PRINTEZIS SENTENCIA AL BARCELONA Y METE AL OLYMPIACOS EN LA FINAL FOUR (71-68)

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en Euroleague

Un triple de Printezis en el último segundo del partido ha dado la victoria al Olympiacos (71-68), dejando al FC Barcelona fuera de la Final Four. El equipo de Xavi Pascual hizo un partido muy serio y tuvo ventaja muchos minutos, pero los helenos demostraron su garra y pelearon por un triunfo que al final fue suyo [VIDEOS]

No pudo ser. El Olympiacos frustó el sueño barcelonista de Final Four merced a un triple de Printezis sobre la bocina cuando ya el Barça pensaba en la prórroga para forzar el quinto partido.

El choque fue dominado durante muchos minutos por el Barça. Tres triples seguidos impulsaron a los visitantes en el primer cuarto (13-17, m.9) y la irrupción de Navarro disparó al descanso a un Barça que llegó a mandar por 10 nada más arrancar el tercer periodo (29-39, m.22).

Sin embargo, el Olympiacos a base de fe, con unos minutos de decisiones arbitrales polémicas y con Spanoulis haciendo de Spanoulis, logró nivelar el partido antes del último cuarto (50-50), lleno de alternativas. Pareció llevárselo el Barça cuando ganaba por 4 a falta de poco más de un minuto para el final pero entre Matzaris y Printezis remontaron. Este último, con 68-68 en el luminoso, no tuvo ningún miedo a la hora de tirar el triple que decidía el partido. Dentro. El Olympiacos es el último pasajero de la Final Four.

La rabia de Abrines

Lampe lo abrió, Lampe lo cerró. Cuando llegas a un “todo o nada” hay dos formas de encararlo. O con miedo o creciéndote. El polaco pidió el balón muy pronto, anotó un tiro de 5 metros y demostró que su equipo no salía amedrentado por el ambientazo del pabellón atenienses.

El Olympiacos, entre tapones de Dunston, puntos de Printezis y un jugadón de Darden –gorro a Abrines en el triple, contraataque y 2+1- tomó la iniciativa (9-6, m.4), aunque pronto el balear, muy picado desde el partido anterior, entró en el partido para cambiarlo.

Un triple cuando más sufría su equipo empató el partido a 11, tras 5 fallos exteriores visitantes. A continuación, otra canasta de 3 puntos desde más allá de 7 metros impulsó a los de Pascual en el luminoso y más tarde fue Oleson el que completó la fiesta desde el 6,75 con un triple para abrir una mínima brecha (13-17, m.9). Sin embargo, los puntos en los tiros libres, que mantuvieron en el duelo al Olympiacos, dejaron todo muy apretado antes del segundo cuarto (16-17).

Navarro entra en escena

Entre Sloukas y Lafayette pusieron otra vez el resultado a favor del equipo de casa, completando un 7-0 de parcial (20-17, m.12), aunque muy pronto su rival espabiló. Huertas, más fluido que Satoransky, rompió la sequía blaugrana y luego DeShaun Thomas se vistió de gladiador en la zona para poner por delante al Barça y mandar un mensaje a sus rivales.

Los pívots del FC Barcelona se sentían superiores en la pintura en un tramo de partido con más golpes y palos que puntos en el luminoso. Que Sloukas aparecía, Thomas respondía (22-15, m.15). Que Spanoulis rompía el desacierto exterior del Olympiacos con un triple para empatar a 25 o Hunter derrochaba todo su físico para la igualada a 27, Navarro entraba en escena.

El de Sant Feliu, eterno, fue protagonista propio del despegue final de su equipo. Primero fue él, luego Tomic y a continuación el propio Navarro el que anotaba un triple brillante tras salir de bloqueo para el 0-7. Finalmente, Juan Carlos se inventaba una asistencia de la nada para que Lampe cerrara sobre la bocina el primer tiempo cómo lo había empezado: anotando. 29-37. Era la máxima.

La revolución de los gestos

Qué bonito parecía el partido para el Barça cuando Abrines se colgó del aro para poner el +10. A partir de ahí, todo cambió. Del arbitraje, especialmente permisivo con el cuadro local, a la fe de los jugadores locales, con una gran cantidad de gestos simbólicos que anunciaron el cambio de escenario.

Lo hizo Matzaris tras su triple tan celebrado, al que le siguió una bombita para acercar a su Olympiacos (34-39, m.23). Satoransky pareció apagar el incendio con un 2+1 pero a continuación Petway regresó a la revolución de los gestos, sacando arco y flecha tras su primer triple y poniendo el pabellón al rojo vivo tras su segundo acierto exterior (40-45, m.26).

Y quedaba la irrupción de Spanoulis, especialmente decisivo en estos minutos. La estrella del Olympiacos llamó a la puerta con un triple apoteósico, de esos a una mano cayendo. A continuación, 2+1 de Hunter –tras fallo defensivo del propio Spanoulis aprovechado por Satoransky, todo sea dicho- para dejar a su equipo a uno y, más tarde, otros 4 puntos seguidos de Spanoulis –incluido canasta imposible tras quedarse en el aire aguantando el contacto con Tomic- para terminar la revolución. Solo el tiro libre final de Tomic pudo igualar el marcador (50-50) antes del último periodo.

Héroe Printezis

Nadie puede decir que no avisara. Tras la canasta inicial de Tomic, Printezis volvió a adelantar a su equipo con un tiro libre y otra canasta marca de la casa. El Olympiacos pareció amagar con escaparse tras la penetración de Spanoulis, pero un triple de Doellman y un 2+1 desde el mismo cielo de Satoransky impulsaron al Barça (55-57, m.36)

Spanoulis, con otro tirple a una mano y, especialmente, Maztaris, acertando desde lejos tirando a tabla y sobre la bocina, ponían muy negro el futuro blaugrana (61-59, m.37) justo antes de que el héroe Satoransky tomara las riendas y volviese a cambiar el signo del choque con otra canasta desde el 6,75.

Por momento el Olympiacos se apagaba y los tiros libres llevaron al Barça a rozar el quinto partido a falta de poco más de un minuto (61-65), aunque otra canasta de 3 puntos de Matzaris hizo intuir que el final sería agónico. Y lo fue. Un robo de Lafayette permitió que Printezis adelantara a su equipo y pese a que Navarro respondió desde la personal, otra vez Spanoulis, congelado en el aire, le dio uno de ventaja al Olympiacos (68-67) a falta de 8 segundos.

Cuando en la jugada final Navarro fue a la línea de tiros libres la sensación era de que sí, que era posible, que esta eliminatoria se decidiría en el Palau. Segundos después, tras un fallo del catalán, la prórroga ya parecía un éxito. Pero quedaba lo mejor del Olympiacos para el final, con una jugada brillante que permitió que Printezis tirase absolutamente liberado un triple sobre la bocina.

El baloncesto, que pareció inventarse para que el griego sea siempre el héroe in extremis, coronó al héroe Printezis y su Olympiacos celebró la victoria (71-68) y el pase a la Final Four. Manos a la cabeza de Tomic, invasión de pista y una fiesta completa que se convirtió en la mayor pesadilla barcelonista.

ESTADÍSTICAS OFICIALES

ACB.COM
Foto: euroleague.net

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies