El Barcelona supera al final al Bayern Munich (83-80)

por Roberto Anidos publicado en Crónica Euroleague VIDEO RESUMEN

El Barça batió por 83-80 al Bayern de Múnich, penúltimo clasificado de la Euroliga y que cerca estuvo en el Palau Blaugrana de cortar la racha de ocho victorias seguidas del equipo catalán, renacido de su ‘KO’ temporal por el liderazgo de Nikola Mirotic hasta salvar la papeleta

Los 28 puntos del citado Mirotic, junto a 16 de Cory Higgins, permitieron remontar una cita que parecía perdida entre los locales. A falta de 3:40 para acabar el tercer cuarto, estaban 17 puntos abajo e iban a la deriva, hacia un inesperado tropiezo. Pero una defensa férrea, que no se había visto en todo el día, se unió a la aparición del hispano-montenegrino para fraguar el renacer culé.

La clave del susto para el equipo de Svetislav Pesic estuvo en un tercer periodo para olvidar. Se abrió con un 6-24 para los alemanes e incluyó un 0-14 que solo pudo detener, tras varias defensas inexistentes y ataques incomprensibles, la línea de tiros libres en manos de Mirotic.

Con él, y con Kuric, el Barça encontró un 7-0 con el que maquillar esa paliza pero igualmente el cuarto se saldó con un 15-27 apabullante. Y ello pese al 42-41 del descanso en una primera parte soporífera. En vez de dar el partido por muerto, el Barça escuchó a su afición e intentó apretar.

Estaban rozando el ridículo y, por mucho que estén ya clasificados para los ‘playoffs’, se jugaban ir como cabeza de serie. Y, con esa mentalidad y con el ‘chip’ cambiado, ofrecieron su mejor cara para pintar una remontada de ensueño, de las que hacen vibrar a un pabellón y despertar de golpe, al hilo del infarto, a un Bayern que soñaba con asaltar un feudo histórico.

Mirotic en modo ‘All-Star’ fue suficiente. Tuvo ayuda puntual, sí, pero el hispano-montenegrino se puso el equipo a sus espaldas. “Balones a mí”, pidió en un tiempo muerto, y se atrevió hasta con triples de 8 metros.

Entraran o no esos lanzamientos, pues falló uno, sus puntos fueron los que le dieron la vuelta al marcador. Y el Barça, a falta de 12.5 segundos, ganaba por 80-77 un duelo que había llegado a tener muy cuesta abajo (48-65).

Con el Palau enchufado y un Barça que si hubiera jugado la mitad de bien que en los minutos finales durante todo el partido hubiera ganado sin despeinarse, el equipo catalán renovó su abono de victorias y suma ya nueve consecutivas.

Recibiendo faltas, anotando triples, sumando a los suyos al carro del triunfo, Mirotic celebró su ‘MVP’ de febrero pidiendo ya el de marzo. Fue Pierre Oriola, con un triple, quien volteó el marcador, pero sin Mirotic no hubiera sucedido lo que se vio en el parqué blaugrana.

fuente: ep · foto: euroleague media