El Real Madrid pierde en Moscú en un final de locura (74-73)

por Roberto Anidos publicado en Crónica Euroleague VIDEO RESUMEN

Los blancos rozaron la victoria, pero se lo impidió un triple de Mike James a falta de dos segundos. Thompkins, máximo anotador del equipo con 15 puntos

No tuvo suerte el Real Madrid en su visita a la cancha del CSKA de Moscú. Los blancos, que jugaron un partido sólido, llegaron a tener +11 de ventaja en el primer tiempo, pero no pudieron lograr la victoria por culpa de un triple y un tiro libre de Mike James a falta de dos segundos. Tavares, con 25 de valoración, y Thompkins (15 puntos), fueron los más destacados de los de Laso en el Megasport Arena. Reapareció Taylor.

Laso sacó un quinteto con Laprovittola en la dirección y Thompkins de cinco, buscando un juego más abierto. El equipo respondió con un gran primer cuarto, descentrando a un CSKA Moscú que solo llevó la iniciativa hasta el minuto 5 gracias a su superioridad en la pintura con Shengelia y Milutinov (8-7). Tras ese periodo, el Real Madrid empezó a crecer de la mano de Thompkins y Deck en ataque. Entre los dos anotaron 14 de los 20 puntos de los suyos para arrebatarle el ritmo del partido a su rival y tomar la delantera con el paso de los minutos (17-20, min. 10).

El Madrid, mandando
Los visitantes dieron un estirón en el marcador con una salida en tromba en el segundo cuarto. Tavares neutralizó los puntos en la pintura del CSKA Moscú y en ataque el Real Madrid movió muy bien el balón. Siempre muy agresivo de cara al aro, encontró los triples de Llull (8 puntos) y Randolph (10), para un 8-16 de parcial con el que se alcanzó la máxima del encuentro: 25-36 en el 25´. Los de Itoudis, frenados en su perímetro hasta el momento y sin el control del rebote, tuvieron que aferrarse a la calidad de Mike James que, con 9 puntos, lideró la reacción local, dejando al descanso la misma desventaja que en el cuarto inicial (35-38, min.20).

La vuelta de vestuarios mantuvo la igualdad entre dos equipos que ofrecieron una dura batalla en ataque, con un continuo intercambio de canastas. Estuvo algo mejor el CSKA Moscú amparado en su dominio en el rebote y otra vez Mike James. El Real Madrid, sin el acierto por fuera del primer tiempo, encontró más soluciones cerca del aro. Deck fue el referente de los de Laso en este tercer cuarto, que terminó con 58-55 para los moscovitas.

El Madrid acarició el triunfo
Todo hacía presagiar un emocionante final y así fue. Llull, asumiendo la responsabilidad del equipo, y Tavares devolvían la delantera al Real Madrid; respondía Mike James para el CSKA Moscú, siguiendo con las alternancias en el marcador. Los blancos entraron 4 abajo en los últimos dos minutos de partido con el 70-66 y sin un jugador tan decisivo como Carroll, que se retiró cojeando en el 35´. Mostró carácter y fue a por la victoria. Y la tuvo muy cerca. Frenó a su rival en ataque (Tavares 4 tapones) pero tampoco acompañó la ofensiva blanca. Tuvieron varias posesiones para ponerse por delante hasta que lo consiguió con un triple de Thompkins a 22 segundos del final, que culminaba un 0-5 de parcial. Pero con el 70-71, Mike James se jugó un triple inverosímil a dos segundos que anotó con falta personal incluida para llevarse el triunfo (74-73).

nota de prensa Real Madrid · Foto: euroleague media