El Barcelona gana con sufrimiento en Berlín (80-84)

por Roberto Anidos publicado en Crónica Euroleague VIDEO RESUMEN

El Barça ha ganado al ALBA para seguir con su récord de triunfos consecutivos y subir la racha a ocho duelos, aunque tuvo que sufrir y vivir de la mejor versión de Álex Abrines para superar a un conjunto de Aíto García Reneses que luchó hasta el final

Con 79-82 en el marcador Luke Sikma sólo pudo anotar un tiro libre para el ALBA, después Kyle Kuric anotó cómodo una contra tras una buena salida de la presión del Barça desde el fondo de pista y Sikma falló el triple final que podría haber inquietado al Barça. Así fueron los últimos 20 segundos de un partido con muchas alternativas en el marcador.

Finalmente, los 17 puntos en apenas 20 minutos de juego de Álex Abrines fueron la clave de un triunfo muy peleado del Barça, que tuvo que remontar los 11 puntos de desventaja que tenía al inicio del tercer cuarto. Empezó fuerte el equipo de Svetislav Pesic pero tuvo que bajar al barro y saber luchar y sufrir para terminar con una medio sonrisa en sus bocas.

Ya clasificados en la pasada jornada, el Barça lucha por terminar la Fase Regular en lo más alto y esta victoria es un paso más en esa dirección. Como en el duelo del Palau Blaugrana de la primera vuelta, el Barça sufrió los envistes de un ALBA Berlín liderado esta noche por el base islandés Martin Hermannsson, con 17 puntos, y con el liderazgo de un Luke Sikma que perdió fuelle cuando más le necesitaba el equipo.

Los blaugranas llegan a su octava victoria consecutiva y siguen alargando su mejor racha particular en la Euroliga. El triunfo número 21 de la temporada llegó tarde, labrado en un último cuarto que fue una acordeón y en que los triples de Abrines o de Malcolm Delaney compensaron el mal hacer de los blaugranas en la pintura, donde ni Ante Tomic ni Nikola Mirotic pudieron con Sikma o Landry Nnoko.

Fue un partido del que sacar buenas conclusiones para un Barça que se relajó demasiado tras ponerse 9 puntos arriba en el primer cuarto. Pero se pasó del 18-27 tras los primeros diez minutos al 46-38 del descanso después de un 28-11 en el segundo cuarto, en una bajada de brazos que hizo que Svetislav Pesic preguntara a los suyos, en un tiempo muerto, si realmente querían ganar este duelo.

Quisieron, y mejoraron con creces. Tras el descanso empezó una ligera y trabajada remontada, con un 16-28 en el tercer periodo que fue la clave de todo, ya que el cuarto final estuvo más que igualado. Buena defensa, una mejora en la captura del rebote –aunque fue mejor el equipo berlinés– y una mayor clarividencia arriba llevaron al Barça a su octava victoria y a poder cerrar su gira a domicilio invicto.

ep · foto: euroleague media