Shved hace enmudecer Estambul (73-76)

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en Eurobasket 2017 VIDEOS

Un triple final y 22 puntos demostraron la total superioridad de un base ruso que dejó en nada la exhibición de Osman (28 puntos y siete rebotes)

A falta de grandes estrellas NBA y ausencias por lesión, Rusia demostró que tiene un valor seguro en uno de los grandes jugadores de Europa y derrotó a Turquía (73-76) con un enorme partido de Alexey Shved. El base estuvo fantástico con 22 puntos y culminó su actuación con un decisivo triple en los segundos finales.

Turquía comenzó el partido con dos rápidas canastas que pretendían sacudir las dudas que dejó la preparación y el bajón anímico que supuso la baja de Bobby Dixon días antes del Torneo. Fue una buena puesta en escena pero Rusia reaccionó sumando canastas a partir de la generación de ventajas con el bloqueo directo de Shved quien pronto encontró la continuación de hombre grande o sumó puntos (nueve en el primer cuarto) con sus tiros para demostrar al anfitrión que las dudas eran justificadas. Los rusos encontraron en la pintura el primer reducto anotador, pero al final de cuarto un triple de Khvostov demostró que también sus aleros son peligrosos y Rusia se escapó 13 a 20.

Sin puntos en la zona y sin peligro en la dirección, definitivamente Cedi Osman asumió el rol de líder (28 puntos y siete rebotes) de un equipo otomano que, en cualquier caso, evidenció una gran endeblez en la defensa interior para mayor alegría de un Timofey Mozgov que sacó un dos más uno con el que los rusos alcanzaron la decena de puntos de ventaja (15-25). Llegado este momento, Ufuk Sarica pidió más presión a la defensa perimetral de sus jugadores y eso le ayudó a meterse en el partido con un parcial de 9-2 que demostró las costuras emocionales de su rival. Rusia perdió nueve balones en este segundo acto del encuentro, pero cuanto menos, pudo sostener su ventaja en el marcador gracias al rebote y la aportación de sus dos estrellas, quienes sumaron 22 de los 36 puntos de su equipo al descanso.

Contra la falta de centímetros, velocidad. La apuesta de Sarica para su Turquía es clara y si en la primera parte ya se anticipó la agresividad defensiva exterior como una clave, al arrancar el segundo tiempo pudo empatar el marcador a 40 con un contraataque donde Veyseloglu, un falso pívot de esos que se abren para tirar y postea poco, demostró que los tiempos cambian. Osman incluso tuvo la oportunidad de culminar la remontada pero tras meter un triple y ser héroe del momento se convirtió en villano cuando cerró el cuarto con una falta que le dio tres tiros a Shved para, una vez más, alargar la supervivencia de Rusia en el encuentro (51-55).

Aunque tardó, al inicio del último cuarto Turquía por fin culminó su remontada y lo hizo como no podía ser de otra forma. Robando un balón en medio campo y anotando al contraataque. La fórmula era sencilla pero también necesitaba que en estático el equipo comenzase a ser resolutivo más allá de la genial actuación de Osman. Eso no fue posible por los fallos bajo el aro de Erden, Güler y el propio Osman, por lo que el partido acabó convirtiéndose en una sufrir anotador que sólo se resolvió en los segundos finales. Ahí Rusia porfió sus opciones en Shved y éste no falló clavando un enorme triple de ocho metros con la mano de Güler en la cara. Tras mucho sufrir, al final el equipo ruso completó la sorpresa y le dio brillo a la brillante actuación de su base estrella.

Estadísticas

Nota de prensa ACB • Foto: FIBA

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies