Pablo Laso, la familia Doncic y la posverdad de la Final Four

Xabier Sanmartin
por Xabier Sanmartin publicado en ACB Euroleague

Dice Pablo Laso que su familia se queja porque la televisión da una imagen suya de persona ofuscada que no se ajusta a la realidad. Y tienen razón pero tampoco la imagen que el Real Madrid dio en la Final Four es la real. Eso sí, hablando de familias, la de Doncic anuncia que no le mandará Christmas a Laso la próxima Navidad

Todo esto es culpa de la posverdad, un nuevo modo de mentir sin hacerlo. Pasado el calentón de Estambul, analicemos, Laso no ha matado a nadie (aún) pero ha enfadado a todos. Sepamos por qué.

Pablo Laso tiene 49 años, ha ganado 13 trofeos con el Madrid en cinco temporadas y pico como entrenador y que dé mal en televisión no le resta méritos. Sin embargo, tras las dos derrotas en la Final Four de Estambul parece que es culpa suya hasta la subida de la luz. Y no.

El mismo día que Pedro Sánchez ponía un clavó en el ataud político de Susana Díaz, Laso empezaba a trazar la resurrección del Real Madrid de baloncesto ante una plantilla afectada por el síndrome de los Spurs: un equipo de gran pasado con un cuerpo cada vez más pesado.

Los números son tercos. Salvo Doncic, que tiene 18 años y Suárez (23), el resto de jugadores del actual Real Madrid peina la treintena en su mayoría, repasemos… Draper 32 años, Ayón 32, Chapu 37, Reyes 37, Carrol 34, Rudy 32, Maciulis 32, LLull 29, Taylor 28, Randolph 27, Thompkins, 27 y… Hunter 31.

El día D a la hora H. ante el Fenerbahce de Obradovic, miles y miles de personas dijimos al unísono: “Se gane o no, este es un partido para Chapu y Reyes porque habrá codazos hasta en el túnel de vestuarios y eso exige jugadores que no piden anestesia al dentista sabiendo que Obradovic te opera sin más atenuante que una sarta de tacos, una cara al rojo vivo a punto de estallar y, si hay suerte, algo de alcohol más para beber que desinfectar.

Y en esas, ante una plantilla que pide refuerzos tras varias bajas [Chacho, KC Rivers y Willy Hernángomez], un Rudy firmando las peores estadísticas de su carrera y más de medio equipo rumbo a la liga de veteranos… Laso, pensó (o no), me la juego con los jugadores más jóvenes, perdón, los menos viejos para medir así las posibilidades REALES de este RM en Europa y que el presi Florentino Pérez, como buen empresario de la construcción, tome nota de los agujeros y extienda los cheques necesarios para fichar estrellas que construyan algo sólido en la próxima Euroliga.

Laso ya ha ganado este año la Copa del Rey, ha cumplido en Europa yendo a la Final Four y ahora busca una Liga ACB donde hay su gran rival histórico, el Barcelona. hace bueno al peor Barça de la era Pascual…

Por eso mismo, Pablo le ha mandado una WhatsApp invisible a Florentino. Le dice que si quiere llegar al cielo y pavonerase desde el ático del éxito su club de baloncesto necesita un talón que valga, al menos, lo que paga por un dedo de Cristiano Ronaldo.

Eso sí, querido Pablo, si no acabas ganando esta Liga ACB… a ver cómo explicas tu posverdad a la familia madridista. Por la de Doncic no te preocupes, su móvil está apagado y fuera de cobertura, ya solo recibe llamadas de EEUU.

¡¡¡ZAS!!!

Foto: EuroLeague Media

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies