Estados Unidos cumple ante Islas Vírgenes

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en FIBA Notas de prensa FIBA

Llegaron como favoritos y no defraudaron. Estados Unidos venció a Islas Vírgenes 90-62 y jugará la final de la AmeriCup. Una vez más su fortaleza en defensa le permitió disimular una baja efectividad en el lanzamiento exterior. Ataques rápidos, posesiones cortas y aprovechar al máximo los errores del rival, fueron los argumentos del triunfo. Munford con 20 puntos y 10 rebotes fue el más destacado del partido

El triple de Victor en el inicio del partido fue el momento de satisfacción para Islas Vírgenes. Es que desde allí, el trámite correspondió a Estados Unidos. Un rápido 12 a 0 en 4 minutos ya le dieron una primera ventaja sostenida por una intensidad defensiva que le permitía correr la cancha con comodidad y aprovechar de muy buena forma las pérdidas de su rival. Con Marshall como figura, el equipo de Van Gundy tomó renta de 12 para irse más tranquilo al descanso corto (22-10).

La extensión del plantel le da la posibilidad a Estados Unidos de mantener esa fortaleza en defensa y a pesar de no tener altos porcentajes con su lanzamiento exterior, en los primeros 4 minutos se escapó en el tanteador por 16 unidades (30-14). Desde la banca, Munford tuvo sus minutos de calidad en ataque. Islas Vírgenes no podía vulnerar la buena defensa que lo obligaba a lanzar de media distancia, donde sus porcentajes disminuyen notoriamente. Hodge estuvo controlado y eso el equipo lo sintió, llegando a estar hasta 22 unidades por debajo (44-22). La diferencia de 17 puntos para irse al primer tiempo (44-27), reflejaba lo que realizaba un equipo y otro en la pista.

En el inicio de la segunda mitad, los estadounidenses salieron con el firme objetivo de sentenciar el juego. No se permitieron un descanso en defensa y ya a los 3 minutos retomaron la distancia de 22 unidades (54-32). Warney en la pintura, Hearn y Willams II desde el perímetro eran los más destacados de un equipo que seguía realizando una rotación constante de nombres. Ya con 20 puntos a su favor, Estados Unidos ingresó a jugar el último cuarto sabiendo que su destino era la gran final (62-42).

Ya con el trámite a su favor, las rotaciones aparecieron y el final era previsible. Islas Vírgenes intentó pero se le complicó, sobre todo cuando pretendió ofender. Con la misma receta que en Montevideo y fiel a la idea de su entrenador de priorizar lo defensivo, el ganador tomó una máxima de 30 puntos (87-57) elevando también sus porcentajes en el lanzamiento exterior. Estados Unidos ganó y dio el primer paso para su objetivo de obtener esta primera edición de la AmeriCup.

Nota de prensa FIBA

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies