LA CRISIS Y LAS COSAS DE LA EDAD

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en EL QUINTO CUARTO

Es innegable que los equipos de baloncesto español se están viendo salpicados por la crisis y que la situación que están viviendo es peliaguda. Cada año resulta más complicado encontrar un patrocinador (mantener al que se tenía tampoco es sencillo), las subvenciones públicas a clubs deportivos se han visto reducidas a cotas mínimas y, con ello, los presupuestos se han visto considerablemente reducidos, en algunos casos incluso a la mitad, o menos, lo que ha repercutido en una notable bajada de los salarios de los jugadores, con lo que muchos de ellos han preferido abandonar nuestra liga y emigrar a competiciones y países más prósperos en busca de un salario más elevado (iba a escribir digno pero…). Las más afectadas son las entidades medianas o pequeñas y únicamente los clubs futboleros escapan de esta triste coyuntura.

Es innegable que los equipos de baloncesto español se están viendo salpicados por la crisis y que la situación que están viviendo es peliaguda. Cada año resulta más complicado encontrar un patrocinador (mantener al que se tenía tampoco es sencillo), las subvenciones públicas a clubs deportivos se han visto reducidas a cotas mínimas y, con ello, los presupuestos se han visto considerablemente reducidos, en algunos casos incluso a la mitad, o menos, lo que ha repercutido en una notable bajada de los salarios de los jugadores, con lo que muchos de ellos han preferido abandonar nuestra liga y emigrar a competiciones y países más prósperos en busca de un salario más elevado (iba a escribir digno pero…). Las más afectadas son las entidades medianas o pequeñas y únicamente los clubs futboleros escapan de esta triste coyuntura.

Es innegable que los equipos de baloncesto español se están viendo salpicados por la crisis y que la situación que están viviendo es peliaguda. Cada año resulta más complicado encontrar un patrocinador (mantener al que se tenía tampoco es sencillo), las subvenciones públicas a clubs deportivos se han visto reducidas a cotas mínimas y, con ello, los presupuestos se han visto considerablemente reducidos, en algunos casos incluso a la mitad, o menos, lo que ha repercutido en una notable bajada de los salarios de los jugadores, con lo que muchos de ellos han preferido abandonar nuestra liga y emigrar a competiciones y países más prósperos en busca de un salario más elevado (iba a escribir digno pero…). Las más afectadas son las entidades medianas o pequeñas y únicamente los clubs futboleros escapan de esta triste coyuntura.

Ante el negro panorama que asoma en el horizonte, los presidentes, técnicos, directores deportivos…, cada uno desde su cometido y responsabilidad, exploran fórmulas que permitan configurar una plantilla competitiva y, al mismo tiempo, reducir gastos y ajustar el presupuesto. De este modo, en la temporada 2012/13 serán muchos los jugadores novatos en nuestra liga Endesa. Procedentes de ligas menores, algunas exóticas, jóvenes y semidesconocidos jugadores buscarán la oportunidad de demostrar su valía en el escaparate de la todavía (¿podrá mantener ese epíteto durante más tiempo?) mejor liga del continente europeo de cara a conseguir contratos más sustanciosos.

La llegada masiva de estos jugadores de perfil bajo, añadida a la incorporación de jóvenes valores de la cantera para completar rosters, aparte de oxigenar la economía de nuestros castigados clubs y ofrecernos caras nuevas, servirá para rejuvenecer sustancialmente la edad media de nuestras plantillas.

A falta del cierre de varias plantillas ACB, podemos afirmar que la edad media de los equipos ACB ha descendido de manera muy perceptible. Existen tres casos que podríamos calificar de formidables, al rebajar la edad media de su plantilla en torno a cuatro años. Es el caso de Blusens Monbús Obradoiro, UCAM Murcia Y Banca Cívica.

En el caso del equipo gallego, la edad media de plantilla que finalizó la temporada 2011/12 era la más elevada de todos los conjuntos de la liga Endesa, pues ascendía a 30.6 años. La que comenzará la 2012/13, por el contrario, tendrá una edad media de 26.3 años. La incorporación de jóvenes jugadores como Jorge Sanz (19 años), Rafa Luz (20), William Buford (22) o Robbie Hummel (23) y la salida de jugadores muy veteranos como Hopkins (39), Bulfoni (35), Palacio (34) o incluso Ere (31) permiten rebajar la media de edad en 4.3 años.

El UCAM Murcia, por su parte, pasa de una media de edad de 29.5 años a 25.4, una rebaja de 4.1 años. Entre las incorporaciones, detaca la juventud de Miki Servera (20 años), Joe Ragland (22), Mat Gattens (23), Kim Tillie (24) o Jose Ángel Antelo (25), que llegan para ocupar el lugar de los Udoka (35), Rejón (35), Pedro Rivero (33), Sergio Pérez (32) o Blagota Sekulic (30), jugadores que ayudaron al club murciano a mantener su plaza en liga ACB.

Mención especial merece el Banca Cívica. El equipo de la capital hispalense estará dirigido por Aíto García Reneses, un experimentado técnico que contará con una jovencísima plantilla, quizá la de menor edad de la categoría (esperemos a ver qué plantilla configuran Asefa Estudiantes o FIATC Joventut pero, a la vista de los fichajes acometidos hasta el momento, parece que apostarán por una mezcla de veteranía y juventud que elevará la edad media de sus plantillas). La edad media de los jugadores sevillistas será, únicamente de 23.3 años, cuando la pasada campaña la media de este equipo andaluz era de 26.5. Por tanto, el equipo cajista rebaja la edad de su plantilla en 3.2 años.

Parece que el roster del primer equipo del Banca Cívica estará formado por sólo diez fichas profesionales. El equipo cajista ha apostado por la incorporación al primer equipo de jóvenes canteranos que ya habían disputado algunos minutos con el primer equipo en temporadas anteriores (Ondrej Balvin, el pívot checo de 2.17 m. que será el segundo cinco del equipo o Beka Burjanadze, alero georgiano de 200 centímetros y 18 años) pero que esta campaña tendrán que ser importantes, y tres americanos semidesconocidos: John Holland, escolta de 1.96 y 23 años, procedente de Chorale Roanne francés, que fue su primer equipo en Europa tras dejar el baloncesto universitario estadounidense, Brian Ausbury (2.01 y 25 años), con experiencia de tres años en las ligas israelí y turca, y Bradley Buckman, el más veterano del equipo junto a Juanjo Triguero, de 28 años y 2.03 m. de estatura, que ha jugado en la posición de ala-pívot en equipos de las ligas chipriota, israelí, alemana o turca. Estos cinco jugadores se sumarán a una fresquísima plantilla que ya contaba con jugadores jóvenes que disputaban minutos de calidad como el base Tomas Satoransky (20 años) o Joan Sastre (20) y deberán dar aún un paso adelante. Poner el contrapunto de experiencia recaerá en los Triguero, Bogdanovic o Tepic.

También Fuenlabrada (pasa de 27.2 a 24.8 años de edad media), Caja Laboral (de 27.3 a 26.2) o Lagun Aro (de 27.8 a 26) han rebajado la edad de sus plantillas, si bien son equipos en los que nuevas incorporaciones son inminentes. También Unicaja ha rebajado la edad media de su plantilla, que pasa de 27.2 años a 26.2.

El F.C. Barcelona Regal es otro de los clubs que ha rejuvenecido su equipo. El fichaje de jóvenes promesas del basket nacional como Abrines y Todorovic hacen descender la media de edad del equipo culé pero ¿irán convocados ambos con el primer equipo? Saras Jasikevicius, Pete Mickeal o Juan Carlos Navarro dan la nota de veteranía en una plantilla que se sitúa en 27.1 años de media. La temporada pasada su edad media era de 28.2 (teniendo en cuenta que el canterano Josep Pérez era habitual en las convocatorias del primer equipo y que, sin él, la media subía hasta los 29 años).

En medio de esta historia a lo Benjamin Button, existen, sin embargo, equipos con una tendencia inversa. El Gran Canaria 2012/13 contará con una plantilla con una media de edad de 26.4 años, cuando el curso pasado se situaba en 24.5 y el Real Madrid (a falta del fichaje del codiciado pívot) cuenta en la actualidad con una plantilla con 26.6 años de edad media, 1.3 años mayor que la del curso anterior.

Assignia Manresa, Gescrap Bilbao, CAI Zaragoza y Blancos de Rueda Valencia apenas presentan cambios en la edad media de sus equipos, mientras que a Blancos de Rueda Valladolid, Asefa Estudiantes o FIATC Joventut les faltan todavía varias piezas para completar sus plantillas.

Jugadores procedentes de liga LEB, ligas menores europeas, D-League, NCAA y de la cantera tendrán más presencia que nunca en la liga Endesa la temporada que está a punto de comenzar. La crisis económica que sufre nuestro deporte les ha ofrecido la oportunidad de disputar una gran competición, para acabar de formarse algunos, madurar, crecer en importancia y quizá destacar y darse a conocer ante el gran público. El problema será retenerlos cuando hayan “crecido” y se hayan convertido en estrellas emergentes.

Comentar

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies