U17 Masculina: España no puede con Lituania y vuelve a ser 4ª del mundo

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en FIBA

Lástima. España tuvo la medalla de plata mucho más cerca que la de bronce. La lesión de Miguel González, que hizo la rueda de calentamiento pero no pudo jugar ni un minuto, fue el golpe de moral del que no pudieron recuperarse ante Lituania

La lesión de Miguel González, que se unió a la de Unai Mendicote, dejaba muy corta la rotación de aleros de España. Pero quizás fue un golpe más en los inconvenientes de esta selección en el Mundial. En la cabeza de los jugadores seguía estando ese +15 con el que se dominaba a Turquía, una semi mucho más cruel que la jugada por los lituanos. El inicio del encuentro fue muy flojo, y esa diferencia fue finalmente la que fue imposible de remontar. En los últimos minutos España sacó carácter para evitar una derrota mayor.

Dinámica negativa (8-23)
El partido comenzó con Miguel González en el banquillo, tocado del partido épico de Turquía. Alejandro comenzó el choque con Sergi Martnez al tres y Joel Parra de titular. Raimon Carrasco anota la primera canasta pero Lituania era un selección más intensa. El 11-2 provocaba el primer tiempo muerto y los ajustes defensivos. Pero la dinámica conseguía que los tiros de España se salieran de dentro y los de Lituania rebotaran tres veces en el aro antes de entrar.

Velicka para la reacción española (29-44)
Desde el banquillo Alejandro intentó una zona para variar la dinámica de juego. Lituania tardó en adaptarse a la nueva situación, y la entrada de Alocén y Bernacer espoleó a España. Sólo Arnas Velicka, con su primoroso lanzamiento impidió que España se acercara en el marcador. Sergi Martínez, ya jugando de cuatro, lo intentaba a campo abierto sin esperar que se formara la defensa lituana y provocando muchas faltas personales. Pero los tiros libres no entraban y el cuarto se cerraba en tablas.

El talento lituano rompe el encuentro (39-66)
El tercer cuarto fue, de nuevo, clave. Joel Parra le echaba muchas ganas para hacer daño en la pintura pero la defensa, ya muy agresiva, provocaba muchas faltas personales. Fue el momento en el que los tiradores lituanos aprovecharon para acribillar el aro desde el triple, con un acierto muy grande. Se superaron los 20 puntos y la moral de España bajó de nuevo.

Un último esfuerzo fruto del coraje (63-81)
El partido estaba ya roto, pero España quería terminar con mejores sensaciones el encuentro. De nuevo Carlos Alocén levantó al público con un quinteto ‘bajito’ dispuesto a correr, arriesgando tanto en ataque como en defensa. Joel Parra y Joan Bernacer se ‘pegaban’ con la defensa lituana mientras que Busquets anotaba sus primeros triples. Una presión a toda pista recuperó algunos balones pero también permitió alguna canasta fácil. No pudo ser.

Nota de prensa FEB

Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR