El Iberostar Tenerife se lleva el derbi (87-108)

por Roberto Anidos publicado en ACB Crónica

Tras una primera mitad muy igualada, la defensa del Iberostar Tenerife se impuso desde el tercer cuarto 

Con Oliver Stevic tocado, Porfi Fisac arrancó el derbi canario ante el Iberostar Tenerife con Olek Balcerowski en pista. El canterano, que llegó a Gran Canaria con 13 años, estrenaba titularidad en una cita de esta enjundia.

Su presencia en los compases iniciales del partido se hizo notar. Suyos fueron los primeros cuatro puntos del equipo claretiano en el arranque del choque. Los aurinegros mandaban en el marcador, pero el conjunto claretiano mostraba una versión sólida. Los chicos de Vidorreta amenazaban con exhibir su lado más ofensivo pero el ‘Granca’ no le perdía la cara a la propuesta. Okoye la hundía (10-13, minuto 4) tras un buen ataque colectivo para recortar distancias tras las primeras ventajas laguneras.

El Herbalife Gran Canaria entró entonces en ebullición. El internacional nigeriano, junto a un Sean Kilpatrick sobresaliente, le dieron la vuelta al marcador. El escolta estadounidense clavó dos triples consecutivos (22-15, minuto 7) para consolidar un parcial de 12-0 que permitió al ‘Granca’ tomar la delantera. Iberostar Tenerife no encontraba la forma de parar el caudal ofensivo de los grancanarios, y en su ataque aprovechaban los mínimos errores amarillos para sumar (27-24).

Apenas tres puntos separaban a ambos equipos tras el término de un primer cuarto eléctrico marcado por el increíble nivel de acierto de los jugadores. Sin embargo, la escuadra local sufrió en el arranque del segundo acto. Un parcial de 2-10 llevó a Fisac a parar el partido (29-34, minuto 13) tras ver cómo los de Vidorreta recuperaban el control del choque.

Spencer Butterfield se hacía dueño y señor de lo que sucedía en el parqué, anotando con comodidad y haciendo jugar a su equipo. La ventaja visitante llegó a ser de siete puntos, igualando la máxima que también había disfrutado el ‘Granca’ anteriormente. Kilpatrick, entonces, volvió a llevar la voz cantante para enchufar a los suyos a base de triples. El americano cerró la primera mitad con 20 puntos. Cuatro seguidos, en una misma jugada, igualaban la contienda (51-51, minuto 18). Los canaristas lograban cerrar una primera parte de anotación compulsiva con una mínima ventaja (53-55).

AUMENTÓ EL NIVEL DEFENSIVO

El ‘Granca’ firmaba un increíble 8/11 en triples al descanso, por una serie de 6/12 de los tinerfeños. Era un auténtico festival y la defensa se antojaba clave, de aparecer, en la segunda mitad.

El arranque de tercer cuarto fue mejor en el lado aurinegro. Cavanaugh y Butterfield sumaban desde más allá de 6,75, y la defensa de los de Vidorreta empezaba a carburar. Una canasta de Fitipaldo bajo el aro provocaba el tiempo muerto de Fisac (57-68, minuto 23) viendo cómo la ventaja lagunera llegaba a los dobles dígitos.

Reaccionó el equipo amarillo con un corto parcial de 4-1 que dejaba la diferencia en ocho tantos. Sin embargo, varias pérdidas condenaban a un ‘Granca’ que sufría la mejor versión de un Spencer Butterfield desencadenado. Cinco puntos seguidos de Shermadini (65-81, minuto 28) completaban un parcial de 4-12 que dejaba los 16 puntos de diferencia en el luminoso. Iberostar Tenerife demostraba su mejor nivel defensivo y asfixiaba a un Herbalife Gran Canaria que sufría para mantener el listón anotador de la contienda (69-85).

A diez minutos del final, los de Porfi Fisac debían remontar 16 puntos. Para hacerlo, el conjunto claretiano debía mejorar sus prestaciones defensivas. Iberostar Tenerife mantuvo su plan de juego y no titubeó en hacerlo cumplir. Los amarillos intentaban recortar distancias pero el esfuerzo era insuficiente (76-93, minuto 33) ante un conjunto canarista que seguía concentrado en el camino a la victoria.

Las opciones locales se iban esfumando a medida que los minutos transcurrían y la diferencia seguía anclada en los 16 puntos. Llegó a ser de 19 antes de que Javi Beirán anotara su primera canasta de la noche, a lo que siguió un tiempo muerto televisivo. Restaban cinco minutos, pero los grancanarios carecieron de argumentos suficientes para detener el ataque lagunero.

Nota de prensa Herbalife Gran Canaria