¿FUE UN FRACASO LA ELIMINACIÓN DEL REAL MADRID ANTE EL BARCELONA?

por santiloro publicado en ACB

Ya están definidos los cuatro equipos (desde hace tres días) que jugarán la Final Four: Regal Barcelona, Partizan de Belgrado, CSKA y Olimpiakos no necesitaron de un quinto partido para sellar su presencia en París. El Real Madrid quedó fuera desde el mismo día en que se “autocondenó” a jugar con el Regal Barcelona la eliminatoria de cuartos perdiendo en Vistalegre ante el Maccabi Tel Aviv. La victoria blaugrana podriamos calificarla de clara pero no fácil ni contundente.

Ya están definidos los cuatro equipos (desde hace tres días) que jugarán la Final Four: Regal Barcelona, Partizan de Belgrado, CSKA y Olimpiakos no necesitaron de un quinto partido para sellar su presencia en París. El Real Madrid quedó fuera desde el mismo día en que se “autocondenó” a jugar con el Regal Barcelona la eliminatoria de cuartos perdiendo en Vistalegre ante el Maccabi Tel Aviv. La victoria blaugrana podriamos calificarla de clara pero no fácil ni contundente.

Ya están definidos los cuatro equipos (desde hace tres días) que jugarán la Final Four: Regal Barcelona, Partizan de Belgrado, CSKA y Olimpiakos no necesitaron de un quinto partido para sellar su presencia en París. El Real Madrid quedó fuera desde el mismo día en que se “autocondenó” a jugar con el Regal Barcelona la eliminatoria de cuartos perdiendo en Vistalegre ante el Maccabi Tel Aviv. La victoria blaugrana podriamos calificarla de clara pero no fácil ni contundente.
Superar al eterno rival conllevó las evidentes reacciones tanto desde Barcelona como desde Madrid. En la Ciudad Condal, alegría no sólo por la clasificación para la Final Four sino también por la eliminación del Real Madrid. En Madrid, se comenzó a hablar de fracaso y puede dar gracias el Señor Messina de que no se llama Plaz-hecho que tampoco le viene mal al Real Madrid para darle consistencia a un proyecto a largo plazo- porque en tal caso su cabeza empezaría a estar en el disparadero. El italiano dió su lectura en la rueda de prensa posterior al partido: “Los detalles han marcado la eliminatoria”. La eliminatoria fue toda ella un quiero y no puedo. El Real Madrid, dandolo todo en cada segundo de cada partido, anotando con dificultad y sufriendo en defensa, en cada bloqueo, en cada ayuda y en cada rebote. Por contra el Regal Barcelona, imponiendo una defensa de una solidez que aterroriza y desde ahí construyendo ataques basándose en el mayor talento de sus jugadores.
Pete Mickeal fue uno de los hombres de la eliminatoria, especialmente en los partidos en Barcelona. El equipo blanco no tiene jugador que lo defienda (ni la mayoría de los equipos europeos) pues Hansen sufre con su posteo y Velickovic con su velocidad. Viéndolo jugar frente al Real Madrid uno no tiene por más que recordar a Jiménez. Sí, ya sé, no se parecen en nada pero ambos jugadores producen un desajuste en el eterno rival de compleja solución. Andrés Jiménez jugó en el Barsa de los 90 y fue el primer “3” alto en el baloncesto español en una época en la que en Europa reinaban en ese puesto Paspalj y Volkov, entre otros. Junto a él jugaban grandes como Solozabal, Epi, Sibilio o Norris, jugadores entre los 10 mejores de los 90 en Europa. Hasta para Norris tenía el Real Madrid un defensor, Fernando Martín, pero para Jiménez no había aún nada. Hace unos días nos hicimos eco en Piratas del Basket del interés del Real Madrid por Qyntel Woods según ESPN y hoy podemos decir que lo que le da veracidad a ese rumor se llama Pete Mickeal.
Navarro llegó a Madrid y entonó el “vini, vidi, vinci”. En los dos partidos ante su hinchada hizo un anormal 0/10 en triples que no era más que el presagio de “la tormenta perfecta”: 8/14 en triples para 29 y 24 de valoración. Su equipo lo necesitaba y el definió la eliminatoria. Si él no hubiera parecido posiblemente estaríamos hablando de un quinto partido o quién sabe si de otro equipo español el la Final Four.

Ahora bien, cabe preguntarse hasta que punto el Real Madrid ha fracasado. Sinceramente no puedo ver ese calificativo en la eliminación del equipo blanco. El vocablo más adecuado sería “progreso”. Tras una derrota ajustada en la Final de la Supercopa, los de Messina fueron duramente apalizados por los de Pascual en Vistalegre en el partido de Liga Regular. Aquel dejó muy tocados a los blancos y el poso de que la distancia entre uno y otro era sideral hasta el punto de que el día de antes de la eliminatoria de Euroliga, muchos (entre los que me incluyo) apostaban por un 3-0. La diferencia entre el Real Madrid y el Regal Barcelona es más táctica que de jugadores. Ambos equipos tienen jugadores de gran nivel y quizás el Barsa este un punto por encima en ese aspecto pero desde su dura defensa y desde la perfecta ejecución de los sistemas ofensivos es donde está marcada la diferencia actual entre los dos grandes del baloncesto español.
A Messina y a sus jugadores les queda seguir trabajando en la línea de lo mostrado en esta serie para llegar a la final de la ACB-con permiso del Caja Laboral- con alguna opción de no dejar su casillero de títulos en esta temporada en cero. La irrupción de Tomic es buena noticia pero no puede ser el pilar de una victoria sobre los azulgranas. El pilar ha de ser el equipo. Ha habido progreso pero se hace preciso un paso más. El Regal Barcelona es un equipo hecho y el Real Madrid es un equipo en construcción, como dijo el italiano en rueda de prensa. Esa es la meta de los blancos en los dos próximos meses, ser un equipo hecho.

Comentar

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies