Toronto dio un recital ante Miami e hizo historia (116-89)

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en NBA PLAYOFFS

Los Raptors jugaron un partidazo ante Miami, se llevaron el séptimo juego y se metieron a finales del Este por primera vez en la historia

Toronto apareció en su mejor versión y se metió en las finales del Este. Después de sufrir muchísimo en una serie peleada de principio a fin y apretado por el panorama que se ha venido planteando en los últimos días, los Raptors sabían que hoy debían ganar para seguir con vida en los playoffs y así lo hicieron. Era ganar o irse a casa y por eso Toronto salió desde el primer minuto con una intensidad tremenda, le ganó a Miami por paliza de 116-89 y selló la serie de semis 4 a 3.

Las figuras del equipo canadiense necesitaban aparecer y no defraudaron. Kyle Lowry fue la gran estrella de la noche con 35 puntos, 7 rebotes, 9 asistencias y 4 robos; enormemente bien escoltado por la labor de DeMar DeRozan (28 tantos y 8 tableros). Otro punto alto fue Bismack Biyombo con un doble-doble de 17 unidades y 16 cristales. Como viene pasando en los últimos juegos, Luis Scola no tuvo minutos.

Toronto se mostró algo más enchufado en el principio, con DeRozan y Carroll sosteniendo las ofensivas del local. Entre los dos anotaron 17 de los 25 tantos que los Raptors anotaron en el primer periodo, con DeRozan siendo el gran protagonista de ese pasaje (11 unidades) para dejar 25-23 arriba a su equipo. Miami estuvo repartido con Dragic, Deng o Winslow, y eso le permitió estar al acecho.

La media cancha de Ross y Lowry empezó a tener incidencia con el correr de los minutos. Sobre todo este último, porque Lowry se encendió con un par de triples y se complementó a la evolutiva tarea de DeRozan para guiar a Toronto a un estado de brillantez. En defensa también hubo un trabajo interesantísimo, quizá la gran clave, porque Toronto controló el aro propio independientemente de momentos de Wade y Johnson, dejando la historia 53-47 al descanso largo.

Aquella enorme defensa que había impuesto Toronto siguió siendo el gran termómetro del tercer cuarto, ese gran control sobre Miami y el ascendente nivel de Lowry. Otro de buen foco fue Biyombo, respondiendo bien a sus minutos, pero esa dupla tan necesitada de Lowry-DeRozan fue primordial para llegar a sacar una brecha de diecisiete (75-58). Toronto hizo un parcial muy superior, aprovechó siempre que Winslow no estuvo para oponerse pero flaqueó un poco en el cierre y Miami se arrimó: 86-78 entrando a los últimos doce minutos de la serie.

Toronto afianzó su diferencia en el arranque del último cuarto, con triples de Ross, Carrol y el trabajo tremendo de Biyombo. En un ratito sacó veinte de diferencia (102-82), y a partir de ahí fue todo un trámite. Terminó en baile por 116-89, sin nada que agregar para los últimos minutos porque todo había quedado definido desde hace tiempo.

Toronto terminó por abrazarse a un triunfo categórico, en un desempeño fantástico y superlativo que fue ovacionado por todo el Air Canada Centre. Ahora, el equipo de Dwane Casey se medirá en las finales de conferencia ante Cleveland, que viene de varios días de descanso después de haber barrido su serie de semis ante Atlanta.

Por basquetplus.com / Photo NBA Media

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR