ACB

HAMILTON VS. HAWS: DOS CABALLEROS DE LONE PEAK EN LA FONTENTA

lonepeakweb

Como si de una justa medieval se tratase, el sábado sobre el parquet de la Fonteta habrá un caballero del Lone Peak HS en cada esquina durante el partido entre Valencia Basket y Rio Natura Monbús Obradoiro (sábado 31, 20:00h, Fonteta). El pívot taronja Justin Hamilton y el escolta del equipo gallego Tyler Haws fueron compañeros de equipo en el instituto Lone Peak, en Highland, Utah, donde se proclamaron por dos veces campeones estatales en los años 2007 y 2008

Dos amigos, de los de verdad, según se destila de la forma en la que hablan el uno del otro. “Es un gran tío, viene de una gran familia, va a ser un placer verle y ver que le va bien. Mantenemos el contacto, la verdad es que después del instituto, se fue a jugar a Brigham Young al tiempo en que yo me hice profesional, pero siempre hemos hecho por vernos cada verano”, dice Justin Hamilton sobre Haws. “Es un gran amigo y un fantástico jugador. Ha desarrollado muchísimo su juego hasta llegar a ser jugador en la NBA. Tiene una gran historia y es una gran persona”, es la respuesta del escolta del Rio Natura Monbús sobre el center taronja.

Cuando Justin Hamilton entró en el equipo del instituto Lone Peak para disputar la temporada 2006-07 empezó su historia juntos, aunque como desvela Tyler “Conozco a Justin desde hace mucho, desde que teníamos 12 años, aunque él empezó a jugar al baloncesto bastante tarde, en el instituto”. Aunque antes de ser compañeros, ya empiezan las anécdotas que los relacionan. Como aquel partidillo de entrenamiento donde el equipo junior de un Hamilton que daba sus primeros pasos en el baloncesto casi gana al primer equipo del instituto, en el que ya estaba Haws.

Así lo recuerda el del Obradoiro: “Recuerdo cuando ni siquiera estaba en la primera plantilla del equipo del instituto, sino en las categorías base, en junior. Nos enfrentamos primer equipo y junior en un amistoso. Yo estaba en el primer equipo y casi nos ganan. Recuerdo haberme enfadado mucho”. El casi vencedor de aquel día aporta algún detalle más: “Hicimos un scrimmage antes de empezar la temporada y se decía que íbamos a perder por mucho. Pero perdimos por un punto y pudimos ganar. La verdad es que Haws era muy competitivo, toda la high school lo era. Aquel día, a través de la ventana, vimos luego la bronca que les cayó…”

Cuando su progresión llevó al pívot de Valencia Basket al primer equipo del instituto Lone Peak, Tyler Haws ya era una referencia pese a ser un año más joven: “En nuestro high school, Tyler era el hombre, todos querían ser como Tyler, era el tío guay en el colegio. Recuerdo que era un fanático de las botas Timberland, siempre las llevaba, no es que le gustaran a todo el mundo, pero era como algo suyo”, recuerda Justin Hamilton.

En su primer año jugando juntos, Hamilton y Haws se llevaron el título del estado de Utah. Su segundo año como compañeros sería el último de Justin Hamilton en el instituto y el pívot quería ganar algo de peso antes de dar el salto al baloncesto universitario. Como recuerda Tyler Haws, lo hizo de una manera muy particular: “Justin quería ganar peso y volverse más fuerte, así que traía cada día consigo una mochila… ¡con un bote enorme de crema de cacahuete y sándwiches de crema de cacahuete y mermelada! ¡Comía cada día como unos diez sándwiches! Era algo disparatado, ¡comía uno cada hora!”. El propio center taronja reconoce la autenticidad de esos festines: “Necesitaba ganar peso, como 20 kilos, y tuve que hacerlo sin esperar mucho. Así que cada desayuno, almuerzo, antes de comer… me comía un sándwich de crema de cacahuete y mermelada. Creo que me comía unas 10.000 calorías diarias, y claro, la gente se sorprendía con eso”

