Año 2020, cuando el coronavirus paralizó el baloncesto

por Roberto Anidos publicado en Europa

El año 2020 será recordado para siempre por la pandemia del coronavirus que asoló el mundo en general y al baloncesto en particular, obligando una cascada de competiciones canceladas. Está claro que será un año para la historia

Hay muy pocas competiciones en Europa que vayan a intentar terminar la temporada en un formato corto, son la liga BBL alemana, la acb española y la Winner League israelí. El resto han decidido bajar el telón a la espera de que la próxima temporada se pueda disputar con cierta normalidad. En Estados Unidos, la NBA también tiene visos de terminarse a lo largo del verano.

El baloncesto del 2020 quedó marcado cuando se aplazaron los Juegos Olímpicos al 2021, y cuando EuroLeague decidió dar por terminadas sin proclamar campeón tanto su primera competición como su segunda, la EuroCup. FIBA ha aplazado el final de la Champions League para después del verano en un intentó de finalizarla antes de que comience la siguiente edición.

En las grandes ligas europeas, vemos como Italia canceló su Lega, sin campeón ni ascensos ni descensos, dejándonos con la duda de si la Virtus Bolonia, claro líder en la regular, volvería muchos años después, a poder ser campeón transalpino, en Turquía también cancelaron sin campeón ni ascensos ni descensos, con el Anadolu Efes como equipo más perjudicado, los azules estaban ante su posible año de gloria tanto en la competición doméstica como en la EuroLeague, y en la VTB-League también dieron todo por cancelado sin campeón alguno, aunque respetaron la clasificación para decidir que el Khimki optará a la EuroLeague, aunque después con la cancelación de la máxima competición europea, EuroLeague decidió mantener a los mismos 18 equipos para la temporada que viene.

En Grecia se canceló, decidiendo que no hubiera descensos, pero sí proclamó campeón de la HEBA al Panathinaikos por votación de los clubes integrantes, en Francia dieron por terminada la temporada sin campeón ni descensos, en Lituania, cancelaron la LKL y le dieron el título al Zalgaris Kaunas, que realmente dominaba a placer la regular, y en Polonia tomaron la decisión de cancelar, proclamando campeón al Stelmet Zielona Gora, que era el líder la regular cuando se paró la competición. En Ucrania pararon, y le dieron el título a Dnipro, y en Chipre la cancelaron si proclamar campeón.

En los Balcanes, la ABA Liga terminó sin campeón, y decidieron que repitan los mismos equipos de este año, pero si permitió ascensos desde la segunda categoría. A nivel doméstico, en Croacia dieron por terminada la temporada sin campeón ni ascensos, en Serbia cancelaron, proclamando campeón al Borac Cacak, que era el líder cuando se paró la competición, en Eslovenia cancelaron sin campeón ni descensos, y en Bosnia cancelaron decidiendo que el Igokea fuera el campeón.

En Bélgica se canceló, proclamando campeón al Oostende, que dominaba la regular cuando se sufrió el parón, y en los Países Bajos se canceló sin campeón, aunque se decidió respetar la clasificación para otorgar plazas europeas.

En Inglaterra dieron por cancelada la temporada, sin campeón, y en Irlanda la cancelaron, proclamando vencedor al Belfast Star. Nuestra vecina Portugal canceló sin campeón ni descensos.

Por el norte, Islandia canceló, y por el momento no han tomado más medidas. Suecia canceló, proclamando campeón al Boras, líder cuando se paró la competición. En Finlandia pararon y no han tomado más medidas por el momento, y en Dinamarca también pararon y no se han decidido aún si elegir a un vencedor.

Por el centro Europa, Suiza canceló sin proclamar campeón. Austria también, sin campeón, República Checa, cancelada sin tomar más medidas, Eslovaquia la paró, pero con la idea de reanudarla la temporada que viene, y Hungría, cancelada sin campeón.

Un resumen asolador, donde gran parte del baloncesto europeo se vio abocado a cancelar la temporada por causa del coronavirus. Un 2020 que dejará un infausto recuerdo.

Fuente: gigantes.com · Foto: basquetplus.com