ACB

UNICAJA VS LABORAL KUTXA: LOS OTROS FACTORES DE LA SERIE

120780_81_114126_81

El recuerdo de 2003 frente al 5-2 de balance. Factor cancha contra imprevisiblidad. ¿El valor del 16-2 o el peso de la presión? Unicaja y Laboral Kutxa, a vida o muerte este lunes (21h, ANDTV/ETB1/Orange Arena)

En una serie como esta, tan igualada, tan competida, hay un momento donde entran en juego más factores aparte del baloncesto. Importan las defensas, los ataques, los porcentajes, la cantidad de rebotes, claro, pero también hay una serie de argumentos, unos más intangibles que otros, que también toman importancia cuando el balón más quema. Estos son algunos de ellos, a los que se agarran Unicaja y Laboral Kutxa para ser optimistas ante su duelo a vida o muerte de este lunes.

Los factores del Unicaja

El valor del factor cancha. 34 jornadas para conseguirlo, un partido para disfrutarlo. El Unicaja se apoya en el partido más importante de su temporada en el calor del Martín Carpena, al que todos sus jugadores apelan, para tenerlo más fácil frente al Laboral Kutxa Baskonia. “Va ser un partido tremendamente duro. Los dos equipos saldremos a por todas y por eso será muy importante la ayuda que nuestra gente nos dará desde la grada del Carpena. Tenemos que hacer valer nuestro factor cancha”, confiesa Granger, resumiendo el sentir del club. El Martín Carpena debe contar.

El recuerdo de 2003. Pese a ser una serie que suena a clásico modernos entre dos enemigos íntimos que se las vieron en mil situaciones diferentes en la pasada década, solo una vez la eliminatoria llegó al desempate. Fue en la 2002-03, en cuartos también, tras una serie a cinco partidos agónica. El Unicaja dio primero, el entonces TAU Cerámica empató. 2-1. 2-2. Y el quinto, aún más emocionante que el resto, se decidió en la jugada final, con canasta final de Bullock para tumbar (62-61) al vigente campeón liguero. La venganza de 2002.

El balance como local. No solo puede presumir de factor cancha el cuadro malagueño. Es que, además, lo aprovecha. O al menos así lo hizo durante casi toda la liga regular. El Unicaja venció cada uno de sus 15 primeros partidos de Liga Endesa en casa, cediendo solo los dos últimos frente a CAI Zaragoza y FC Barcelona. Sumado al triunfo en el primer duelo de cuartos, el balance cajista esta temporada en el Martín Carpena es de un 16-2 que puede intimidar al Laboral Kutxa Baskonia.

Fragilidad visitante de su rival. El equipo vitoriano no solo ha perdido en las dos tres ocasiones en las que ha visitado el Martín Carpena esta temporada (una en regular, otra en cuartos y otra en Euroliga, dejándole sin cuartos). En realidad, jugar lejos del Buesa Arena ha sido su gran tormento en esta campaña. Hasta mediados de febrero no se estrenó como visitante (en Manresa, después de 9 derrotas a domicilio seguidas) y, contando el Playoff, de 18 partidos como visitante el Laboral Kutxa ha perdido 14 y ganado solo 4.

Los factores del Laboral Kutxa

La presión, para el Unicaja. Después de cómo ha ido la temporada para ambos equipos y, especialmente, tras la mala actuación baskonista en el primer partido, todos los aficionados al Laboral Kutxa hubieran firmado una situación así. Jugarse la campaña a un partido con la posibilidad de arreglarlo todo en caso de victoria. La sensación general es que el Unicaja es el que debe notar la presión (la plaza de Euroliga también entra en el debate) y que a poco que mantenga la sangre fría, los vitorianos pueden aprovecharse de los nervios de su rival.

Capaces de lo mejor. En el primer duelo demostraron que este Laboral Kutxa, por desgracia para los corazones de sus aficionados, puede mostrar su peor cara de repente… o también, la mejor, como lo hizo este sábado. El Laboral Kutxa ha sido capaz de ganar a los dos primeros clasificados (Real Madrid y Barça) en la regular, al Unicaja en Playoff y Euroliga, al 4º, al 5º, al 7º, al 8º… al subcampeón de Europa Olympiacos por 19 puntos, al Anadolu Efes, también en Final Four. Es un equipo imprevisible y, tras haber ofrecido su peor cara, quizá toque la mejor otra vez.

Rápida recuperación, dinámica favorable. Es lo que tiene el Playoff. Del cielo al infierno con un resultado. Y viceversa. El Laboral Kutxa regresó de Málaga muy tocado y ahora vuelve eufórico tras demostrar tantas cosas en el partido de este sábado. En 48 horas el equipo mentalmente cambió y logró ser otro y la dinámica le favorece en esta serie, no solo en cuanto a resultados sino también en sensaciones.

Cinco precedentes para la ilusión. Baskonistas y malagueños se han enfrentado hasta en siete ocasiones, aunque han sido los primeros los que más veces han acabado con una sonrisa en la cara. Frente a los dos triunfos malacitanos (el ya citado en cuartos de 2003 y la final de 2006), hay cinco vitorianos: 3-0 en cuartos del 98, 0-3 en la final de 2001, 3-1 en las semis de 2005, 3-0 en los cuartos de 2007 y 2-0 en las semis de 2008. Los vascos le han ganado en todas las rondas al Unicaja y también el balance en cuartos les es favorable: 2-1.

ACB.COM
ACB Photo / M. Pozo




Uso de cookies

Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. También compartimos información de su dispositivo con nuestros partners de medios sociales, publicidad y análisis. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR