ACB VIDEOS

Una muy mala segunda parte condena al Herbalife Gran Canaria en Andorra (97-89)

image

El equipo amarillo llegó al descanso con 43-57 a favor y llegó a tener una renta de 18 puntos, pero acabó cediendo ante los andorranos

Tras la derrota ante Iberostar Tenerife en una jornada inaugural que contaba, probablemente, con más alicientes emocionales de los deseados, el Herbalife Gran Canaria buscaba su primer triunfo de la temporada ante MoraBanc Andorra. En Andorra, un país en el que nunca en su historia había logrado vencer. Además, ante un rival que había descansado en la primera fecha y que se estrenaba ante su público con numerosas caras nuevas.

Salió mandando el conjunto dirigido por Luis Casimiro con un muy activo Bo McCalebb, al nivel mostrado en la final de Supercopa y con los problemas físicos que arrastró en el derbi olvidades. El base de Nueva Orleans se alió con Darko Planinic para dar la primera renta del choque a los suyos (4-8, minuto 3) mientras los andorranos intentaban encontrar su ritmo.

No tardaron en hacerlo. A pesar de los buenos minutos de McCalebb y de un Kyle Kuric enchufado que convirtió siete puntos en el acto inicial, el MoraBanc Andorra, con paciencia en defensa y en ataque, acabó encontrando los espacios para ir sumando. Lo hizo, sobre todo, con un Shermadini difícil de parar y un hiperactivo Albicy. El base francés anotó cinco puntos en un par de segundos (18-17, minuto 8) para adelantar a los suyos. Al término del primero, el marcador no reflejaba ninguna ventaja (23-23).

Se enchufó entonces la segunda unidad del Herbalife Gran Canaria. Hendrix y Salin, saliendo de banquillo, fueron factores desequilibrantes durante todo el segundo cuarto. El escolta finés anotó 11 puntos sin fallo en el tiro, con tres de tres en triples, y dinamitó el choque. Un acierto suyo desde 6,75 disparaba en el electrónico a los grancanarios, y una bandeja sin oposición de Báez tras robo (33-40, minuto 15) obligaba a Peñarroya a pedir tiempo muerto.

Los de Casimiro se hicieron grandes desde la defensa, y sin duda el espectacular acierto en el tiro ayudó en lograr una ventaja significativa. Jugada a jugada la diferencia no hacía más que aumentar y precisamente Báez, en una acción de lucha, anotaba para poner 10 de ventaja para los amarillos, 36-46. El dominicano contagió de su garra, como suele hacerlo, a sus compañeros. Hendrix, con un mate, sellaba una primera parte soberbia en cuestión individual, y también colectiva. Con 34 puntos en 10 minutos, el Granca enfilaba el túnel de vestuarios con 14 de ventaja (43-57).

Un azucarillo en los Pirineos andorranos

El intermedio no pareció afectar, en un primer momento, a un Herbalife Gran Canaria que volvió al parqué andorrano muy enchufado. Muestra de ello fueron los dos triples consecutivos de Salin y Báez que ponían la máxima diferencia de la noche (45-63, minuto 23) en el partido. El MoraBanc Andorra seguía teniendo claridad en ataque, pero los claretianos mantenían el ritmo.

Sin embargo, todo se fue diluyendo en la última mitad de un tercer cuarto que acabó siendo para olvidar. Los amarillos se cortocircuitaron en ataque, encadenando fallo tras fallo mientras el equipo local se creía capaz de la remontada. Aparecieron Jelinek y Walker, dos exteriores llamados a ser importantes en el cuadro de Peñarroya y que no habían tenido mucho acierto en la primera mitad. Defensa a defensa, el MoraBanc Andorra se metió de lleno en el partido (68-72).

La inercia era claramente favorable a los locales, que empujados por su afición, mantuvieron la intensidad en el definitivo período. Un triple de Burjanadze, letal durante toda la noche, y un tiro libre de Shermadini, igualaban la contienda a 74 con 6:11 minutos por disputarse. El Herbalife Gran Canaria conseguía mantenerse vivo pero solo a través de acciones individuales, lejos del buen hacer colectivo mostrado en la primera mitad.

El MoraBanc Andorra no quitaba el pie del acelerador en ningún momento, y un triple de Nacho Martín (82-78, minuto 36) encendían las alarmas en el lado isleño. No hubo marcha atrás. Los andorranos, que exhibieron una capacidad de sacrificio encomiable en defensa, y una buena comunicación en la ofensiva, no solo materializaron la remontada sino que lo hicieron a lo grande, con acciones espectaculares y llegando a superar los diez de ventaja.

Al final, un 97-89 favorable a un equipo que, por tercer año consecutivo, logra derrotar a un Herbalife Gran Canaria que luchará el domingo, en casa y ante Valencia Basket, por su primer triunfo.

ESTADÍSTICAS OFICIALES

VÍDEO RESUMEN

Nota de prensa Herbalife Gran Canaria




Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR