ESPAÑA SUPERA CLARAMENTE AL ANFITRIÓN (46-69)

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en FEB/LEB

Tres de tres. España no se dejó sorprender por Hungría y sumó la tercera victoria en el campeonato en un partido decidido en un último cuarto estelar en el que nuestra selección mostró todo su repertorio de virtudes

Especialmente concentradas e intensas, las jugadoras españolas se pusieron en marcha mostrando eficacia defensiva y acierto ofensivo. En un abrir y cerrar de ojos un triple de Alba Torrens situaba el marcador en un contundente 2-11. Las anfitrionas encontraron en la defensa zonal un buen recurso para frenar la racha del rival. España, gracias a la versatilidad de sus pivots, solucionaba con los rebotes ofensivos los bajos porcentajes a la hora de atacar la zona húngara y conseguía finalizar el primer cuarto con un esperanzador 13-21.

Laura Gil y Laura Nicholls conseguían, no sólo aportar en ataque y rebote, sino también solucionar problemas en defensa ante la estatura de las pivots adversarias. Un triple de Marta Xargay situaba la máxima diferencia en el marcador en el minuto 14 (13-27) pero la tercera personal de Laia Palau y la reacción local con Vaira y Honti como líderes ofensivas en ese momento equilibraba el marcador a un 22-29 que obligaba a Mondelo a replantear situaciones. Luci Pascua adquiría protagonismo en la lucha bajo los aros y conseguía ayudar a que al descanso la ventaja española se mantuviera (26-34).

La reanudación produjo un cierto atasco en un ataque de España que no encontraba soluciones ante la defensa zonal del rival. Los triples de Laia Palau o Alba Torrens mantenían por delante en un marcador que sin embargo se reducía a un inquietante 41-44 (minuto 30) tras un parcial de 15-10 favorable a las locales. Pero tras el toque de atención llegó la reacción española y con ella los mejores minutos del campeonato. Un parcial de 2-16, con Alba Torrens estalar, con Marta Xargay apareciendo siempre oportunamente, con Ndour volviendo a correr la pista por calle central con velocidad diferencial llevó el luminoso a un contundente 43-60 en el minuto 35. Y bajo el mensaje de “diversión” y en una clara dinámica ascendente, con Leticia Romero soltando muñeca, nuestra selección terminó el partido aumentando diferencias e impregnándose de muy buenas sensaciones de cara al futuro inmediato.

La Clave

Nuevamente España supo trabajar con máxima humildad cuando el acierto le fue adverso y desde el esfuerzo defensivo y reboteador impidió a Hungría ponerse por delante en el marcador. Desgastado el rival por el esfuerzo español, cuando llegó el acierto el partido quedó roto.

El Detalle Técnico

Las ayudas en el poste bajo con dos contra uno por el fondo o por arriba, imposibilitaron a las pivots húngaras que hicieran valer su superioridad en alzada.

El Momento

5-24 como parcial final encadenando una serie de acciones brillante corales e individuales que evidenciaron la capacidad de España para poner una marcha más. En el momento en que pudo correr, desarboló por completo a un rival que había soñado con la sorpresa durante algunas fases de la segunda parte.

Conclusión

España sabe adaptarse a los diferentes guiones y tiene capacidad para mantener esfuerzo constante independientemente del acierto, ese valor variable que nadie puede garantizar. Ha sumado tres victorias y en todas ellas ha pasado por momentos de sufrimiento, de exigencia física y mental. Esas dificultades les servirán para ser todavía más fuertes en los siguientes partidos.

NOTA DE PRENSA FEB

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies