El Coosur Real Betis vuelve a reinar en Andalucía un decenio después (74-71)

por Roberto Anidos publicado en ACB Contenidos Crónica

El conjunto bético protagonizó una gran remontada que le sirvió para hacerse con la Copa Andalucía ante Unicaja diez años después de su último triunfo

El Coosur Real Betis ganó por 74-71 al Unicaja y conquistó al calor de su gente una Copa de Andalucía que se le resistía desde los tiempos de Joan Plaza, hace un decenio, tirando de defensa y gracias al partidazo de la dupla formada por el estadounidense K.C. Rivers y el nigeriano Ebuka Izundu.

Los pupilos de Curro Segura, recién ascendidos a la Liga Endesa, derrotaron con justicia al Unicaja merced a un canastón del alero exmadridista Kevin Creswell Rivers -autor de 22 puntos- a tres segundos para el final, después de que, con empate a 71, no tuviera reparos en asumir la responsabilidad cuando más quemaba la pelota.

De salida, 2-7 para los hombres de Luis Casimiro, una renta que los de Segura no tardaron demasiado en contrarrestar (7-7) tras varias malas decisiones en ataque de los costasoleños.

Un 2+1 de Izundu, que suplía al macedonio Whittington, con dos faltas a las primeras de cambio, adelantó por primera vez a los sevillanos a tres minutos del final del primer acto (10-9).

A su conclusión, 16-18 para Unicaja, mucha igualdad y más errores que aciertos en ambos conjuntos.

Ya en el segundo, el Unicaja trató de castigar a los locales con balones interiores, algo que hasta el momento no había hecho (17-22 y 19-22, tras varios aciertos de Thompson).

Tirando de galones, K.C. Rivers intentó meter en el pleito a un conjunto que comenzaba a errar más de la cuenta, fallos que explicaban el 23-30 del minuto 18.

El canadiense Melvin Ejim, alero del equipo cajista, obligó desde los 6,75 metros al técnico verdiblanco a parar un choque que a sus hombres se les escapaba por momentos (23-33) y que llegó al descanso, tras un triple de Sipahi, con una ventaja de ocho puntos para los malagueños (28-36, m.20).

En la reanudación, con el debutante Nacho Martín en pista, hubo rentas más o menos cómodas para los de Casimiro (33-40), aunque de nuevo la puntería de Rivers, el más determinante y acertado en el bando sevillano, dejó esa desventaja en casi nada (36-40).

Puntito a puntito, el Unicaja seguía controlando la situación sin hacer nada del otro mundo (39-51, tras un parcial de 3-9), una diferencia de doce puntos que otra vez obligó a Curro Segura a pedir tiempo muerto.

El Coosur Betis seguía sin dar con la tecla, sobre todo en ataque, aunque anotaron de tres en tres y ello les hizo soñar con la remontaba (49-56).

Con todavía un cuarto por delante (53-59, m.30) había partido y los béticos siguieron con su reacción, sobre todo tras una canasta de Obi (55-59) y un canastón desde muy lejos de K.C. Rivers (58-59).

El estadounidense, segundos después, asistió a Izundu para que su equipo volviera a estar por delante en el luminoso muchos minutos después (61-59), en una fase en la que nada le salía al Unicaja, cada vez más lejos del triunfo (63-60 y 65-62).

El polaco A.J. Slaughter, en el minuto 38, anotó una canasta con tintes casi definitivos para los intereses locales (69-65). Sin embargo, dos malos ataques béticos le daban vida a los malagueños al borde del último minuto (69-70).

Whittington adelantaba a los suyos a 30 segundos para la conclusión (71-70) y Ejim empataba (71-71), si bien, sin tiempo ya para la reacción cajista, K.C. Rivers anotó el triple que hacía justicia a lo sucedido durante el tiempo reglamentario (74-71).

74 – Coosur Betis (16+12+25+21): K.C. Rivers (22), Sipahi (7), Malmanis (-), Conger (1) y Whittington (8) -cinco inicial-, Izundu (15), Obi (2), Martín (3), Oliver (4), Slaughter (11) y Almazán (3).

71 – Unicaja (18+18+23+12): Avramovic (2), Gerum (2), Adams (11), Ejim (17) y Waczymski (6) -cinco inicial-, Díaz (1), Suárez (2), Fernández (4), Toupane (11), Elegar (4), Thompson (7) y Guerrero (4).

Contenidos efe • Foto: Real Betis