SAN ANTONIO SE LLEVÓ EL CLÁSICO TEXANO: (88-83) SOBRE DALLAS

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en NBA

Sin hacer un gran partido, los de Popovich mantuvieron su invicto como local. Manu no tuvo una buena noche (2 de 12 de cancha)

Desde temprano fue la defensa la que marcó el camino para San Antonio. Más allá del tridente Parker-Leonard-Aldridge, que arrancó derecho, el equipo de Popovich no estaba certero en ofensiva pero se sostenía al frente con mucha intensidad en la marca. De esa forma, se llevaron los primeros 12 minutos por 24 a 18.

Dallas se acercó en el segundo período con bombas de Matthews y Felton, pero el cierre de la mitad iba a ser favorable para los Spurs: Aldridge y Parker coronaron un excelente primer tiempo de su parte con más conversiones y el local se fue al descanso al frente por 46 a 39.

Si en los primeros dos parciales marcábamos que San Antonio no estaba bien en ataque, esto se potenció en el tercero. Entre la mejoría defensiva del rival y los errores propios, los dueños de casa se secaron por completo y vieron como la diferencia se iba esfumando.

Dallas llegó a empatar el partido en 60, hasta que un triple sobre la chicharra de parte de David West, dejó a los Spurs 63 a 60 al frente, de cara al último período. De todas formas, el partido ya se movía dentro de un contexto mucho más parejo.
Esa paridad se mantuvo por el resto de la noche, con dos equipos que compensaron sus bajos porcentajes con entrega y energía. Un buen ingreso de McGee llegó a poner a los de Carlisle a uno, hasta que un par de dobles a media distancia de Parker, le dieron aire a los locales en la definición.

Igual, los Mavs no se entregaron y con un tiro de tres de Harris volvieron a quedar por la mínima. Allí llegó la jugada más importante del partido, con un bombazo fundamental de Leonard, tras asistencia de Ginóbili, para que su equipo tome cuatro unidades de ventaja en el minuto final.

Dallas ya no tuvo respuesta y desde la línea de libres, San Antonio sentenció el 88 a 83 final. Sufrido, trabajado, sin brillo, pero valioso al fin.

Leonard completó otro partidazo en el ganador, con 26 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias. Por su parte, Aldridge sumó 18 y Parker 16. Entre los tres, anotaron 60 de los 88 de los dirigidos por Popovich.

Por Dallas, lo mejor pasó por los 15 de Matthews, los 13 más 14 rebotes de Nowitzki y los 11 que Devin Harris trajo desde el banco de suplentes.

El que no tuvo una buena noche fue Manu Ginóbili. El argentino acabó 9 puntos, 5 rebotes, 3 asitencias, 2 faltas cometidas, 1 robo, 4 pérdidas, 2-6 en dobles, 0-6 en triples y 5-8 en libres durante 28:32 minutos de juego.

FUENTE: basquetplus.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies