Baylor y Notre Dame pasan a la final de la #WFinalFour

por Carlos rodriguez publicado en América Femenino Análisis

La canaria Maite Cazorla se ha despido de su periplo universitario, sus Oregon Ducks no han podido contra Baylor. En la otra semifinal Notre Dame se impuso a UConn

Tampa se ha convertido en el nuevo templo del baloncesto femenino, donde los datos de afluencia de público en el Packed House asistieron más de 20.000 espectadores, el baloncesto femenino esta muy vivo y sigue creciendo a pasos agigantados

Packed House durante la #WFinalFour Foto: NCAA WBB

La tarde noche comenzó con la semifinal con la clara favorita para levantar el título de campeonas de la NCAA W, donde Oregon le puso las cosas muy difíciles.

Oregon y Baylor nos reglaron un partido de auténtica fantasía, a priori mucho más igualado de lo esperado, es más por momentos las de verde dominaron el encuentro, pero el mayor talento individual de las de blanco terminó por decantar el partido, donde Kalani Brown con 22 puntos y 7 rebotes y Lauren Cox con 21 puntos, 11 rebotes y 7 asistencias. Estas fueron las jugadoras que llevaron la batuta ofensiva, Chloe Jackson no tuvo la tarde acertado en la parcela ofensiva, pero ayudo con 7 rebotes y 6 asistencias. Sorprendió la aportación de Didi Richards con 15 puntos. En Oregon a pesar del desacierto de Sabrina Ionescu con (6-24 den tiros de campo), terminó con con 18 puntos, 4 rebotes y 6 asistencias. Satou Sabally y Erin Boley aportaron 16 y 14 puntos respectivamente. La isleña Maite Cazorla con 9 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias. El resultado final fue de (67-72).

En la otra final UConn  y Notre Dame nos regalaron un partido muy físico y bonito donde hubo un festival debajo de los aros, donde sumaron entre los dos equipos 13 tapones, 8 para las de UConn y 5 para Notre Dame. Napheesa Collier fue la pesadilla de Notre Dame y fue la jugadoras que hizo soñar a UConn con llegar a la final, acabó con 15 puntos, 13 rebotes y 4 tapones, Katie Lou Samuelson se fue hasta los 20 puntos y 6 asistencias, mientras que Christyn Williams sumo 19 puntos, en Notre Dame la unión entre Arike Ogunbowale y Jessica Shepard fue pura poesía en movimiento, acabaron con 23 y 20 puntos respectivamente, eso si Shepard fue la auténtica asesina silenciosa sumando 13 rebotes y 7 asistencias, entre esta y Brianna Turner dominaron los aros, esta última fue una auténtica amazona defendiendo su aro y terminó con 15 puntos, 15 rebotes y 5 tapones. El partido finalizo con resultado final de (76-81) para Notre Dame.

La final será el próximo domingo