Sergio Rodríguez, el Real Madrid se cortó al afeitar tu barba y hoy el chachismo llega a Moscú

Xabier Sanmartin
por Xabier Sanmartin publicado en Noticias

Habría que bucear en los días juveniles de Pablo Laso para saber si tuvo barba alguna vez. Mientras mis amigos de Vitoria Gasteiz buscan esa foto en el álbum de sus correrías en la Blanca, leo que Sergio Rodríguez ha firmado tres años con el CSKA Moscú, así que grito esta verdad mal contada: cuando el Real Madrid le afeitó la barba del Chacho el equipo blanco se cortó, empezó a sangrar

Querido Pablo, vaya por delante que te entiendo, en parte. Fuiste buen base y hoy exiges el mil por mil a todo playmaker pero Sergio no es un cualquiera. Y lo sabes. Otra cosa es que tú y/o Juan Carlos Sanchez lo olvidaseis.
Un Chacho de 10 delante y de 6 atrás sigue siendo mejor que el 90% de los bases europeos hechos de defensa intensa y puntual anotación desde el tiro libre. Algunos compañeros periodistas que siguen al Madrid me dicen que el club le negó cariño a Sergio y claro, él, que ya es padre treintañero, os dijo… pío, pío.

Sergio dejó el Madrid en julio de 2016 tras seis años dando vida al madridismo y al chachismo.

No sé tú, Pablo pero muchos madridistas imaginaban que esa ausencia sería llevadera, sin embargo, hasta Sergio Scariolo entendió en Río 2016 que vale más un Llull prodefensivo con un Chacho feliz que un Llull superhéroe junto a un Sergio de barba mal cortada.
Tras la salida de Sergio, ese saque de banda al contrario, ésta vez llamado Valencia Basket, hoy el Madrid busca rehacerse de cara a la temporada 2017 – 2018, con la vuelta del Chacho convertido en rival a primeros de octubre en la Euroliga.

Prescindir del Chacho y dejarlo todo en manos de Llull, Draper y Doncic fue un error y pronto sabremos, querido Pablo, si logras reponer la magia y eficacia de un Real Madrid que ganó casi todo durante cinco años años gracias a jugar con la mejor pareja de bases de Europa.
A veces creo que el Madrid solo quisó pagar precio de NBA por uno de sus bases estelares y, ya se sabe, ni hay portería de un solo poste ni pájaro que vuele sin dos alas.

Los éxitos de Laso como entrenador blanco son tan importantes como difíciles de repetir porque en 2017, aparte de faltar la magia del Chacho, vemos que la espalda de Rudy está hecha un ocho (su cabeza un 88) y… o mucho crece Luka Doncic o será complicado recuperar la base del ayer luminoso aunque Llull, ¡mic, mic, correcaminos!, siga trotando por la cancha (me cuentan que en algunos entrenamientos acaba las contras corriendo por la grada) .

Dicen ciertas fuentes florentinistas que el fichaje por el CSKA Moscú supone una traición del Chacho al club blanco. Lo ignoro. Sé que Sergio podría ponerse negro de enfado ante ese mero pensamiento pero prefiere hacer malabares con naranjas. Él es así.

El chachismo vuelve a Europa. Es un estilo que siempre ha tenido ciertos enemigos pero quienes amamos la forma de ver el basket y sonreir que ofrece Sergio Rodríguez con un balón estamos felices, tanto que junto al estudio de diseño web http://www.amplitude.es/ estoy pensando en crear una web llamada Chachismo para así defender mejor a esa especie en vías de extinción llamada baloncesto con bote de sonrisa, chachismo, o como diría Lalo Alzueta, Chacho-sistema.

Querido Pablo, que un entrenador olvide que un GRAN base es la base de todo… ¡no tiene pase!

Foto: EuroLeague Media

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies