Casademont Zaragoza busca asegurarse ventaja de campo ante el PAOK

por Roberto Anidos publicado en Basketball Champions League Previa

El conjunto aragonés recibe al PAOK BC en su último encuentro como local de la fase de grupos de la Basketball Champions League (miércoles, 18.30 horas). Tras asaltar el liderato la pasada jornada en Dijon, los rojillos quieren sumar un nuevo triunfo continental para defender ese puesto que les permita tener ventaja de campo en las eliminatorias y cerrar de la mejor forma posible la fase regular ante su afición

Casademont Zaragoza celebra el día de San Valero, patrón de su ciudad, recibiendo a un club histórico del baloncesto europeo. Los de Porfirio Fisac, que no podrá contar con Javier Justiz ni con Renaldas Seibutis, se enfrentan a un PAOK B.C. que cierra el grupo con 4 victorias y 8 derrotas, ya sin opciones de clasificarse para los octavos de final de la Basketball Champions League. Los helenos quedaron ya matemáticamente sin opciones tras caer hace dos semanas en casa ante JDA Dijon (77-84) y de manera cruel y sobre la bocina en su visita al Happy Casa Brindisi (93-91) la pasada jornada. Un resultado que, sin embargo, demuestra su peligro, sumado a las dos victorias a domicilio que ha conseguido en sus visitas al Telekom Baskets Bonn (83-85) y al Neptunas Klaipeda (80-86).

Además, el equipo que dirige Kostas Charalampidis ya fue capaz de derrotar a Casademont Zaragoza en Tesalónica, haciéndolo además con solvencia (93-78), en una exhibición de su hombre más destacado, Adam Smith (18.1 puntos, 40.2% triples). El escolta estadounidense es la referencia ofensiva de un plantel que ha cambiado mucho desde el precedente de la primera vuelta. Los griegos incorporaron hace ya varias semanas a los exteriores Shannon Shorter y Bobby Brown, este último con una gran experiencia en la NBA y al más alto nivel europeo. Y este pasado fin de semana realizaron más cambios en su plantilla, cortando a Zach Knowles y Antwaine Wiggins para sustituirlos por MJ Rhett y JaCorey Williams. Ambos debutaron ya el lunes en la derrota que PAOK sufrió frente al Panathinaikos (117-79) en la A1 Ethniki, donde los de Salónica marchan en la penúltima posición.

Así las cosas, el cuadro heleno llega a Zaragoza ya sin presión, lo que les puede convertir en un rival más peligroso, aún si cabe. Una circunstancia ante la que Casademont Zaragoza deberá imponer su ambición y objetivo de acabar en el primer puesto de grupo, además de competir en casa ante su ‘marea roja’. Por eso, el entrenador ayudante Sergio Lamúa no quiere dejar ningún espacio a la relajación: “Tenemos que estar muy concentrados para poder parar todas esas individualidades que ellos tienen”, advierte el técnico zaragozano. “Si no estamos mentalizados son jugadores que nos pueden hacer mucho daño”, señala refiriéndose especialmente al renovado perímetro de su rival. No obstante, ante su público, los rojillos esperan mantener su buena línea y hacer su trabajo: “Lo afrontamos con la intención de ganar para asegurarnos el tener al menos ventaja en la primera eliminatoria”. Un premio importante aparejado en la que sería su novena victoria europea.

Nota de prensa Casademont Zaragoza