Su último partido como compañeros coincidió con el último encuentro de Hamilton como jugador de instituto, el que significó el segundo título estatal de ambos con un triunfo sobre Bingham (67-53) en el que el pívot taronja impuso su ley en la pintura con 10 puntos, 6 rebotes y 10 tapones. Antes, en una durísima semifinal resuelta tras dos prórrogas contra un invicto hasta ese momento Davis High School, Tyler Haws había metido el tiro ganador. Justin Hamilton recuerda aquella semifinal y esa capacidad para decidir partidos de su amigo: “Tyler era el prototipo de jugador al que darle el balón en el momento de la verdad, recuerdo una semifinal durísima en nuestro año senior, por el campeonato, hizo el buzzer beater ante Davis High School. Todos confiábamos en él, sabíamos que se iba a entrenar con su padre a las cinco de la mañana, y esto sólo lo haces cuando eres un trabajador serio. Este tipo de cosas fueron muy inspiradoras para mí”

Tras ese triunfo, Hamilton fue elegido el jugador más mejorado de aquel 2008 en el estado de Utah, mientras que Haws fue Mr.Basketball. El center taronja ya disputaba su primera temporada en la universidad de Iowa State cuando Haws repitió designación como mejor jugador del estado en 2009.

El encuentro del sábado será la primera vez que se enfrenten en profesionales. Lejos queda ya aquel partido de exhibición que acabó en bronca del entrenador Quincy Lewis para el equipo senior del instituto. El destino no les cruzó en la única temporada en la que los dos disputaron la NCAA (2009-10, con Hamilton en Iowa St. y Haws en Brigham Young). Para cuando Haws volvió de sus dos años de misión en Filipinas, Justin Hamilton estaba ya buscándose equipo en Europa para su primera experiencia profesional tras acabar en LSU.

Ambos hablan maravillas del jugador profesional en el que se ha convertido el otro. En opinión de Tyler Haws, su amigo Justin es “un gran tirador. Con sus 2.13 puede tirar y es una amenaza en la línea de triples, lo que es realmente valioso para su equipo. También un gran reboteador con buenas manos, si le pasan lo va a coger. Y es un gran compañero, realmente bueno en el vestuario. Espero que nosotros tengamos una respuesta para todo eso, podamos ser físicos y hacerles correr un poco”.

Por su parte, el pívot de Valencia Basket considera que jugar contra su compañero del instituto “va a ser divertido, no jugamos en la misma posición, pero seguro que luchamos y después hablamos de ello con las familias. Eso es lo bonito. Tyler es un jugador listo y duro, que puede anotar desde cualquier posición, es un trabajador nato. Es el tipo de jugador que se va a 20 puntos con facilidad, le vi en verano jugando en la Summer League, salía 8-9 minutos y se iba a doce puntos sin problemas”

Un respeto cuando hablan el uno del otro que se traslada también al momento en el que se les pregunta por su rival del sábado. Hamilton comenta sobre Rio Natura Monbús Obradoiro que “les he visto hacerlo muy bien, y creo que son muy buenos como equipo. En la Liga Endesa todos pueden ganar en cada campo, y esto es lo mejor que tiene la competición”. Haws señala sobre Valencia Basket que “tienen un equipo impresionante. Los vimos jugar en Burgos. Es un equipo muy físico y rápido. Juegan muy duro en defensa también. Ojalá podamos igualarlos en esos aspectos y competir en un buen partido”.

A Justin Hamilton y Tyler Haws les ha costado más de siete años recorrer los 8.750 kilómetros que hay entre Highland y la Fonteta para volver a encontrarse en el parquet. Cada uno de ellos con su propio camino, con sus experiencias vividas. Ya no son unos adolescentes repletos de sueños. Ahora van a verse las caras como jugadores profesionales. Pero seguro que tienen un momento para recordar cuando fueron los mejores en el estado de Utah.

NOTA DE PRENSA VALENCIA BASKET
Foto: Lone Peak HS




Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR