El baloncesto, un deporte de estadísticas

Roberto Anidos
por Roberto Anidos publicado en Noticias

El baloncesto seguramente sea uno de los deportes en los que más datos se manejan, desde cuantos puntos ha anotado cada jugador al tiempo que ha pasado en la cancha o el rendimiento de un equipo cuando juega como local o visitante

No hay duda de que las estadísticas son muy importantes, desde los resúmenes de los partidos a los análisis previos, los datos de cada jugador y equipo son el principal método para medir el rendimiento de cada uno. En parte es acertado porque muestra la regularidad al final de un periodo determinado y por eso se habla de puntos, asistencias, rebotes y robos que ha tenido un jugador durante su temporada, además de su valoración personal después de cada choque, algo que se extrapola también a los equipos.

De hecho, gracias a las estadísticas, podemos realizar pronósticos bastante acertados que permiten tanto al aficionado como a los propios analistas de los partidos saber en cierta medida qué actuación va a tener cada uno de los jugadores que se enfrentan en un encuentro de la NBA, por ejemplo.

Sirven para medir y crear un baremo

 


“182407392_Warriors_Sixers0160” by  (CC BY-ND 2.0)

En el cada vez más abierto campo de las apuestas es muy común basar los pronósticos en las estadísticas previas. Por ejemplo, si Stephen Curry lleva dos partidos seguidos anotando más de 25 puntos, parece casi seguro que repetirá esa actuación en su siguiente choque. Sobre todo porque, además, es un hombre que acostumbra a estar en pista más de 35 minutos por encuentro, tiene un gran porcentaje de triples y tira en torno a 20 lanzamientos a canasta por choque.

Precisamente, en base a las jugadas del propio Curry y sus números, se podría determinar que ante algún equipo que se le dé especialmente bien, los Golden State Warriors anotarán más de 105.5 puntos, cifra que acostumbran a superar con facilidad. Para realizar este tipo de apuestas es fundamental conocer bien las estadísticas, algo que también ocurre con las personas familiarizadas con los juegos de casino gratis, como pueden ser el blackjack o la ruleta, en donde la probabilidad se usa con relativa asiduidad para conocer las posibilidades de ganar.

Otro punto a favor de que las estadísticas tengan un peso tan importante dentro de este deporte es el hecho de que ayudan a resumir la importancia de cada individuo en su equipo, además de la de estos en la competición en cuestión que disputen. Una manera de otorgar los méritos merecidos a cada uno de una forma más cuantitativa que otra cosa.

No miden los puntos calientes de los partidos

Aunque, habrá detractores que se quejarán de que estos números son importantes, pero no lo suficientemente específicos como para tomarlos enserio. Los puntos en los momentos calientes de los duelos oficiales son mucho más relevantes durante una campaña que los anotados en un encuentro sin tensión. Y así ocurre con el resto de los apartados estadísticos, lo que en parte tiene cierta razón.

Lo que está claro es que no se puede medir lo bueno que es un jugador o un equipo en números que nos den exactamente ese dato. Por lo tanto, a día de hoy parece que este tipo de mediciones son las más correctas para conocer en el baloncesto qué jugadores han destacado más en una temporada o en un tiempo determinado.