El Real Madrid no puede ampliar su racha europea en Moscú (60-55)

por Roberto Anidos publicado en Crónica Euroleague VIDEO RESUMEN

El Real Madrid perdió en la cancha del CSKA de Moscú en el primer partido de la doble jornada que disputa en tierras rusas (el jueves visitará al Khimki) y pone fin a su racha de 13 victorias consecutivas en la Euroliga. Los blancos fueron superiores en el primer tiempo, donde llegaron ganar por 11 puntos, pero su rival remontó tras el descanso y acabó llevándose un partido de poca anotación. Campazzo (11 puntos y 18 de valoración) fue el más destacado de los de Laso, que recuperaron a Llull y Deck

Los blancos salieron muy sólidos de inicio. Defensa agresiva (gran trabajo de Campazzo sobre James y Tavares intimidando), dominio del rebote y acierto en el triple (4 en este cuarto), haciendo valer tres de sus puntos fuertes. Eso le llevó a tomar pronto las riendas del partido con Thompkins y el base argentino al frente del ataque (9 y 7 puntos respectivamente). Un primer cuarto que acabó 14-21 y un 6-24 de valoración, reflejando la superioridad madridista. Otra buena noticia en este tiempo fue la vuelta de Deck y Llull.

El Madrid siempre arriba
A los de Laso les funcionaba el plan de partido, aunque de haber acompañado el ataque en el segundo cuarto la diferencia hubiera sido importante, porque atrás seguían a un nivel muy alto. El CSKA solo pudo anotar 26 puntos en la primera parte, 10 de ellos de tiros libres. Hilliard era ahora el que tiraba de su equipo. Un triple de Reyes (su punto 3.001 en la Euroliga) puso la máxima de +11 en el 12´ (14-26), que se repetiría en más ocasiones en un cuarto marcado claramente por las defensas: 12-12 (26-33, min. 20). Un tanteo bajo entre dos de los mejores ataques de la competición.

En medio de la falta de lucidez en ataque de ambos equipos, apareció James para el CSKA. Ocho puntos suyos lideraron un parcial de 10-0 con el que los de Itoudis daban la vuelta al encuentro en el ecuador del tercer cuarto frente a un Real Madrid que estuvo sin anotar del 18´al 25´ (36-33). A partir de ese momento, el ritmo de partido se aceleró. Los blancos empezaron a replicar las canastas rusas con otras de Thompkins, el máximo anotador madridista hasta entonces (14), para llegar empatados al tramo final (43-43, min, 30).

El partido se decidió en el último minuto
Lo que restaba de encuentro fue ya una lucha de poder a poder, con más ganas que acierto. El guion no iba a cambiar a estas alturas. El más acertado se llevaría el gato al agua. El rebote y varias acciones de Hines permitían al CSKA ir por delante. El Real Madrid resistía con buenos minutos de Laprovittola para entrar 55-54 en el último minuto. Campazzo no acertó con el triple y en la siguiente jugada sí lo hizo Hilliard para el CSKA, que acabó sentenciando el partido desde la línea de personal (60-55, min. 40).

nota de prensa real madrid · foto: euroleague media