NBA VIDEOS

¿Qué ha pasado en la NBA? La segunda unidad de Spurs, pierden Clippers… maratoniana noche

img_8724

Noche completa en la NBA. 15 partidos, 30 equipos… casi 800 minutos de juego esta madrugada en la mejor liga del mundo. Y claro, han pasado muchísimas cosas que hay que repasar. Gentileza de fullbasket.es

Empezamos con el primer partido de la maratoniana noche, que para nosotros se jugó en un fantástico horario (7pm). Los Spurs ganaron 109-103 en Boston tras un apasionante choque cargado de igualdad, intensidad y un factor clave: la segunda unidad. El banquillo de los texanos anotó casi la mitad de los puntos del equipo (56). Mills (19) no tuvo problemas en asumir galones en el último periodo, mientras Bertans (15) y Lee (15+12) se mostraron activos en ambos lados de la pista. El banquillo de los Celtics, en contraposición, apenas aportó 30 puntos. Y eso que Boston ofreció una gran versión en la primera mitad, pero en la segunda se topó con la mejor versión de Leonard (25+10), que “tapó” el segundo partido en la carrera de Pau sin anotar (el anterior fue con los Lakers, jugó dos minutos y se lesionó). Por cierto, San Antonio suma un balance de 9-0 fuera de casa.

Dulce noche en el Madison. Una de esas veladas que no se olvidan. Los Knicks vencieron en la prórroga contra unos Hornets de capa caída -4 derrotas consecutivas-. Pese a que Porzingis no estuvo al nivel que ha estado en los últimos encuentros y a que la conexión Rose-Jennings tuvo mejores noches, el Carmelo de toda la vida resolvió él solo el partido. Con 35 puntos, 14 rebotes, 5 asistencias y un 3/6 en triples, el ídolo de New York tomó la responsabilidad en el tiempo extrarreglamentario cuando todo parecía destinado al empate de nuevo. El ‘7’, con su fadeaway de siempre, anotó la canasta de la victoria. Hernangómez, por su parte, tuvo un papel más relevante jugando los minutos importantes y acabó con un 6+9. En el postpartido, declaró que “agradezco mucho la confianza del entrenador”.

LeBron ya es milenario. El mejor jugador de baloncesto del siglo XXI cumplió anoche su partido número 1.000 de temporada regular en la NBA. Es el 11ºjugador en activo con más partidos, y, desde luego, el que mejor registros tiene de todos ellos. 27.138 puntos, 7.174 robos y 6.938 asistencias. Casi nada. Este récord llegó en una noche plácida para los Cavaliers, que se deshicieron de unos Mavericks en horas muy bajas -pese al calendario-. El partido murió en la primera mitad (72-38). La asociación Irving-Love fue más que suficiente para noquear a los de Dallas, que no supieron producir pese al regreso de Nowitzki y Williams.

Si no fuera por Westbrook, probablemente Oklahoma haría aguas. Una enésima exhibición del base (36+12+18) salvó a su equipo del descalabro en Denver. Por si fuera poco, el partido tuvo que ir a la prórroga y llegaron a ir -13 a falta de 6 minutos (106-93). La tarea ofensiva de los Thunder sólo estuvo secundada por Oladipo, que hizo un gran partido con 26 puntos. En cuanto a los Nuggets, éstos mostraron ser un bloque compacto durante todo el duelo. Mejoraron mucho su imagen del partido contra los Jazz, y su referente fue Wilson Chandler (32+11).

La gran sorpresa de la noche la dieron los Clippers. Los ya ex-líderes de la Conferencia Oeste perdieron fuelle en Detroit. Los de Motown hicieron uno de los mejores partidos de lo que llevamos de campaña, jugando con coherencia en ataque y sacando las garras en defensa. Hasta 6 hombres superaron la barrera de los 10 puntos, pero el mejor de ellos fue Drummond, con un 16+10. El principal problema de los angelinos fue la inoperancia anotadora (8 puntos, 2/9 en tiros de campo) que ha demostrado estas últimas semanas. No obstante, repartió hasta 15 asistencias. Griffin y Redick se apuntaron 24 tantos cada uno, perolos Pistons tuvieron el partido atado en -casi- todo momento. Los Warriors ya son nuevos líderes del Far West.

Los 76ers jugaron el peor partido de la semana. Abultada derrota de los de Brett Brown contra los Bulls en un encuentro en que Sergio Rodríguez empezó desde el banquillo. Es la primera vez que esto sucede en esta campaña. El base canario registró pobres estadísticas en el inmediato encuentro contra Memphis (3+3), pero el principal motivo de este hecho es la vuelta de Jerryd Bayless. Veremos cuál es el nuevo rol del Chacho a partir de ahora, que hoy no anotó en 13 minutos. En cuanto al encuentro, los de Chicago fueron mucho mejores con Wade y Butler relevándose el rol exterior a la perfección (26 puntos para cada uno). Los flancos de la franquicia del toro siempre están cubiertos. Desde el 0-8 inicial, no soltaron el liderato del encuentro. Una más a la saca.

Cómoda victoria de los Timberwolves ante un rival directo en la Conferencia Oeste. Los de Thibodeau derrotaron 85-98 a los Suns gracias a un notable Wiggins (25) y un completo Karl-Anthony Towns (22+4). Ricky, que jugó poco más de 25 minuots, acabó con 11 puntos y 4 asistencias, viéndose superado por un Bledsoe (23) que no encontró esta vez a compañeros para competir por el partido.

No han tardado mucho en volver a ser el mejor equipo de toda la NBA. Los Warriors ganaron 85-103 a los Lakers y ya lideran la Conferencia Oeste tras el tropiezo de los Clippers. Desde aquella derrota en la Opening Night ante los Spurs, los de Oakland suman 14 victorias y 1 derrota. 10 triunfos seguidos que les permite ser, una vez más, los mejores. Y camino de firmar el mejor ataque de la historia (118,6ppp). Sin Russell, Young ni Randle, los angelinos apenas tuvieron opción alguna de competir por el partido. Menos aún si el Big Three apareció a escena otra vez (Durant, 29+6+9; Curry, 24 y Thompson, 18). 31 asistencias, otra vez superando la barrera de los 30. Deliciosos Warriors.

De mal en peor. Los Magic no pudieron ganar a los Wizards (94-91) en un partido que les podía acercar a la zona de Playoffs y les deja inmersos en la zona baja del Este. Orlando es la peor franquicia de la NBA en anotación (91,9 puntos por partido) y en procentaje de tiro (40,7%). Los Wizards, que han ganado tres de los últimos cuatro partidos, empiezan a remontar el vuelo, con un notable John Wall (26 puntos y 10 asistencias).

Otra de las sorpresas de la noche la dieron los Grizzlies, que pese a venir en un gran momento de forma cayeron 81-90 ante los Heat. Los de Fizdale no estuvieron inspirados en ataque, circulando mal el balón y acusando la noche más gris de sus dos referentes: Conley se quedó en 16 puntos y Marc Gasol en 9. En los de Florida destacó Tyler Johnson, que se fue hasta los 22 puntos.

Si lanzas 50 triples es muy difícil no ganar un partido de baloncesto. Los Rockets establecieron un nuevo récord en la NBA tras lanzar toda esa friolera de tiros desde más allá del arco, y ganaron 104-117 a los Sacramento Kings. De esos 117 puntos, 63 llegaron desde el triple (21 anotaron). Y ante esa borrachera anotadora el mejor fue el de siempre, James Harden, que acumula cuatro triple-dobles este curso. Anoche, 23+10+10, aunque muy bien secundado, con hasta seis jugadores más que sobrepasaron los dobles dígitos en anotación. Sacramento, que fue a remolque desde el primer cuarto, tuvo en Cousins a su mejor jugador (32+9).

Photo NBA Media




Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR