El Herbalife Gran Canaria se ahoga en la orilla (80-84)

por Roberto Anidos publicado en Sin categoría

Los amarillos mostraron una mejor cara pero no pudieron hacerse con el triunfo ante Unicaja

Revolucionaba Porfi Fisac el quinteto inicial, dando entrada a John Shurna en el puesto de ‘tres’ acompañado por fuera por Albicy y Dimsa, y con la pareja Wiley-Costello en la pintura. Un ‘cinco’ con altura para igualar el físico y los centímetros de Unicaja.

Albicy abría fuego anotando desde más allá de 6,75, pero era Unicaja quien entraba al partido más entonado. Cerraba bien el rebote en algunas ocasiones el ‘Granca’, pero los malagueños eran capaces de sumar en segundas oportunidades. Dos triples seguidos de Díaz y Bouteille (3-8, minuto 3) permitía al Unicaja separarse en el marcador.

El parcial de 0-8 del equipo visitante era bien respondido por un Herbalife Gran Canaria enchufado con Albicy como punta de ataque. El francés sumó seis de los primeros ocho puntos del equipo y asistió la otra canasta, obra de Wiley. La puesta en escena del ‘Granca’ era positiva y sabía competir ante Unicaja en los compases iniciales. La defensa de Beqa en el poste, y antes el poderío de John en el rebote, resultaban vitales. Un triple de Ferrari ponía siete de ventaja para los locales, pero Brizuela recortaba distancias antes del término del primer acto (21-16).

Era Brizuela precisamente quien anotaba primero en el segundo cuarto. La remontada malacitana no tardó en producirse, y con un parcial de 0-9 (21-25, minuto 13) le daba la vuelta al marcador. Brizuela superaba a Ferrari en el emparejamiento en el lado claretiano, y Unicaja atacaba con comodidad la defensa isleña.

La diferencia en el tiro exterior era clara, con varios jugadores visitantes siendo capaces de ver aro desde más allá de 6,75. Por dentro, la batalla andaba algo pareja, pero los de Luis Casimiro se imponían y, sobre todo, materializaban sus segundas oportunidades. La renta llegó a ser de ocho puntos (27-35, minuto 17) tras dos canastas de Guerrero y Alonso. Peleaba el ‘Granca’ pero lo hacía a contracorriente, sin la claridad necesaria como para sumar en ataque con constancia. Alonso sumaba de dos para poner la máxima diferencia antes del descanso (32-41).

PELEA, PERO SIN CONSTANCIA
Axel Bouteille metía de tres en el primer acierto del tercer cuarto y amenazaba con romper el partido. El guion empezaba a parecerse al de los últimos envites del equipo claretiano. Respondía de tres Albicy con su tercer triple, pero dos canastas consecutivas de Thompson (35-50, minuto 23) forzaban a Porfi Fisac a pedir tiempo muerto para intentar enmendar el camino que parecía tomar el choque.

Reaccionaba el ‘Granca’ tras varias buenas defensas y con un nuevo acierto exterior de Andrew Albicy. El parcial de 7-0 lo culminaba Jacob Wiley con un poderoso mate a pase de Ferrari (42-50, minuto 25) y era entonces Luis Casimiro quien optaba por parar el partido para frenar la remontada claretiana. Los amarillos llegaban a ponerse a tan solo cuatro puntos (48-52, minuto 27) con el quinto triple de Albicy. Replicaba Unicaja por mediación de Brizuela y Thompson, también desde más allá de 6,75. El choque se convertía entonces en un constante intercambio de triples, con el ‘Granca’ intentando recortar distancias en el luminoso. Un triple de Fabio Santana dejaba a los isleños a tan solo cuatro puntos a falta del último cuarto (60-64).

Un tiro libre de Burjanadze acercaba un poco más a un Herbalife Gran Canaria que entraba a los instantes decisivos con sus opciones de victoria intactas. Sin embargo, Unicaja apretaba y aprovechaba errores defensivos de los amarillos para poner tierra de por medio. Nzosa, tras rebote (63-73, minuto 33) colocaba otra vez una diferencia en el marcador de dobles dígitos. Lo tenía que parar Porfi Fisac con 6:35 minutos por disputarse y diez puntos de separación entre un equipo y otro.

Reaccionaba nuevamente el ‘Granca’, que funcionaba a cortos y pequeños arreones de garra y buenos ataques. Un triple de Dimsa y una canasta bajo el aro de Wiley volvía a apretar las cosas. No renunciaba el Herbalife Gran Canaria a luchar hasta el instante final. Sin embargo, era un ‘quiero y no puedo’ el de un Granca incapaz de encadenar, con constancia, buenas defensas. Rubén Guerrero palmeaba un fallo de Abromaitis (72-82, minuto 38) y volvía a colocar la ventaja malagueña en diez puntos con 2:42 minutos por disputarse.

Lo volvió a pelear el ‘Granca’, recortando distancias y teniendo opicones hasta el último minuto, pero los amarillos nadaron para acabar ahogándose en la orilla. Quinta derrota del curso en Liga Endesa.

nota de prensa Herbalife Gran Canaria