EUROLIGA; EL DESPARPAJO DEL NEPTUNAS LE HACE SUDAR LA GOTA GORDA AL OLYMPIACOS, QUE NECESITÓ DE UNA PRÓRROGA Y UN LETAL SPANOULIS PARA GANAR (81-85)

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en Euroleague

Por Roberto Anidos (@PIRATASBASKET)

Los lituanos se toman cada partido como una fiesta, y esa falta de presión les hacen por momentos, ser unos rivales temibles. El Olympiacos tuvo que esperar hasta el último aliento del encuentro, con prórroga incluida, para llevarse una victoria que les permite seguir invictos. Spanoulis (34 puntos 7 asistencias 5 rebotes) se puso en plan “diablo rojo” y aniquiló la resistencia final lituana. En el Neptunas los mejores fueron Galdikas con 13 puntos y 11 rebotes y Gailius con 16 puntos

Foto: (euroleague.net)

Foto: (euroleague.net)

En el primer cuarto vemos a dos equipos que intentan desplegar el juego que mejor les va. Los lituanos intentan jugar un baloncesto más rápido, más vertical, en cambio el Olympiacos intenta por todos los medios ralentizar el juego y como era de esperar los helenos, unos maestros en esto, se hacen con el tempo del encuentro. Tras unas primeras ventajas locales, los rojos llegan al final del primer cuarto con (15-17). Al comienzo del segundo acto el Olympiacos vio cierta debilidad local, y entre Spanoulis y el juego en la pintura de Petway y Dunston fueron capaces de irse de diez tras endosar un parcial de (2-10) y colocarse (17-27). A lo largo del cuarto hasta el descanso se vio un intento del Neptunas porque el Olympiacos no se fuera en el marcador. Shakur desde la dirección tuvo una gran labor, los puntos los ponían Mazeika y Gailius. Lojeski por el Oly tuvo también su parte importante para que estos llegasen con (30-38) al descanso.

En la reanudación pareció que el Neptunas salió con la lección bien aprendida. Empezaron a jugar con más cabeza, a tirar menos de tres, algo que les estaba lastrando y a asegurar sus tiros más cerca del aro. El Olympiacos lo empezó a pasar mal y en cierto modo parecía que se dejó llevar como pensando que su oportunidad de romper el partido había pasado y que se iba llegar al último cuarto con todo por decidir (55-55). Así fue, el Neptunas siguió mostrando un juego carente de presión, en contra en el equipo heleno, ya solo Spanoulis empezó a tirar del carro, con alguna esporádica ayuda de Dunston o Lojeski. El partido se iba terminando y a pesar de que los locales llegaron a dominar de cinco puntos, el Olympiacos se las ingenió, de la mano de Spanoulis, para ponerse por delante a 38 segundos para el final (74-76). Zavackas fue quien de empatar el partido y Dunston tuvo la oportunidad de sentenciar pero el balón no entró, por lo que el partido necesitaba de un tiempo extra para conocer al vencedor.

La prórroga fue una lucha titánica entre un Neptunas más coral, contra un auténtico asesino de este deporte, Spanoulis. El tiempo extra fue un toma y daca, ciertamente pudo ganar cualquiera, pero con Spanoulis en cancha a este nivel y la experiencia de los rojos, fue suficiente para llegar a las últimas posesiones con esa mínima ventaja que les permitió ganar y continuar invictos en su grupo.

ESTADÍSTICAS OFICIALES

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies