NBA

MARC GASOL Y RANDOLPH DOMINAN (99-89)

memphis-grizzlies

El español (21-15) y su compañero en la pintura (22-8) fueron muy superiores a la defensa de Golden State. Los tiros libres, clave: GSW, 19 de 28 [VIDEO]

Cómo cambia la NBA. Hace una semana, cuando empezaba la serie entre Warriors y Grizzlies, Mike Conley estaba lesionado y no se sabía cuando podría volver, Steph Curry venía de destrozar a los Pelicans y preparaba un hueco en su casa para el trofeo del MVP, el Oracle Arena se vestía ya de gala para una nueva exhibición de los Dubs, pero no. Ya no.

Los Warriors tienen un problema. Un clásico problema. Han hecho ‘clic’ en el momento más inoportuno de la temporada. Después de 82 encuentros a un nivel histórico, las manos tiemblan cuando más sangre fría necesitan. Los triples ya no entran, los secundarios no aparecen, la defensa no se coordina… Todo ahora. Steve Kerr lo achaca a la inexperiencia en Playoffs de una plantilla que ya pasó por lo mismo con Mark Jackson, por esa ‘no transformación’ al nivel competitivo que exigen los Playoffs. Y si se despistan, se irán. “Están aprendiendo. Es parte del proceso. Se ve mucho”, dijo Kerr.

Porque los Grizzlies, más experimentados, más veteranos, más inteligentes al lidiar con el timing de la postemporada, han llegado a su mejor momento del curso cuando la exigencia ha tocado techo. Se han puesto 2-1 después de un partido colosal, han sabido encontrar las debilidades de su rival después de la paliza del Game 1 y tienen todavía un duelo más en el FedEx Forum para poner la eliminatoria, y la NBA, patas arriba.

En ese lidiar con el timing de la postemporada brillan cuatro jugadores, perros de presa sin el tirón mediático de las grandes estrellas pero cuatro hombres que buscan su segunda final de Conferencia en tres años. Son Mike Conley, Tony Allen, Zach Randolph y Marc Gasol.

El primero es el héroe. El jugador de la máscara y la pieza donde se inicia todo. Da igual que no esté acertado en el tiro, como hoy (11 puntos y 3 de 10), mientras siga dirigiendo así al equipo. El segundo se transforma en Playoffs. Y le encanta. A Tony Allen le apasiona ser el centro de atención, le motiva escoger a un rival y hacerle la vida imposible, grita, se dirige al público, desafía con la mirada, y defiende. Defiende al nivel de ese “First Team All Defense” que le cantaba el FedEx. Tony se siente clave, como en aquel Celtics-Lakers cuando nos hizo creer, y con razón, que era el único mortal sobre la faz de la tierra capaz de defender a Kobe Bryant. Esta noche robó cuatro balones y pese a que Klay Thompson estuvo acertado en el tiro (20 puntos y 8 de 13) el triunfador fue Tony. Él lo sintió así, y eso es un peligro para los Warriors.

En la pintura, Marc Gasol y Zach Randolph están dando una lección magistral de cómo jugar al baloncesto. Están teniendo fortuna con algunos lanzamientos, sí (hoy ambos anotaron sendas mandarinas sobre la bocina), pero están siendo superiores a Draymond Green y Andrew Bogut, demasiado sólos en defensa. Kerr ha intentado romper a la pareja interior de Memphis colocando a Green de ‘5’ y a Barnes, más ágil, de ‘4’. Le sirvió por momentos, pero no parece confiar demasiado. Marc se fue hasta los 21 puntos y 15 rebotes y Z-Bo a los 22 y ocho. “Hemos entendido dónde están nuestras virtudes, quizás no juguemos bien o no vamos a estar acertados, pero nos mantendremos en el momentos y jugaremos la siguiente posesión”, reconoció Marc. Partido a partido, posesión a posesión.

Y luego, Curry. Errático. La imagen de unos Warriors que no se sienten cómodos. El base consiguió hoy 23 puntos y seis asistencias, pero se quedó en 2 de 10 en triples. Sintomático. Las ayudas de los Grizzlies en defensa están funcionando para no dejarle respirar, y lo nota. Pese a ello, falló varios lanzamientos claros y no estuvo fino desde el tiro libre: 5 de 7, 19 de 28 GSW. “Tengo que jugar mejor para que ganemos partidos, especialmente a domicilio. No he llegado a mi máximo. Tengo que seguir adelante para conseguir ese nivel en el cuarto encuentro”, explicó el MVP.

El encuentro se rompió en el segundo cuarto y a pesar de que los Warriors intentaron remontar al final (se pusieron a cuatro a 3 minutos del final), los Grizzlies consiguieron mantener el triunfo en Tennessee e intentarán situar a los Warriors en el abismo en el Game 4.

FUENTE: nba.es




Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR