eso España necesitaba ser más agresiva atrás e incluso cambiar en defensa.

Así sucedió y en la primera defensa tras tiempo muerto se vio una presión y zona que, empero, fue rota por Milosavjjevic y luego por Bogdanovic. Serbia se colocó 47-53 encendiendo todas las alarmas en el partido porque Serbia no dejaba de anotar y España sólo hacía tiros forzados.

La aparición de secundarios como Erceg no hizo más que empeorar un situación que quedó plasmada gráficamente con dos imágenes consecutivas: La del triple de Erceg que hizo la corbata para acabar entrando y, acto seguido, los tres tiros en la zona fallados por Llull y Gasol. Lo que entraba en un aro, no quería entrar en el otro y Serbia rompió la barrera de los 10 puntos (49-60). España promediaba un 33% de los tiros de campo, mientras que si rival coquetaba por entonces con el 50%.

España estaba fuera de punto, el partido ya no lo controlaba y no había atisbo de que pudiera cambiar. El rodillo serbio en este período era ofensivamente demoledor: 28 puntos y una ventaja de 10 para encarar el tramo final (52-62).

Bjelica ejecuta el plan serbio

La selección se quedó antes de tiempo sin colchón de errores y la red de seguridad se había plegado ante el portentoso derroche defensivo de una serbia que fue creciendo en el partido. A partir de la defensa olvidó sus errores del tiro y se colocó por delante gracias a sus hombres importantes.

Importante también quería ser Mirotic y a eso se agarró España para volver a bajar de los 10 puntos. Sin anotación del perímetro: la defensa y Mirotic fueron los recursos que exhibió el equipo en su puesta en escena.

Mirotic obvió la falta de fluidez ofensiva, la inexistente rotación del balón y colocó un 56-62 que daba vida. Más podría haber dado una bandeja de Sergio Rodríguez taponada in extremis. Esa acción fue posteriormente castigada con el mate de Raduljica para distanciar un poco más a los serbios. Estos dominaban ya lo que era baloncesto y lo que no era y España perdió un punto de concentración entre las decisiones arbitrales.

Pese a los puntos de Mirotic y la entrega de Reyes, el partido para España exigía la presencia de Pau Gasol. Éste no falló y en dos ataques castigo con falta a Bjelica y dos puntos a Kuzmic.

Otro Pau, Ribas, metió el primer triple de la segunda parte y puso a tres a España (63-66). Era una genial noticia, pero Bjelica la minimizó con otro triple. El ex baskonista era el faro que guiaba los ataque de su equipo y estaba desatado en la anotación justo al entrar en los tres últimos minutos.

Era el momento de la verdad y los dos equipos ya sabían quienes eran sus puntales ofensivos. Gasol, el de España, colocó a uno a la selección haciendo muy evidente que Erceg no le podía defender en el poste bajo (68-69).

La respuesta llegó de la mano de un Teodosic terriblemente inteligente. No había anotado sus últimos tiros por lo que forzó una falta para anotar desde la personal. Tras él llegó el turno de un Gasol que siguió amargando a un Kuzmic desastroso. La personal no resolvió nada antes de entrar en el último minuto y España siguió muy metida en el marcador… hasta que los triples la mataron.

Dos flechas lejanas de Bjelica y Bogdanovic rompieron el esquema defensivo de España y dinamitaron cualquier opción de victoria. El basketaverage se convirtió en el siguiente objetivo, sobre todo pensando en futuras jornadas dentro de un grupo que se prevé muy igualado.

Ni siquiera eso, la sangría serbia creció más de lo previsto y el 70-80 final es un duro golpe de inicio para una selección que, sin jugar bien, combatió hasta el último minuto frente a uno de los aspirantes al cetro continental.

ESTADÍSTICAS OFICIALES


Spain v Serbia – Group B – Game Highlights… por fiba

Álvaro Paricio (@Alvaropc23) de ACB.COM
Foto: efe

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies