San Antonio eliminado, ¿el final de una era?

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en NBA PLAYOFFS VIDEOS

Oklahoma City hizo gala de su mayor juventud, velocidad y desequilibrio en los tableros, para quebrar rápidamente a los Spurs, imponerse por 113 a 99 y liquidar la serie por 4 a 2

San Antonio estuvo desconocido, abusando del juego individual y saliéndose de foco demasiado rápido. Final de una temporada excelente, pero con un desenlace que, exceptuando un buen último cuarto, no estuvo a la altura de la misma.

Está claro que la eliminación de San Antonio va a traer varios interrogantes, con el principal pasando por el futuro de Duncan (19 puntos) y Ginóbili (5). En el caso del argentino, todavía tiene Río 2016 por delante, pero hay posibilidades de que esto haya sido lo último de ambos a nivel clubes, más allá de que los dos tienen contrato para la próxima temporada.

San Antonio abrió el juego con una idea clara: alimentar a su juego interior. Aldridge y Duncan consiguieron la mayoría de los primeros puntos del equipo, y con una buena defensa, los dirigidos por Popovich tomaron una pequeña ventaja inicial de seis unidades. Sin embargo, la misma duró realmente muy poco. Durant y Westbrook empezaron a aparecer en ataque, pero sobre todo, los Spurs abusaron de un juego individualista y forzado, muy lejos de la fluidez que solía identificarlos. Sin brillar, el local dio vuelta la historia y se llevó el primer período por 25 a 19.

Buscando respuetas, Popovich movió el banco para el segundo parcial y mandó a cancha a Martin y Marjanovic, casi sin minutos en estos playoffs, además de Anderson. El extraño quinteto, con Manu de base, no funcionó. Oklahoma City continuó estirando la diferencia, con las penetraciones de Westbrook y las descargas para un Adams sumamente preciso cerca del aro. A tal punto llegaba la confianza del Thunder, que hasta Roberson castigó con dos triples.
El partido se volvió una pesadilla para los Spurs: malos tiros y sin encontrar absolutamente ningún hueco en la defensa de OKC. La visita se veía dominada en todos los aspectos y de nuevo, jugando un básquet muy alejado a lo que ha hecho en estos años. El dueño de casa ya era una topadora y se llevó al descanso largo una ventaja clave de 24 puntos: 55-31.

El tercer cuarto no trajo demasiados cambios. Los texanos salieron con cierta determinación para dar vuelta la historia, empujados por Leonard, pero la enorme diferencia de velocidad entre un equipo y otro siguió pagando factura. Los de Donovan sumaron puntos fáciles en transición y dominaron la lucha rebotera a placer, para mantener la brecha siempre por encima de los 20 tantos. Tras 36 minutos, el marcador tenía a Oklahoma City adelante por 91-65.

Todo indicaba que el último período estaría de más, pero el mismo trajo cierta tensión. El Thunder se confió, empezó a jugar de forma pasiva y San Antonio lo aprovechó para descontar, conn un buen ingreso de Miller y un gran pasaje de Duncan. La visita llegó a ponerse abajo por 11, con el balón en sus manos, hasta que un par de volcadas de Durant fueron la estocada final para el triunfo del local. Finalmente fue victoria de OKC por 113-99, a pesar del buen esfuerzo de los texanos.

Kevin Durant la rompió en el ganador con 37 puntos y 9 rebotes, mientras que Russell Westbrook sumó 28 más 12 asistencias. También fue importante el trabajo de Steven Adams (15 y 11 rebotes) y de Andre Roberson (14 y 7 tableros). Por el lado de los Spurs, no fueron suficientes los 22 tantos de Kawhi Leonard, quien además bajó 9 rebotes, como así tampoco los 19 de Tim Duncan, ni el doble-doble (18 y 14) de LaMarcus Aldridge.
¿Qué depara el futuro para los Spurs? Está claro que con jugadores como Kawhi Leonard y LaMarcus Aldridge, seguirán siendo muy competitivos. Pero la gran pregunta pasará por ver si terminan de cambiar una identidad que tanto éxito les ha dado en el pasado. ¿Se volverán un equipo de dos jugadores, como en buena parte de esta serie o recuperarán algo del juego colectivo perdido? Será muy interesante verlo.

Para el Thunder, la satisfacción es doble: no sólo avanzan a la final de Conferencia donde los espera un tremendo cruce ante Golden State, sino que además le demostraron a Durant (agente libre al final de la campaña) que hay material como para que se mantenga en el equipo. Sin importar lo que suceda contra los Warriors, el Thunder está jugando su mejor básquet en años y es difícil imaginar que el alero desaproveche esa situación.

Estadísticas

Por basquetplus.com / Photo NBA Media

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR