alt

LA NBA Y LOS SIETE ESPAÑOLES

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en NBA

Nikola Mirotic se une al club de los españoles que juegan en la NBA y esta temporada viviremos siete historias diferentes con siete objetivos personales muy distintos. Descúbrelos en el siguiente reportaje

POR ACB.COM

Agrandar el mito en un equipo mítico

Por primera vez desde que llegó a la NBA, Pau Gasol ha podido decidir su destino. Hasta ahora no le había ido nada mal el camino que otros fueron construyendo para que él, con pasos firmes, acelerará su andar en una carrera histórica en la NBA.

Sin embargo, tras 13 temporadas a camino entre Memphis y Los Angeles, ahora Pau Gasol ha decidido cambiar de costa y marcharse al frío Chicago para jugar en los Bulls. Pau pasa de una histórica franquicia a otra no menos, pero, sobre todo, pasa de un equipo sin aspiraciones a un equipo ambicioso y legitimado para competir por el anillo.

En su nueva etapa, Pau Gasol volverá a recuperar sensaciones como hombre importante y como interior puro. Su uso cerca del aro, además, se multiplicará en importancia dentro de una Conferencia Este que le asegura brillar en el plano individual y castigar menos su físico ante rivales de menor entidad y peso. Recuperar la sensación de ganar, aspirar al All Star y ¿Quién sabe? Soñar con un anillo son los retos de un jugador que es historia, pero que quiere seguir ampliando su libro de gestas.

Ser importante para soñar con serlo más

Con la sombra de los Knicks acechando este verano y deseándolo para el que viene, Marc Gasol inicia su séptima temporada en Memphis Grizzlis. El equipo no ha cambiado y la única incorporación de Vince Carter no hace que las aspiraciones crezca, más bien al contrario.

Memphis pocas veces aparece como gran favorito a estar en postemporada, pero siempre superan las expectativas que se depositan en ellos. Quizá lo vuelvan hacer, pero esta vez queda claro que será por culpa del crecimiento de Mike Conley y Marc Gasol, el hombre que marca los biorritmos de los Grizzlies y toda una referencia en la liga. En la reciente encuesta de GMs, ha sido nombrado como el segundo mejor pívot de la NBA y el tercer mejor europeo de la competición. Dos reconocimientos que no tienen valor cuantitativo pero sí dan valor a todo el prestigio que ha estado labrándose en el pasado.

Ahora debe de dar un paso más, ser ambicioso y prosperar individualmente porque el próximo verano será el jugador al que todos quieran tener en sus zonas. Será una de las piezas más cotizadas del 2015 y lo que esta temporada está en juego marcará lo que consiga en la que viene.

Crecer y ser All Star

Pocos objetivos le quedan a un Serge Ibaka que está instalado en la aristocracia de la NBA con fama individual y prestigio colectivo. Sin embargo, tanto en el plano personal como el del equipo, es hora de rematar la faena para Serge.

Ha estado cerca de llevarse galardones individuales y su nombre ha rondado la lista de All Star, quizá este año sea en el que sean realidades ambos hechos. Le favorece que no esté gran parte de la temporada Kevin Durant. Eso hará que sus minutos y, sobre todo, lanzamientos aumenten considerablemente. Con ello y los focos de un equipo importante, no sería extraño verle en febrero por Nueva York

Pero como toda moneda tiene dos caras, la lesión de Durant puede suponer que las aspiraciones de anillo para los Thunder minen. Perderán más partidos de los previstos y eso les llevará probablemente a peores cruces en Playoffs y con factor pista en contra, algo que todavía no han conseguido de superar en su reciente historia.

Bajo los focos del Madison

Después de media carrera en una sola ciudad (Toronto), José Manuel Calderón se está acostumbrando a hacer las maletas más de lo que desearía. Pasó de Detroit a Dallas con el deseo de marcar su destino, pero este verano el negocio de la NBA evitó que siguiera en un equipo que había hecho cosas interesantes (quizá fue el equipo que más inquietó a los Spurs en Playoffs) y de las que él había sido parte importante.

Ahora, tratará de sentirse igual de cómodo en una ciudad que es deseada por cualquiera, pero que en el mundo del baloncesto es complicada de digerir. Los Knicks tienen un pasado, un poder económico y una afición que exige mucho y poco importa que tengas un equipo desequilibrado salarialmente y en manos de un entrenador debutante, todos van a exigir a los Knicks estar en Playoffs… como mínimo.

Para conseguir ser importante llegan Derek Fisher al banquillo y Phil Jackson a los despachos. Mucho prestigio en sus curriculums y una idea para llevar a la práctica: El triángulo ofensivo de Tex Winters. En él, Calderón quizá repita su rol de Dallas: un administrador del balón y especialista en el tiro. Puede ser que se pierda la versión organizadora del base extremeño, pero, si funcionan las cosas en Nueva York y bajo el auspicio de una megaestrella como Carmelo, José puede brillar bajo los focos del Madison Square Garden.

Ser el líder de una camada ambiciosa

El año pasado avisó que se veía como líder en un equipo donde todavía estaba Kevin Love, ahora sin él y en expensas de un contrato de estrella, Ricky Rubio quiere demostrar que estos Timberwolves son sus cachorros.

Con Flip Saunders a su lado, Ricky tiene el apoyo en los despachos y en pista d eun hombre que confía con palabras y minutos en la capacidad del base de El Masnou.En un equipo plagado de jóvenes talentos y con una increíble capacidad para divertir al espectador, el base está en un ambiente ideal para explotar definitivamente y justificar los millones que su agente reclama a la franquicia.

La perturbadora sombra de un traspaso a falta de acuerdo y la incógnita de la gestión del acierto anotador aparecen en el horizonte de una temporada donde debe ser el timonel de un equipo en reconstrucción al que se el pide no dejar de crecer y eso significa Playoffs. Si lo consigue, seguro que Ricky habrá cumplido sus objetivos personales.

Un novato con galones de estrella

Aterriza con contrato y fama de algo más que un rookie. Su currículo en Europa hablan de un jugador importante y con un impacto inmediato en la NBA; así lo sería en casi cualquier equipo de la liga, pero Nikola Mirotic jugará en un equipo que sueña con el anillo, muy fuerte en el juego interior y con un entrenador que hace pocos cambios y adora la defensa.

No es un gran preludio para sus aspiraciones, pero Mirotic ya ha tenido dosis de realidad en esta pretemporada. Días buenos y malos, muchas y pocos oportunidades ha salpicado un período de integración para que Mirotic entender lo que está por venir.

Tiene complicado jugar fuera de la posición de cuatro por la jerarquía que están adquiriendo Dunleavy y McDermott en el equipo, y por dentro deberá rascar todos los minutos que pueda a Taj Gibson, un pívot que podría ser titular en media Conferencia Este. Todo lo que su defensa y muñeca trabajen será el espacio vital que consiga Mirotic esta temporada en Chicago.

Reivindicarse para seguir soñando

De cuantos españoles competirán este año en la NBA, Victor Claver tiene el reto más singular. Debe ser egoísta y nadar contracorriente en una filosofía personal para lograr hacerse el hueco que medio construyó en su año de novato pero que perdió la pasada temporada.

En unos Blazers sin apenas cambios, Claver tiene que rentabilizar las pocas oportunidades que el conservador Terry Stots va a dar a sus suplentes. Salvo lesiones, el alero valenciano sabe que cada minuto esta temporada tiene su peso en oro. No es una broma, cada oportunidad será una reivindicación para demostrar que en su tercer y último año de contrato su vida americana tiene aún un largo recorrido.

Batum, Aldridge, Wright… son varios los obstáculos que salvar en un equipo que rotará menos cuantas más victorias obtenga, empero Claver tiene que ser tan persistente en su sueño como lo ha sido hasta ahora, y si llega una oportunidad de cambio no desaprovecharla. La NBA bien merece el reto de seguir luchando

 

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies