FRANCIA CUBRE SUS HERIDAS CON BRONCE (81-68)

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en Eurobasket 2015

Francia restaña sus heridas con una medalla en su Eurobasket, tras ser superior a una Serbia venida a menos (81-68). Nando de Colo, Evan Fournier y Rudy Gobert, referentes renovados del bronce galo

Las heridas siguen siendo heridas. El bronce no borra, pero engorda el palmarés con una medalla que es la representación del sinsabor. Sin Juegos Olímpicos y con sensaciones de momento perdido, de realidad evaporada, Francia se despide con bronce.

La selección gala deja su Eurobasket con la tercera medalla en tres años. La menos sabrosa de todas ellas, pero que hasta acabó teniendo un punto de diversión. Francia ya no vivió presión, y logró hasta divertirse en el tramo final, ante una Serbia gris, desmerecida.

A Francia la descontaminó Nando de Colo (20 puntos), la puso varias veces en órbita el mejor Evan Fournier (15 puntos) y la acabó de desatar Rudy Gobert (15 puntos, 14 rebotes y 3 tapones). Pero a Tony Parker (13 puntos, con 3/12 en tiros de campo), la sonrisa se le quedó a medias.

Los condicionantes iniciales

El partido parecía inicialmente de tristeza. Solo Nando de Colo se mostraba falto de condicionantes. Los cinco primeros puntos franceses eran suyos, como limpio, puro, falto del entorno que volvió a hundir a toda una generación ganadora (a manos de otra, la española, todavía más ganadora). Mas en Serbia la tristeza era incluso incapacidad. La misma que mostró en la semifinal para anotar: en cuatro minutos su casillero marcaba unos solitarios dos puntos, obra de Raduljica.

Los intentos de Tony Parker por romper eran la sensación que le había acompañado durante el campeonato, la de una versión de sí mismo por debajo de lo acostumbrado. Pero sus tiros libres hacían que Francia mantuviera ventajas en el inicio de un partido con heridas abiertas, técnica a Sasha Djordjevic incluida (10-5, minuto 6). Pese a que Francia había ido por delante todo el primer cuarto, el esfuerzo final de Bogdan Bogdanovic lograba que se llegara al final del primer cuarto con empate (16-16).

Parciales constantes

Y, si la primera sensación de abstracción llegaba de De Colo, Bogdanovic le tomaba el relevo, con nueve puntos consecutivos a caballo entre cuartos, que era el 0-9 serbio (16-20, minuto 13). Tras el tiempo muerto de Vincent Collet, el parcial correría de su parte: 7-0 francés, con mención especial para Fournier. Y Lille celebraba la racha como si el bronce fuese satisfacción suficiente, llegado el punto.

Fournier alargaba su momento (con 7 puntos, en el minuto 14 ya superaba su media anotadora del campeonato), Milos Teodosic mostraba su versión pobres decisiones y Rudy Gobert lograba su primer mate (minuto 15), revitalizando al Pierre Mauroy, justo antes de que Serbia volviera a enchufarse, de la mano de Markovic y Erceg (27-28). Pero la Serbia fluida y multipolar volvía a desaparecer: agotaba posesiones, sobrecirculaba, se perdía en sus decisiones y permitía que Francia se escapase gracias a un 10-0 (37-28, minuto 19).

Se consumaba el partido de parciales constantes, mas Serbia conseguía minimizar los daños justo antes del descanso (37-32).

El tercer cuarto traía una bonita batalla entre Gobert y Raduljica, dos especímenes de muy distinta naturaleza a los que resulta divertido ver chocar. No es solo el impacto de dos cuerpos baloncestísticos bien diferentes, sino también el de la fiereza constante de Gobert contra la obstinación de Raduljica. Un duelo que deja faltas, tapones, mates y que mantiene la ventaja francesa (42-36).

Serbia seguía transitando en el partido por detrás en el marcador. El hecho de que Teodosic anotara su primer punto en el minuto 24 era solo una muestra de ello. La versión anotadora de De Colo, el desate de Gobert, el alley-oop para que Batum creciera, un momento de comodidad de Parker… eran las muestras restantes hacia el 52-39 (minuto 27).

Desesperación y estocada

La desesperación de Djordjevic crecía, mientras a Serbia le iba pesando el camino. La brillantez con la que había superado la primera fase quedaba en riesgo de olvido, ante la pobre versión de sí misma desplegada en los dos últimos partidos. Tras la gesta de plata en la Copa del Mundo, Serbia volvía a caer cuando los pronósticos ya la respaldaban. La Serbia que se definía en lo mental perdía significado.

Y Francia se disponía a la estocada definitiva. Un triple de Bogdan Bogdanovic –el más destacado del conjunto balcánico, con 14 puntos– buscaba despertar a los suyos. Pero la respuesta fue tan inmediata que parecía ya terminante: triple de Fournier (56-42). El robo de De Colo para el contraataque solitario pintaba la decepción serbia (58-42). Y mostraba el mejor juego francés, lo que elevaba un punto su mérito y que amagaba con esa sonrisa tan difícil entre las heridas.

Hasta un momento para ti

Los galos parecían haber dejado pasar su mejor momento, y su rival, mediante Raduljica y Nedovic, lograba colocarse a nueve (60-51). Francia pasaba penas en ataque, pero logró destensarse –algo que no habría logrado en semifinales–. Sacó a relucir su enormidad defensiva (tapones y más tapones, rebotes y más rebotes), dando una tranquilidad de base, y vio el mejor partido de Evan Fournier. Sus respuestas anotadoras fueron decisivas para el bronce en distintos momentos del partido (67-55, minuto 36).

El espectáculo de Gobert en ambos aros y la asistencia magistral de Diaw (líder del partido en ese apartado estadístico) para Gelabale parecían acabar de certificar el triunfo y la medalla (74-61, minuto 38).

Francia hasta tendría un rato para sí misma. Para que el pabellón lo gozara, para que las más de 20.000 personas se pusieran de pie un minuto antes del final a ovacionar a los suyos. Para acelerar la cicatrización con una medalla y un buen regusto final a su Eurobasket, que al final tuvo un color diferente al deseado por Francia. Pero tuvo color.

ESTADÍSTICAS OFICIALES

ACB.COM
Foto: efe

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR