Euroleague 1998/1999; El Zalgiris bordó el baloncesto y fue justo campeón

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en Euroleague History Hemeroteca Zalgiris Kaunas
La primera fase la forman cuatro grupos con seis equipos. De los cuales tras diez jornadas los tres primeros pasaran a un grupo y los tres últimos a otro grupo. Los resultados configurarán la segunda fase.
PRIMERA FASE
 GRUPO A
ZALGIRIS KAUNAS   (8-2)
FENERBAHCE   (6-4)
PAU ORTHEZ   (5-5)
BASKONIA   (5-5)
VARESE   (4-6)
AVTODOR   (2-8)
GRUPO B
PANATHINAIKOS   (10-0)
EFES PILSEN   (7-3)
MACCABI   (4-6)
CIBONA   (4-6)
TDK MANRESA   (3-7)
ESTRELLA ROJA   (2-8)
GRUPO C
OLYMPIACOS   (8-2)
VIRTUS BOLONIA   (7-3)
CSKA MOSCU   (5-5)
ULKER   (4-6)
ZADAR   (3-7)
ALBA BERLIN   (3-7)
GRUPO D
UNION OLIMPIJA   (7-3)
ASVEL BASKET   (7-3)
REAL MADRID   (6-4)
FORTITUDO BOLONIA   (5-5)
PAOK   (4-6)
SAMARA   (1-9)

En la segunda fase los resultados se sumaron para culminar la fase regular. Los cuatros grupos están formados por seis equipos, de los cuales los cuatro primeros de cada grupo sumarán los dieciséis equipos que jugarán los playoff de octavos de final.

 SEGUNDA FASE

GRUPO E
ZALGIRIS KAUNAS   (12-4)
FENERBAHCE   (9-7)
CIBONA   (8-8)
PAU ORTHEZ   (8-8)
TDK MANRESA   (5-11)
ESTRELLA ROJA   (4-12)
GRUPO F
PANATHINAIKOS   (15-1)
EFES PILSEN   (11-5)
MACCABI   (7-9)
VARESE   (7-9)
TAU CERAMICA   (7-9)
AVTODOR   (2-12)
GRUPO G
OLYMPIACOS   (11-5)
VIRTUS BOLONIA   (10-6)
CSKA MOSCU   (10-6)
FORTITUDO BOLONIA   (9-7)
PAOK   (7-9)
SAMARA   (1-15)
GRUPO H
UNION OLIMPIJA   (13-3)
ASVEL BASKET   (9-7)
REAL MADRID   (9-7)
ULKER   (7-9)
ALBA BERLIN   (6-10)
ZADAR   (4-12)
Tras la liguilla los playoff de octavos de final se forman de la siguiente manera: EFES PILSEN contra el CSKA MOSCU, el ZALGIRIS KAUNAS contra el ULKER, ASVEL BASKET contra la CIBONA, OLYMPIACOS contra VARESE, FENERBAHCE contra REAL MADRID, PANATHINAIKOS contra la FORTITUDO BOLONIA, KINDER BOLONIA contra MACCABI, UNION OLIMPIJA contra PAU ORTHEZ. 
OCTAVOS DE FINAL

EFES PILSEN VS CSKA MOSCU   (2-0)
(73-58); (98-105)
ZALGIRIS KAUNAS VS ULKER   (2-0)
(76-62); (82-93)
ASVEL BASKET VS CIBONA   (2-1)
(95-63); (79-68); (74-70)
OLYMPIACOS VS VARESE   (2-0)
(78-66); (77-83)
FENERBAHCE VS REAL MADRID   (0-2)
(81-89); (85-74)
PANATHINAIKOS VS FORTITUDO BOLONIA   (0-2)
(58-63); (88-64)
VIRTUS BOLONIA VS MACCABI   (2-0)
(78-57); (55-70)
UNION OLIMPIJA VS PAU ORTHEZ   (1-2)
(72-63); (74-57); (57-64)
Tras los octavos de final quedaron eliminados el Panathinaikos que hasta ese momento estaba cuajando una gran temporada, el CSKA y el Maccabi entre otros. Los cuartos de final enfrentaron al ZALGIRIS KAUNAS contra el EFES PILSEN, OLYMPIACOS contra el ASVEL BASKET, FORTITUDO BOLONIA contra el REAL MADRID y el PAU ORTHEZ contra la VIRTUS BOLONIA. El único representante español cayó eliminador por la vía rápida.
CUARTOS DE FINAL

ZALGIRIS KAUNAS VS EFES PILSEN   (2-0)
(69-68); (70-84)
OLYMPIACOS VS ASVEL BASKET   (2-0)
(70-57); (77-81)
FORTITUDO BOLONIA VS REAL MADRID   (0-2)
(90-63); (65-76)
PAU ORTHEZ VS VIRTUS BOLONIA   (1-2)
(67-59); (93-75); (54-70)
La final four se celebra este año en la ciudad alemana de Munich. Quedando los cruces de la siguiente manera, por un lado el duelo entre dos eternos enemigos VIRTUS BOLONIA contra la FORTITUDO BOLONIA, por el otro lado el OLYMPIACOS contra el sorprendente ZALGIRIS KAUNAS. 
La primera semifinal entre italianos ofreció el juego intenso que se presumía. Eran dos rivales que se conocían a la perfección y el partido no tuvo dueño hasta las últimas posesiones. En ese momento, al final, sobresalió la calidad de Nesterovic, Danilovic y Sconochini.
Virtus Bologna 

VIRTUS BOLONIA   62
*Rigaudeau – 7p, 2r.
*Danilovic – 12p, 3r.
*Sconochini – 12p, 4r.
*Frosini – 3p, 6r.
*Nesterovic – 16p, 12r.
Abbio – 7p, 3a.
Crippa – 3p, 1a.
Binelli – 2p, 3r.
Panichi – 0p.
O´Sullivan – 0p.
Fortitudo Bologna
FORTITUDO BOLONIA   57
*Mulaomerovic – 5p, 3a.
*Myers – 18p, 3r.
*Jaric – 17p, 4r.
*Fucka – 0p, 3r.
*Betts – 5p, 5r.
Karnisovas – 2p, 3r.
Pilluti – 5p, 2r.
Damiao – 3p, 2r.
Gay – 2p, 4r.
Cittadini – 0p.
En la otra semifinal el Olympiacos de Ivkovic partía como favorito sobre el papel pero lo cierto es que el Zalgiris Kaunas dominó el partido desde el principio. Edney impuso el ritmo y Bowie fue una verdadera amenaza para la defensa griega. En el Olympiacos destacó Tarlac pero echaron de menos una mayor aportación de Komazec y Oberto.
Zalgiris Kaunas
ZALGIRIS KAUNAS   87
*Edney – 13p, 7a.
*Bowie – 19p, 5r.
*Stombergas – 10p, 3r.
*Maciulis – 2p, 5r.
*E.Zukauskas – 5p, 8r.
Adomaitis – 15p, 4r.
Zidek – 9p, 5r.
M.Zukauskas – 7p, 2br.
Maskoliunas – 4p, 1r.
Sestokas – 3p.
olympiacos
OLYMPIACOS   71
*Goldwire – 7p, 3a.
*Komazek – 7p, 3br.
*Papanikolau – 12p, 2r.
*Rogers – 8p, 4r.
*Tarlac – 15p, 13r.
Ade-Mensah – 12p, 1a.
Vuksevic – 6p, 3r.
Tomic – 2p, 2a.
Oberto – 2p, 4r.
Fassoulas – 0p, 2t.
  

La “marea verde”, el equipo lituano del Žalgiris Kaunas del que es co-propietario Arvydas Sabonis, se convirtió en el primer campeón báltico de la máxima competición europea de baloncesto con dos armas fundamentales: intensidad defensiva y contraataque. Frente a las durísimas defensas y la lentitud (confundida con control) que se habían impuesto en las finales previas, cuyo más inmediato resultado fueron unos marcadores paupérrimos —el Limoges de Maljković fue el que mostró el “camino” a todos los demás—, el equipo de Kaunas demostró que es posible mantener un ritmo constante de juego, tanto en defensa como en ataque. La clave de lo primero: defender más el balón que la canasta; la de lo segundo: acierto en el tiro exterior y contraataque.
En Múnich se enfrentaron dos concepciones antagónicas del baloncesto: la especulación italiana frente al talento lituano. El objetivo de la Kinder era imponer su mayor fortaleza defensiva y un ritmo lento a fin de frenar el caudal ofensivo del Žalgiris, y durante los primeros minutos parecieron lograr su objetivo, pese a que los hombres de Kazlauskas trataban de acelerar el juego. En medio de una lucha feroz por cada balón, por cada rebote, con constantes fallos y tapones, el equilibrio presidió la final durante el primer cuarto (17-13, min. 10); sin embargo, el ritmo trepidante marcado por el base norteamericano Edney y la mayor capacidad de tiro lituana empezaron a abrir una importante brecha en el marcador (42-26, min. 39), con canastas de todos los colores, contragolpes, palmeos y, en general, una alegría ofensiva que contrastaba con la ineficacia en ataque de la Kinder(apenas ocho canastas de campo en esta primera mitad). Al descanso se llegó con una clara ventaja para los de Kaunas (45-30) y la sensación de que, por vez primera en los últimos años, el ataque se imponía a la defensa en una final europea.
Quince puntos abajo al iniciarse la segunda parte obligaron a Ettore Messina a cambiar radicalmente sus planes. Ya no servía para nada el baloncesto control de la Kinder, porque ese control lo habían perdido en la primera mitad. ¿Qué había ocurrido para que esto fuera así? Sencillamente, el Žalgiris había impuesto un ritmo constante e incisivo de la mano de su base Edney (MVP de la final) y el acierto de Štombergas, Bowie y Mindaugas Žukauskas, que anotaban a los pocos segundos de posesión. Quedó demostrado de esta forma que se podía ganar la Euroliga jugando al baloncesto en lugar de “racanear”. Defensa fuerte cuando el contrario tiene el balón y anotación lo más rápido y fácil posible.
Los mayores problemas para la Kinder vinieron en el juego interior, ya que los hombres altos del Žalgiris, veloces, versátiles y grandes tiradores de perímetro, resultaban muy difíciles de defender. Para neutralizar el ataque italiano, Kazlauskas había dispuesto en individual a Edney y uno de sus pivots (Eurelijus Žukauskas o Zídek), mientras que los otros tres jugadores cambiaban constantemente de asignación en todos los bloqueos. Este tipo de defensa requería una condición física formidable, que los lituanos poseían. De esta forma tan sencilla y efectiva, el Žalgiris consiguió reivindicar el baloncesto en estado puro.

Conforme avanzaba la segunda mitad, la Kinder se dio cuenta de que su baloncesto control era inútil para intentar frenar al Žalgiris. Los hombres de Messina, carentes de lanzamiento exterior, intentaron recurrir entonces a penetraciones para intentar forzar faltas en los hombres interiores del equipo de Kaunas, pero la defensa lituana estaba siempre atenta en las ayudas y no se dejó sorprender. Cuando el Žalgiris alcanzó su máxima ventaja de todo el partido (68-48, min. 31), la Kinder busco a la desesperada el recurso de los lanzamientos triples, lo que le sirvió para recortar espectacularmente las diferencias (77-72 a 1’28’’ para el final). Sin embargo, la entereza mental del conjunto lituano le permitió mantener la calma en estos momentos decisivos. Un triple de Bowie a falta de 1’01’’ (80-72) y un posterior tiro libre de Edney (81-72) sentenciaron el encuentro y permitieron al Žalgiris conquistar de forma merecida la primera Euroliga de su historia.

Zalgiris Kaunas
ZALGIRIS KAUNAS   82
*Edney – 14p, 6r, 6a.
*Bowie – 17p, 2br, 1r.
*Stombergas – 12p, 3a, 2r.
*Maciulis – 4p, 4r, 1a.
*E.Zukauskas – 4p, 4t, 1r.
M.Zukauskas – 11p, 2r, 2a.
Zidek – 12p, 6r, 1t.
Adomaitis – 8p, 2a, 1r.
Maskoliunas – 0p, 1t.
Virtus Bologna
VIRTUS BOLONIA   74
*Rigaudeau – 27p, 2r, 1a.
*Abbio – 8p, 5r, 2a.
*Danilovic – 7p, 1r, 1a.
*Frosini – 5p, 3r, 1t.
*Nesterovic – 12p, 13r, 3a.
Sconochini – 15p, 3a, 2r.
Crippa – 0p.
Binelli – 0p.
O´Sullivan – 0p, 1r.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies