El Herbalife Gran Canaria se impone en un festival de puntos (107-102)

por Roberto Anidos publicado en ACB Crónica Notas de Prensa ACB VIDEO RESUMEN

Los amarillos lograron el triunfo ante un gigante Retabet Bilbao Basket en la prórroga

Andrew Albicy, Amedeo Della Valle, Stan Okoye, Beqa Burjanadze y Matt Costello fueron los primeros cinco escogidos por Porfi Fisac en el estreno del nuevo proyecto claretiano. Sin público en la grada, con estrictas medidas de seguridad, y en un contexto atípico, Herbalife Gran Canaria abría la Liga Endesa recibiendo al RETAbet Bilbao Basket de Ondrej Balvin.

Fue Kulboka, ala-pívot rival, quien abría el marcador anotando tras rebote ofensivo. El rebote sería, precisamente, uno de los puntos débiles del equipo claretiano en el transcurso del partido. Sin embargo, los de Fisac mostraron muchas otras armas defensivas, secando al conjunto bilbaíno y ampliando la distancia con un acertado Matt Costello (8-2, minuto 3) en los compases iniciales.

Stan Okoye recogía el testigo, firmando dos triples casi consecutivos y disparándose hasta los 8 puntos en su cuenta personal. El nigeriano asumía responsabilidades ofensivas y ponía la máxima diferencia en siete puntos. Los de Mumbrú iban encontrando poco a poco su sitio en el ritmo de juego. La falta de acierto exterior la suplían con superioridad en la pintura. Tal era que Costello y Wiley se veían rápidamente lastrados con dos faltas cada uno, teniendo que jugar Olek Balcerowski como tercer pívot en la rotación solo en el primer cuarto. Una canasta de mérito del polaco, y un triple de Beirán, cerraban el acto inicial con buenas sensaciones en el lado amarillo (25-19).

No le sentó bien al ‘Granca’ el parón entre cuartos. El RETAbet Bilbao Basket inauguró el segundo acto convirtiendo dos bandejas consecutivas muy fáciles ante la mirada de la defensa claretiana. Fisac apretaba desde la banda y encontraba respuesta a su acicate en ataque. Con Della Valle y Okoye de nuevo sobre el parqué, los grancanarios anotaban con mayor fluidez (33-28, minuto 14) para mantener la ventaja claretiana.

El conjunto vasco, no obstante, peleaba bien para evitar que se abrieran brechas significativas. Okoye seguía a lo suyo y se iba hasta el 4/4 en triples, dinamitando el choque. La defensa isleña brillaba y asfixiaba a los bilbaínos (52-39, minuto 19) forzando el tiempo muerto de Mumbrú a poco menos de dos minutos del descanso. Un triple en transición de Kulboka permitía a los visitantes respirar algo más tranquilos al descanso (53-43).

PRÓRROGA Y VICTORIA
Fisac implementaba cambios tras la reanudación con la pareja de bases Albicy-Ferrari en pista y con los pívots Wiley y Costello formando dúo interior en una formación inédita a lo largo de la primera mitad.

La intensidad de Jacob Wiley impulsaba a un Herbalife Gran Canaria que volaba sobre el parqué del Arena dispuesto a romper el choque de una vez por todas. La renta local llegó a ser, nuevamente, de 14 puntos (59-45, minuto 23). En ese momento, una técnica a Andrew Albicy por protestas cambió ligeramente el rumbo del choque. Los visitantes conseguían meterse en el partido cargando el rebote y aprovechando los constantes viajes al tiro libre.

Cinco puntos consecutivos del polaco Zyskowski (72-65, minuto 27) apretaban el choque en un parcial de 3-12 favorable a los norteños. El Herbalife Gran Canaria pasaba por su momento más gris en labores ofensivas y esto lo aprovechaba un RETAbet Bilbao Basket lleno de ánimos. Rousselle clavaba cinco puntos consecutivos (77-75, minuto 29) para acercar a los suyos a tiro de una canasta con poco más de un minuto por jugarse en el tercer cuarto. Una gran acción de 3+1 de John Shurna inflaba de oxígeno a los locales a diez minutos del final (83-77).

El equipo vasco había logrado la remontada anotando de tres. Y aunque Kulboka abría fuego en la batalla final clavando un triple, a los de Mumbrú se les hizo de noche. Sus exteriores no acertaban en tiros liberados y lo aprovechaba el ‘Granca’ para lograr un parcial de 7-0 (90-80, minuto 34) que obligaba al banquillo visitante a parar el choque para intentar reactivar a los suyos.

La escuadra visitante hizo buen eso del tiempo de reflexión. Un parcial de 0-5 apretaba nuevamente el tanteo. Un 3+1 de Okoye estiraba un poco más la ventaja claretiana, pero los bilbaínos no le perdían la cara al partido. Hakanson sumaba desde más allá de 6,75, Brown firmaba un 2+1 y Balvin transformaba dos tiros libres (94-93, minuto 38) para poner en un pañuelo el partido.

Los últimos instantes del encuentro no fueron aptos para cardíacos. Hakanson, que empató el choque con un triple, erraba en el siguiente ataque vasco un lanzamiento que les podía poner por delante en el luminoso. Della Valle tuvo dos tiros libres para prácticamente sellar el triunfo, pero los falló. Rousselle empataba con una gran penetración y Costello, sobre la bocina, no lograba dar el triunfo a los locales (98-98).

Burjanadze estrenó la prórroga con un triple. Los cinco minutos transcurrieron con el ritmo propio del cansancio, de los nervios y de estar en juego el primer triunfo de la temporada. Los bilbaínos sumaban desde la línea de 4,60. Con el partido en un puño, Burjanadze anotaba otro triple para colocar el 106-102 en el electrónico a falta de un minuto y diez segundos del final.

El georgiano acabó siendo clave en el triunfo final de los amarillos, que abren la Liga Endesa de la mejor forma posible.

nota de prensa Herbalife Gran Canaria