[1-0] El Iberostar Tenerife tira de oficio para adelantarse en su serie ante un buen Oostende (85-75)

por Roberto Anidos publicado en Basketball Champions League Crónica

Un paso más cerca. El Iberostar Tenerife se impuso este martes noche a un buen Filou Oostende (85-75) para adjudicarse el primer punto de su serie de octavos de final de la #BasketballCL. Costó lo suyo superar un rival que no tiró nunca la toalla y que jugó bien sus bazas desde el dominio del rebote y el buen hacer de sus interiores. Pese a todo, el Canarias tiró de calidad para hacer valer el factor cancha y situarse a un triunfo del pase a cuartos en una eliminatoria al mejor de tres partidos

El equipo aurinegro cimentó su triunfo en un notable primer acto y en el oficio para salir luego del atolladero en el que le puso su adversario a la vuelta de la pausa. La calidad de Marcelinho Huertas en la dirección, otra vez sublime (19 puntos, 10 asistencias y 6 rebotes para 29 de valoración); el poder interior de Gio Shermadini en ataque y varias acciones oportunas de Álex López y Aaron White, cuando más apretaban los belgas, explican en parte el trabajado triunfo de hoy.

El grupo de Txus Vidorreta firmó una aceptable puesta en escena, si bien el Oostende puso también sus argumentos sobre la mesa, amparándose, primero, en dos triples iniciales de Schwartz y Silla (7-8); y, poco después, en la movilidad interior de Desiron (11-12). Sin embargo el conjunto insular movió el balón con criterio y se alió con el acierto en la larga distancia (8/13 en triples al descanso) para comenzar a sumar de tres en tres, ‘Marcelinha’ incluida sobre la bocina del primer acto (29-20).

El Canarias disfrutaba entonces de su mejor versión, lo que se tradujo en un parcial de 16-4 para poner a su rival contra las cuerdas (38-22), con la dupla Huertas-Salin haciendo estragos (44-31, tras dos triples del finés). Aún así, el grupo de Dario Gjergja no se dio por vencido, y reaccionó aprovechando los balones interiores a Buysschaert y la explosividad de McIntosh al cuatro para reducir distancias camino del receso.

Tras la pausa y después de una asistencia magistral de campo a campo de Huertas para cerrar la primera mitad (48-37), el Oostende se mantuvo muy terco en sus aspiraciones. Irrumpió Djordjevic, hasta entonces casi inédito, y Desiron volvió a anotar otra vez con demasiada facilitad en la pintura.

El buen hacer visitante al rebote (ocho capturas más al cierre del tercer cuarto) y los errores en el triple (0/6 tras el paso por vestuarios) minaron un poco al Iberostar Tenerife, hasta el punto de que los belgas llegaron a situarse a solo dos puntos (64-62) y desperdiciaron desde el 4,60 varios tiros libres para voltear del todo el guión.

En esa tesitura, con el partido cuesta arriba, el Canarias tuvo la paciencia y la calidad suficientes para salir del embrollo. Un mate de Aaron White y un triple posterior del de Iowa, los libres de Sasu y Gio y un acierto clave de Álex López desde el 6,75 dieron resuello a los anfitriones, que estiraron su renta hasta los 11 puntos (76-65) para enfilar ya los últimos minutos a favor de corriente.

La clase de Huertas en la dirección y el criterio del bloque para mover el balón hicieron ya el resto hasta el 85-75 definitivo. Los aurinegros viajarán la próxima semana a Oostende con el 1-0 en la serie y con la lección aprendida, consciente de que tendrán que emplearse a fondo para sacar adelante la eliminatoria ante un rival bien dirigido y que puede ser realmente peligroso.

Nota de prensa Iberostar Tenerife